Autor: Figueruelo, Antonio. 
 Suárez lo anunciará en Barcelona. 
 Cooficialidad del catalán  :   
 Y un proyecto de régimen especial para Cataluña. 
 Pueblo.    03/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

SUAREZ LO ANUNCIARA EN BARCELONA

COOFICIALIDAD DEL CATALAN

Y un proyecto de régimen especial para Cataluña

BARCELONA (Crónica de Antonio FIGUERUELO para PUEBLO, de Madrid. )-La pasividad del

principal organismo de la oposición catalana, en las últimas semanas empieza a tener explicación. Ayer

pudo atisbarse por doble conducto: de una parte, con el anuncio de la próxima visita del presidente

Suárez, que anunciará en Barcelona la cooficialidad del catalán y dará cuenta del proyecto de régimen

especial para Cataluña, acontecimiento que se prevé para unos días antes del referéndum. De otro lado,

con el anuncio oficioso de que el ala centro-derecha del Consell se dispone a negociar directamente con el

Gobierno, al margen incluso de la incorporación de un representante de Cataluña al grupo de la oposición

democrática que dialogará con el presidente. Ni una ni otra decisión serían factibles de no haber mediado

antes una considerable tanda negociadora entre el Gobierno y los partidos más a la derecha del Consell.

La maniobra, que tantas veces hemos augurado aquí, se ha producido finalmente. Los

grupos moderados del Consell han formado un frente para dialogar con el Gobierno, e incluso para

constituir una coalición electoral. Salvo los democristianos, «homologados» con sus colegas del

«equipo», los restantes grupos no tenían «correspondientes a escala general», y corrían el riesgo de verse

aislados en el contexto negociador actualmente en curso. Dado que la izquierda ya tenia sus

representantes en los organismos unitarios a nivel español —a través de la Assemblea, y también por

mediación del Partido Comunista, las del P. S. U. C., por ejemplo—, era evidente la salida que ahora se

ha producido.

Ha sido hábil la jugada de los partidos moderados del Consell. Lanzan la que llaman «nueva estrategia»,

en la que declaran, de entrada, una clara separación entre las cuestiones negociables y las «no

negociables» — figura en estas últimas el restablecimiento de la Generalitat—, y anuncian sin reparo la

buena disposición de Adolfo Suárez para la negociación.

 

< Volver