Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   El señor Samaranch prepara un partido político     
 
 Informaciones.    13/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El señor Samaranch prepara un partido político

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 13.

A qué esperas para levantar la bandera del trabajo, de la decencia y de Cataluña?» De este modo interpeló

el alcalde de Molins de Reí, tenor Puiggarí, al presidente de la Diputación de Barcelona, don Juan

Antonio Sama-ranch, durante el coloquio que siguió a la celebración oficial de la «Diada de les

comarques») ("Jornada de las comarcas"), que tuvo lugar, por primera vez, en Manresa.

En realidad, la Diada —no confundir con la Diada de Catalunya, fecha histórica recuperada por la

oposición este pasado 11 de septiembre— sirvió de cuidada plataforma para el lanzamiento político del

señor Samaranch. La pregunta que transcribimos pudo entrar perfectamente en el programa previsto.

«Soy —respondió el presidente de la Diputación— hombre que procura cumplir sus palabras, y a las que

habéis pronunciado sólo tengo que responder que dentro de pocas semanas tendréis noticias de mí.»

Hace unos años se puso en marcha el Día de la Provincia. No obstante, el nulo eco popular que encontró

en Barcelona —la palabra «provincia» evoca un centralísimo rechazado aconsejó que el festejo se

suprimiera. Sin alardes previos, el señor Samaranch montó este año la «Diada de les Comarques»,

creación «ex novo», con el oportunismo de incluir dos vocablos de resonancias catalanas, «diada» y

«comarques». Las comarcas se corresponden a la división natural y fueron oficializadas por la Generalitat

de Cataluña.

Pues bien, esta nueva «diada» reunió a 308 alcaldes de la provincia de Barcelona y, en conjunto, a unas

2.000 personas, que llenaban el Pabellón de Deportes de Manresa. No fueron invitados los periodistas

—contra la costumbre del señor Samaranch de «cuidar» a la Prensa con suma atención- hasta el punto de

que las informaciones que todos los diarios barceloneses insertaban ayer, fueron redactadas en el gabinete

de Prensa de la Diputación y pasaron por la ventanilla de publicidad. Al parecer, se prefirió desde la

presidencia asegurar la información adecuada a los fines de la «diada» y no incurrir en los riesgos de una

información abierta a las distintas interpretaciones.

Este lanzamiento, de acuerdo con versiones dignas de crédito suministradas a INFORMACIONES, se

inserta en el proposito del señor Samaranch de crear un partido propio, cuyos soportes principales sean

los alcaldes de los distintos pueblos y ciudades de Cataluña. De este modo, el señor Samaranch intentaría

su separación formal de Alianza Popular —ahora sigue siendo miembro de la U.D.P.E— y la formación

de un grupo que, con acento catalán, respondiera, en realidad, a los objetivos de la coalición de los ex

ministros franquistas.

Asistió a la «diada» el gobernador civil. Brilló por su ausencia el. señor Socías Hum-bert, nuevo alcalde

de Barcelona. Fuentes solventes han explicado que ello se produjo por los deseos del señor Socías de

desmarcarse precisamente de la operación relatada, dentro de la cual, según rumores, se le había

encasillado. El alcalde ha aireado recientemente su pensamiento socialista —«de amplio espectro»— y

parece reservar su adscripción a una coyuntura y a un partido que le sean favorables.

Por otra parte, la propaganda pro participación en el referéndum ofreció un aspecto inédito. Terminada

ayer la programación habitual de TVE; ésta transmitió un espacio en catalán —para Cataluña y

Baleares— con incisivo énfasis en la necesidad de participación. Desfilaron diversos políticos catalanes

—todos partidarios del «si»—, escogidos del ámbito oficial o muy próximo a éste. Las únicas

excepciones fueron los se-ñorse Pallach v Pujol.

 

< Volver