Autor: ;Rexach, Alfred. 
 Con el alcalde Socías dominando el Pleno. 
 El mismo Consistorio que dijo "no" al catalán, se adhirió al Congrés     
 
 El Correo Catalán.    22/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Con el alcalde Socias dominando el Pleno

El mismo Consistorio que dijo "no" al catalán, se adhirió al Congrés

LO aprobación lógica dada la estructura del Consistorio, y sin apenas retoques finales, de los

presupuestos que se presentaron a debate; la adhesión del Ayuntamiento al Congrés de Cultura Catalana a

través de un moción presentada por el alcalde Socios en las postrimerías del Pleno de ayer, la petición de

amnistía total ol Gobierno y lo solicitud de una triple colaboración —del Estado, del propio

Ayuntamiento y de la sociedad tanto en virtud de la iniciativa privado, asociaciones de vecinos, entidades

bancadas y de ahorros y de las flerzas políticas— pueden constituir esquemáticamente ei resumen de lo

que dio de sí el largo Pleno municipal— más de ocho horas de debate— celebrado ayer en el

Ayuntamiento. Y, por encima de todo, la sensación que daba en todo momnto el nuevo alcalde —

recordemos que ayer era su primera toma de contacto con el Consistorio— de «dominar la situación», sin

enfrentarse, de forma más o menos palpable, con unos concejales en el fondo fáciles de conducir en virtud

de su «tallas política.

£! pleno se inició con lo discusión del presupuesto ordinario paro el año próximo por un importe global

de 17.007 millones de pesetas. El debate de este punto tomó pronto un cariz inesperado al registrarse la

intervención del concejal señor Tarragona, quien, entre otras cosas, pidió claramente que el Ayuntamiento

iniciara contactos con la oposición democrática y procurara Interesara ya en la gestión de la vida

municipal, dado que en un futuro próximo presumiblemente aquella oposición ocupe cargos políticos,´

merced a las elecciones, en el Consistorio barcelonés. Esta iniciativa habría de tener, a iuiclo del señor

Tarragona, la virtud de evitar "la ruptura».

La otra petición —no inédita— del aludido concejal consistió er solicitar que el Ayuntamiento de

Barcelona encareciera al Gobierno tiara lograr prontamente lo liberación del señor Oriol y Urquijo que,

además, pidiera la aplicación de una amnistía que supusiera un verdadero «borrón / cuenta nuevas. En Id

sesión de la tarde estas peticiones serían recogidas por el pleno al otorgarse un voto de confianza a la

Alcaldía, pora que apoye todas las gestiones que realice el Gobierno cara a lo liberación del señor Oriol y

para que «Se resuelvo con prontitud él tema de la amnistías".

Debe señalarse que la larga Intervención del señor Tarargono levantó las suspicacias de algunos

concejales, los señores Mir Ferrater y Pérez Pardo, quienes consideraban que aquél no era ni él lugar ni el

momento de tratar tales temas. Esto provocó una significativa intervención del alcalde quien puntualizó

que el pleno era precisamente el lugar adecuado para discutir «todas aquellas cosas que sean

preocupación de la ciudadanía». Asimismo, ei señor Socios puntualizó que los problemas «de Barcelona

y de sus ciudadanos están por encima siempre de ordenamientos y reglamentarismos» Con estas palabras

quedaban diluidas y sin eficacia alguno las prácticas instauradas durante ta época Viola y al fin, parece

que con ello el Consistorio y sus pierios serán un verdadero foro "ara el debate de IÓs problemas

ciudadanos, siempre y cuando, naturalmente, los concejales estén dispuestos v preparados pora ello.

Las puntualizáciones dé Socios tuvieron la virtud de mover al concejal Soler Podro a declarar que se

sentía complacido con lo que aquellas palabras significaban v a afirmar que pensaba colaborar

activamente en la nuevo etapa. Tenemos, pues, va a lo vista, ratificado por uno de sus protagnistas un

«pacto» o entente entre ei alcalde y uno de lOs más pertinaces miembros de te «oposición desde dentro

del sistema» el citado señor Soler Padro.

ENMIENDAS. — Más adelante se eyeron una larga serie de enmiendas presentadas, precisamente por

Soler Padró tendentes a modificar diversas partidas del presupuesto ordinario y a crear algunas nuevas.

Estas enmiendas hacían referencia a la subvención municipal al teatro, pasándose de 2,5 millones de

pesétas a 25 millones (fue aceptada) y a cuestiones tales como el aumento de ayude familiar a jubilados y

pensionistas de la Corporación, indemnización a funcionarios depurados, estudios sobre el trasvase dé)

Ebro etc. Todas las enmiendas excepto la citada y otra referente a los mujeres que efectúan la limpieza,

fueron retiradas, si bien en la de la indemnización a funcionarios se hizo constar qua se atendería a través

de la partida de «imprevistos». Esta parte del debate registró el acostumbrado me nudeo de sarcasmos y

pequeños reproches entre diversos concejales «airados», tal y como es costumbre en aquel hemiciclo.

LA HERENCIA DE VIOLA

En la segunda mitad del pleno, se discutieron y aprobaron diversos presupuestos dé carácter especial y

extraordinario, totalizando todos ellos la cantidad da 33.532.726.515 (incluido el Ordinario). De esto

cantidad. 7:600 millones sé destinarán á obras de infraestructura y a equipamientos sociales, y 7.047

millones a transportes de Barcelona. Lo notable cuantío de la cifra supone un importante medio financiero

en manos del nuevo alcalde, que le posibilitará realizar una ambiciosa político de realizaciones Debe

recordarse, al respecto, que estos presupuestos fueron preparados y concebidos durante el mandato del

señor Viola. De alguna manera, pues, cabe hablar de ala herencia de Viola».

El presupuesto especial del Servicio Municipal de Parques y Jardines, de 710 millones de pesetas, se

aprobó sin discusión tras señalarse por parte del concejal Torres Muñoz, que «se ha hecho un estudio

distrito por distrito da las necesidades de cada unó, calculándose que serían necesarios 2.000 millones

para poder llevar a término el estudio». A continuaclon el señor Cánovas defendió el correspondiente al

Servicio Municipal de Pompas Fúnebres, cuyo importa total es de 748 millones, aprobándose

rápidamente. El concejal aprovechó esta ocasión para manifestar públicamente su acuerdo con la anterior

petición de amnistía.

QUE VUELVAN LAS ESCUELAS MUNICIPALES

Se animó lo sesión con la discusión del presupuesto extraordinario sobre Infraestructura y Equipamiento

Sociales, de 7.600 millones de pesetas Font Altaba, que había presentado una enmienda, solicitó que se

unieran en un capítulo único las partidas destinadas a guarderías infantiles y protección a minusválidos.

El argumento utilizado, básicamente, era que las escuelas municipales volvieran a ser lo que antaño eran,

prestigiosas en toda la ciudad, con la colaboración de prestigiosas entidades como Rosa Sénsat. Pidió que

el Estado, como hace con las privadas, las subvencionara; para que Travé contestara, finalmente, que en

la parte técnica de la enmienda estaba totalmente de acuerdo con Font Altaba. Así, con la inclusión de la

citada enmienda, se pasó al «plato fuerte», de la tarde: la aprobación del presupuesto extraordinario sobre

Transportes de Barcelona.

En este terreno no se discutían únicamente los 7:047 millones que formaban el presupuesto, sino que se

bonía sobre el tapete la obligación que por ley tiene el Estado de participar en las pérdidas de los

transportes municipales. Eudaldo Travé, como presidente de la Comisión de Presupuestos, presentó el

presupuesto «que se desglosa —dijo-— en dos partes. Una, la primera y por un importe superior a los

4.000 millones, para cubrir los déficit, tanto de metro como de autobuses. La segunda, de 3.000 millones,

para terminar las líneas de metros ya construidas, pero que aún no se han puesto en marcha por falta de

dinero. Obligación que por otra parte, le corresponde al Ayuntamiento.

HACIA UN CONSORCIO PARA EL METRO

Argumentando que el metro ya no es únicamente una cuestión de ámbito municipal, sino que se extiende

a otras ciudades vecinas, Font Altaba defendió que los 3.000 millones para tas obras nuevas fueran

costeadas íntegramente por el Estado, dentro de un Plan General de Metro. Tampoco Soler Padró veía

claro—según sus palabras— que el Ayuntamiento debiera pagar tal cantidad. Por el contrario, tanto el

señor Salvat concejal que preside el metro —afirmando que lo que yo está construido es decir, los túneles

de la línea Poblé Sec-Sagrada Familia; Borceloneta Selva de Mar - Maresme v la que llega a Roquetas—,

debe entrar en funcionamiento rápidamente, como el señor Bosch Estivill. concejal presidente dé la

compañía de autobuses —quien llegó a déla» entrever que de no aprobarse los presupuestos en enero no

podrían pogqr— no aceptaban tales argumentos.

En este enfrentamiento —en el fondo se trataba del Ayuntamiento frente al Estado— Trové apuntó la

posibilidad, como ocurre en el País Vasco, de que se formara un Consorcio con el Estado, paro la

explotación de nuevas linóes de metro, donde el Estado abona el 50 por 100 del total, incluidas pérdidas,

la Diputación el 25 por 100 y el resto las poblaciones beneficiadas por la llegada del metro. Al mismo

tiempo anunció que el Estado había aceptado hacerse cargo del 50 por 100 de la pérdidas del Transporte

en Barcelona. Pero la cuestión había quedado centrada en la aprobación, o no, de los 3.000 millones para

obras nuevas.

EL AYUNTAMIENTO SEGUIRÁ PAGANDO

Ante la decidida postura de los concejales, Eudaldo Travé, diciendo que al fin y al cabo aquéllos eran los

presupuestos que él. había creído más Oportunos confeccionar, aceptó la postura de Salvat, Bosch,

Estivill, Calvo Sahún y los demás que pedían que no fueran modificadas poniendo a votación los

presupues-los orlg. arios. Evidentemente, fueron aprobados con los votos en contra de Soler Padró y Font

Altaba. El Ayuntamiento, pues, pagará, una vez más, los déficit de transportes, aunque el alcalde Sacias

anunció que «iba a crearse una comisión de estudio para llegar a una solución como la de Vizcaya.

Jordi Bordas Alfred Rexach

 

< Volver