La maniobra de la obra     
 
 Diario 16.    04/02/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La maniobra de la obra

El Opus Dei tiene en Cataluña, y particularmente en Barcelona, una fuerza económica e institucional que

no ha podido apostar seriamente por ningún partido durante la democracia. Incluso cuando Laureano

López Rodó se convirtió en el hombre de Fraga en Cataluña, el Opus no estuvo fiel o suficientemente

representado.

Convencido de que las opciones de derecha nostálgica no resultan productivas, un sector opusdeísta inició

hace ya un año una maniobra de aproximación a Pujol mediante el copo del minúsculo partido de Coll i

Aletorn, Unió Democrática de Catalunya, operación conseguida sólo en parte.

Pero cuando se iba a lanzar una segunda oleada en este sentido —protagonizada por personajes cercanos

al PDP de Alzaga—, comenzó el vertiginoso ascenso de AP en toda España, Cataluña incluida, y lo que

en UCD impedía de hecho su penetración, a saber, la existencia de un aparato relativamente poderoso e

inabordable, se convirtió en un factor clave para intentar en AP lo que hasta ahora no se había

conseguido. La debilidad de los cuadros fraguistas es tal que el Opus no necesita el rodeo del PDP y,

mediante Doménec Romera, podría conseguir tener, por primera vez, «su» partido en Cataluña.

 

< Volver