Autor: Orosa, José Luis. 
   Positivo encuentro de tres dirigentes catalanes con el primer ministro     
 
 Informaciones.    07/12/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

7 de diciembre de 1976

Positivo encuentro de tres dirigentes catalanes con el primer ministro

LOS SEÑORES PUJOL, TRIAS Y PALLACH PIDIERON AL PRESIDENTE SUAREZ LA

RESTAURACIÓN DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA

MADRID, 7 (INFORMACIONES, por José Luis Orosa).

EN la tarde de ayer —de seis a ocho y media— tres políticos de la oposición catalana visitaron al

presidente del Gobierno, señor Suárez,, en su despacho de Castellana, número 3. Se trata, por este orden,

de don Jordi Pujol, líder de Convergencia Democrático de Cataluña; don Josep Pallach, secretario general

del Partido Socialista de Cataluña, y don Ramón Trías Fargas, líder de Esquerra Democrática de

Cataluña. Las tres personalidades coincidieron en calificar la entrevista de «positiva», «cordial» y en que,

por su pane, habían trasladado a don Adolfo Suárez las reivindicaciones esenciales de los países

catalanes: Estatuto de autonomía y Generalitat, instituciones históricas de Cataluña. Es la primera vez que

los informadores políticos entran en Presidencia y mantienen una rueda de Prensa en el «hall» o en las

salas del palacete.

Ninguna de las personalidades citadas quiso hacer referencia concreta a los puntos de vista del presidente,

aunque hicieron hincapié en que se había tratado de un diálogo y no de una exposición unilateral del

señor Suárez. Don Jordi Pujol —que a su salida de Presidencia mantuvo una animada charla en plena

calle con el vicepresidente señor Osorio y el ministro señor De la Mata— se mostró hermético sobre la

entrevista, pero calificó al señor Suárez de «receptivo» y con «preocupaciones de hombre de Etetado, no

de político coyuntural».

SEÑOR PUJOL: «CON ANIMO CONSTRUCTIVO»

Según el líder de Convergencia Democrática —que estuvo con el presidente casi una hora—, los temas

abordados en la conversación se refieren a la situación política general; temas catalanes —preguntado por

el periodista, dijo que no se podían calificar de «fallidos» los resultados de la Comisión de Régimen

Especial para Cataluña— y a la comisión negociadora con el Gobierno. Acerca de las reivindicaciones

tradicionales de Cataluña, dijo que las había planteado «con animo constructivo» porque «sabemos los

límites que existen por ambas partes». «Soy consciente —añadió el señor Pujol.-- de que la consolidación

de la autonomía de Cataluña requiere una evolución favorable de la situación política nacional.»

En relación con las normas electorales conocidas, se mostró de acuerdo en los mínimos del 5 por 100,

siempre y cuando se aplicasen a escala de Cataluña. «De lo contrario —dec1aró—, no podremos

aceptarlo.» También se mostró partidario de que, al margen de las negociaciones globales, continúen los

contactos directos con el Gobierno desde Cataluña.

SEÑOR PALLACH: LA «PRESENCIA» DE TARRADELLAS

Don Josep Pallach calificó, Inmediatamente después de. la entrevista —tres cuartos de hora—, de «clara y

exacta» la visión que el señor Suárez tiene de los problemas catalanes, ya preguntas de los Informadores,

manifestó que el presidente e s t á, a su juicio, «más en la realidad» que el señor Praga. En suma, el líder

socialista declaró que tenía una «excelente impresión» del encuentro —el primero que mantiene con el

presidente— y que de todo ello informaría al presidente de la Generalitat, señor Tarradellas. «Creo

manifestó— que el señor Suárez hará Un gran esfuerzo para dar soluciones a los problemas catalanes que,

para nosotros, pasan —para cualquier negociación— por el Estatut de Autonomía de 1932 y la

Generalitat que encarna el señor Tarradellas, que, para nosotros, significa un legado histórico. Le he

hablado de esto al presidente Suárez.» Sobre este mismo tema dijo que el reconocimiento de la

Generalitat lo tiene que afirmar el pueblo, y que una entrevista entre el señor Suárez y Josep Tarradellas

«ayudaría mucho a resolver los problemas catalanes». «El presidente Suárez sabe —añadió— que el

señor Tarradellas ha hablado siempre de la unidad fraterna de España y de todos los españoles.» El

político socialista insistió en que la presencia del señor Tarradellas «es una cuestión muy importante».

Acerca del problema de la autonomía catalana, él señor Pallach declaró haber dicho al señor Suárez que

"en los próxirnos cinco años va a ser el gran problema en España" y que "el buen resultado del modelo

catalán podría servir de ayuda para obras autonomías". Sobre los puntos de negociación de la "Comisión

de los diez", ratificó la solidaridad de su partido, pero "hay que, reconocer que hay temas en que la

"Comisión de los diez" no ofrece la misma apertura para escuchar que aquí aariba", añadió, refiriéndose a

Presidencia del Gobierno.

Manifestó igualmente que había hablado con el señor Suárez de elecciones —"sí, con garantías y una ley

electoral justa"—; del socialismo; de la lengíua catalana —"no somos partidarios de la coof icialidad, sino

de la oficialidad del catalán en Cataluña—. Finalmente, declaró que era partidario de la negociación

conjunta de toda la oposición catalana, pero añadió: "No es mal sistema éste, porque asi el presidente

tiene diversos elementos de Juicio." En fin, opinó que "en cinco meses, el presidente Suárez ha trabajado

enormemente" y que "ha hecho´todo lo posible, dentro del marco del Régimen anterior, para llevar el país

a la democracia".

SEÑOR TRIAS FARGAS: "CONCESIONES RÁPIDAS Y TANGIBLES DEL GOBIERNO"

Don Ramón Trias Fargas mantuvo una charla con los periodistas con anterioridad a su encuentro con el

presidente Suárez. Se refirió al referéndum —"no es un tema que me preocupe: es una herencia del

franquismo"—; calificó de "imprudente" la batalla de la abstención; pidió garantías para las elecciones —

"o de lo contrario, no vamos"—; se mostró favorable a la negociación con el Gobierno, y finalmente, dijo

que iba a plantear al señor Suárez la reivindicación de instituciones históricas, como la Generalitat, "sin

paradme específicamente en 1939". Manifestó que el Estatuto de hoy debe tener el contenido de lo que

fue; que para eso no servía el "régimen especial", sino en todo caso, un "Consell General de Catalunya"

(Consejo General de Cataluña.) basta las elecciones.

El encuentro con el señor Suárez —cuarenta y cinco minutos— fue calificado por el señor Trías Fargas de

"cordial" y dentro de un "espíritu de diálogo". "El presidente —dijo— ha contestado a todas las preguntas

que le hice. Antes que nada, me presentó, en un largo exordio, cómo veía la situación española y

catalana". "Debo decir —añadió— que fue daré y coherente y presentó un panorama que, desde luego,

merece estudio." El líder de Esquerra Democrática agregó: "He dicho al presidente Suárez que la

oposición tiene que entrar en vías de realismo, pero que esto exigía del Gobierno concesiones reales,

rápidas y tangibles para que la moderación sea rentable; de lo contrario, podríamos dejar de ser

moderados." También le dijo a don Adolfo Suárez que "en Cataluña no sé podía hacer otra cosa que

defender la restauración de la Generalitat y todas sus instituciones con un régimen de autonomía

suficiente." Igualmente declaró que había expuesto al presidente que "sin perjuicio de la negociación a

nivel de Estado, Cataluña debería negociar directa y exclusivamente con el Gobierno, por razón de sus

peculiaridades".

Acerca de la lengua, el señor Trías Fargas insistió en la enseñanza en catalán, "no del catalán". "No basta

—agregó— con tolerarlo, fomentando una "cultura de peaje", sino de protegerlo". Según sus palabras,

habló igualmente con el presidente de la "necesidad de tener en cuenta la presencia de Tarradellas".

El líder de la Ezquerra dijo que en la conversación había manifestado al presidente que le parecía

"político" el reconocimiento del P. C. E. y del P. S. U. C. Interrogado por los informadores sobre la res-

puesta del presidente, el señor Trías Fargas dijo: "Yo no sé si este tema depende realmente del señor

Suárez."

Finalmente, el político catalán manifestó —tasándose en esta primera entrevisto— que el presidente

Suárez "es el político más dialogante del sistema". No se trató en la entrevista de lo que va a decir el señor

Suárez en Barcelona el próximo día 13.

 

< Volver