Autor: Caparrós, Francisco. 
 Viaje de Suárez a Cataluña. 
 Cooficialidad del catalán     
 
 Diario 16.    21/12/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 40. 

Martes 21 diciembre 76/DIARIO 16 NACIONAL/5

VIAJE DE SUAREZ A BARCELONA

Cooficialidad del catalán

Francisco Caparrós

BARCELONA, 21 (Corresponsal D16). — El Gobierno asume la cooficialidad del catalán y estudiará la

creación de un Consejo General de Cataluña del que podría emanar un determinado Estatuto.

Estas son las dos noticias más importantes dadas a la luz en el viaje del presidente del Gobierno. Adolfo

Suárez a Barcelona, primero que realiza a esta ciudad desde el comienzo de su mandato.

Adolfo Suárez tuvo una jornada catalana plagada de actos oficiales y pudo conversar informalmente con

algunos políticos moderados de oposición, entre ellos Jordi Pujol, que, si las cosas no se tuercen, mañana

le visitará en el palacete de Castellana, 3, en compañía de Enrique Tierno Galván, como enviado oficial

de la oposición.

Esta visita del presidente, que se vio retrasada por el secuestro de Oriol, estaba marcada por el signo de la

expectación.

En primer lugar, porque el Gobierno de la Monarquía parece que quiere dedicarle una especial atención a

Cataluña. En segundo lugar, porque el presidente venía a recoger las conclusiones de la comisión que

estudiaba un cierto régimen de autonomía para Cataluña.

La Cataluña oficial pidió el Estatuto

BARCELONA, 21 (D16), Durante ocho horas, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, a quien

acompañaba el ministro de la Gobernación, Rodolfo Martín Villa, realizo su primera visita oficial a

Barcelona, con un apretado esquema de protocolo que apenas le dejó tiempo más que para los contactos

oficiales.

Desde que a las dos menos diez de la tarde recibió el saludó público del alcalde, Socias en el Sala de Cent

del Ayuntamiento ("Barcelona es una gran ciudad con un alto grado de sensibilización política, que

especialmente se incre-. menta y exterioriza en momentos como el presente con motivo de la reforma

política"), hasta que tomó el avión Mystere de la Subsecretaría de Aviación Civil, poco después de las

diez de la Noche, para regresar a Madrid, el presidente quiso dejar claro que las aspiraciones de Catalunya

"son contempladas desde el Gobierno con realismo y afán de solución".

Un régimen especial

En el programa de la visita, había una serie de entrevistas con representantes de lo que se entiende

oficialmente como la región catalana: Comida con los presidentes de las cuatro Diputaciones y los

gobernadores de las cuatro provincias y reunión con los alcaldes de las comarcas.

Pero donde realmente estaba la atención de la Jornada era en el Palau de la Generalitat, sede durante los

últimos años, de la Diputación Provincial de Barcelona. Allí debían escucharse las conclusiones de la

Comisión para el Estudio de un Régimen Especial para las cuatro provincias catalanas.

En la Diputación, bajo el retrato del Rey, José Antonio Samaranch, presidente de la Corporación

Provincial, dijo que "Catalunya espera mucho de este Gobierno de la Monarquía" y que "la Comisión ha

ido perfilando sus trabajos de modo que sus conclusiones sintonizan, plenamente con la nueva forma de

entender la unidad de España: Reconociendo la diversidad de los pueblos que la integran".

Samaranch habló de la superación de "esquemas centralistas, hoy totalmente desfasados... sentando las

bases que hagan posible, en un futuro inmediato, la autonomía regional con una óptica proyectada más

allá de aspiraciones nostálgicas, hacia horizontes de Futuro". Y después: "Aspiramos a un total

reconocimiento de nuestras instituciones, cultura y lengua, dentro del respeto debido al gran número de

hermanos que, procedentes de otras tierras, conviven con nosotros y que han hecho posible, con la

aportación de su esfuerzo, que hoy Catalunya sea lo que es."

Un Consell General de Catalunya

Después de que se 1eyeran las conclusiones de la Comisión para el Régimen Especial, Federico Mayor

Zaragoza, su presidente, defendió y amplió e1 trabajo realizado a lo largo de más de siete meses.

"La creación del Consell Genera1 de Catalunya —dijo representaría no sólo el primer paso efectivo para

la instítucionali-zación de la región, sino que, de una parte, aceleraría considerablemente los trámites para

la presentación del Estatuto, al mismo tiempo que, de otra parte, haría patente a los electores, al depositar

su voto en las próximas elecciones generales, que estaban eligiendo no sólo los representantes de

Cataluña, en las Cortes Españolas, sino a quienes tendrían la responsabilidad de la elaboración del

Estatuto y de su defensa, en el Parlamento."

Otra de las propuestas que resaltó el presidente de la Comisión fue la del " reconocimiento de la

cooficialidad de las lenguas castellana y catalana, para afirmar más adelante que "solucionar por sus

pasos, pero firmemente, el problema regional es la mayor garantía de que no se caerá, en la tentación de

otras fórmulas que atentan a la unidad de la patria". En su discurso, Mayor Zaragoza señaló también que

"desde el primer mo-mento hemos sido conscientes de que esta Comisión era una Comisión designada y

que, en consecuencia, acrecía de representatividad popular".

Suárez sorprendió por sus maneras

BARCELONA, 21 (D16), La Jornada laboral del presidente fue dura para todos: Para Suárez, para el

gobernador, para los periodistas y para Rodolfo Martin Villa, que remató la noche con la noticia de la

desaparición de un industrial en Rentería.

Fue agotadora, pero, el final del día no podía faltar el cóctel para "solucionar" tanto compromiso

pendiente, aunque el com-promiso fuera con una cierta oposición que llegó a estar encarnada —por la

Izquierda... en el propio secretario general de la Convergencia Democrática de Catalunya, Jordí Pujol, y

en el hombre de la democracia cristiana en Cata-lunya, Antón Cañellas, quien, según dijo en un aparte,

había apremiado al presidente para que comenzase los diálogos con "la comisión de los nueve".

En el Gobierno Civil había unas ochocientas personas, que, una a una, fueron estrechando la mano del

presidente Suárez llegó a sorprender por sus maneras políticas: palmada en la espalda, sonrisa para todos,

bromas con la Prensa... Alguien comentó que era el estilo electora-Iista de los presidentes

norteamericanos, pero sin el flequillo de Carter.

Suárez, en el cóctel, felicitó por la victoria de su equipo a Agustín Montal y saludó afablemente al

derrotado presidente del Español y se llevó a una esquina a Jordi Pujol, sólo unos momentos, "porque

estos periodistas después lo cuentan todo y la política es una cosa muy seria".

Amnistía: no ponerle puertas a1 tiempo

Al final de la noche, en medio casi de empujones, se trató de "sacarle" al presidente alguna declaración,

pero hubo una respuesta: "Prefiero seguir como hasta ahora, hablando con los hechos. Comprended que

en estos momentos no quiera hacer declaraciones."

Con todo, alguien apuntó la palabra "amnistía" y el presidente, sin descomponer la figura, respondió

sonriente: "No quieran ustedes ponerle puertas al tiempo."

Se insistió, de todas formas, no había más remedio: "Eso es el título, presidente; ahora, ¿qué escribimos

detrás?" Respuesta Suarez: "Imaginación, señores, ahora interpreten ustedes."

Discurso del presidente

Que los españoles se expresen en la lengua que hablan

BARCELONA, 21 (D16). El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, manifestó ayer que "el Gobierno

comparte el principio de la cooficialidad del castellano y del catalán en el territorio de Cataluña", durante

el acto de presentación de las conclusiones de la comisión, que estudia el régimen especial para Cataluña,

celebrado en la sede de la Diputación Provincial barcelonesa.

Bilingüismo

A propósito del bilingüismo, el presidente añadió: "Pretendemos algo tan normal cómo que todos los

españoles puedan expresarse en la lengua española que realmente hablan y todo ello con naturalidad, sin

perjuicio de la lengua común que España eligió libremente y sin ninguna imposición, y que es, de hecho,

su unitario medio de expresión hace ya más de cuatro siglos,"

En el curso de su intervención, Adolfo Suárez señaló que le parecía "más exacto hablar del

reconocimiento del principio del bilingüismo, con carácter oficial, de Cataluña, pues la lengua es siempre

un fenómeno social y sólo en ocasiones político".

"Las decisiones acerca de la utilización —agregó el presidente— no deben depender de la ideología del

partido o grupo que gobierne, sino de razones más humanas y pragmáticas: de su vigencia real como

fenómeno de comunicacióa social."

El hecho regional

Respecto al hecho regional, el presidente Suárez declaró que "la región, como unidad, ha de satisfacer las

legítimas aspiraciones de afirmación de la personalidad de los pueblos y también un modo y medio para

la eficaz prestación de servicios públicos y para el progreso de la nación entera".

"El Gobierno que presido —añadió— quiere, al igual que la reforma política, que las soluciones sean

dadas por el pueblo a través de los representantes legítimos que surjan de las próximas elecciones."

En este sentido, Adolfo Suárez indicó que la postura del Gobierno se con-creta en el reconocimiento de la

región como entidad autónoma de decisión y gestión de sus propios asuntos en el marco indisoluble de la

unidad de España; creación de los instrumentos y condiciones precisas para que la representación popular

pueda decidir el modo de articulación da las personalidades regionales, y convencimiento de que muchos

problemas comunes desbordan las áreas provinciales y postulan un tratamiento regional.

La reforma política

Refiriéndose a la presente situación política de transición hacia una nueva forma de convivencia, el

presidente Suárez manifestó; "La ley para la Reforma Política sancionada por el pueblo español abre la

puerta a más profundas modificaciones de la realidad legal de nuestra nación."

"Entre esas modificaciones —señaló el presidente—que se harán en el futuro, con mayor

representatividad, con mayor autoridad, con un fiel reflejo de las tendencias de la base social, figura la

justa comprensión del hecho regional y sus soluciones."

 

< Volver