Autor: Ibáñez, Juan G.. 
 Manuel Fraga asegura a Diario 16 que ha tendido todos los puentes a UCD. 
 Nadie me podrá acusar de no buscar la mayoría natural     
 
 Diario 16.    22/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Manuel Fraga asegura a DIARIO 16 que ha tendido todos los puentes a UCD

«Nadie me podrá acusar de no buscar la mayoría natural»

Respetuoso siempre con Leopoldo Calvo-otelo, más flexible en cuanto a la consecución del pacto con

UCD «yo he dicho en este congreso que no es una fórmula rígida ni única» , Manuel Fraga que continúa,

por aclamación, otros dos años al frente de Alianza opular subraya respecto a la citada «mayoría natural»

que «nadie me podrá acusar de no haber dado todos los pasos, incluso más allá de lo que la paciencia

normal aconseja». Sentado entre su público, Fraga conversó con DIARIO 16.

Juan G. IBAÑEZ

Usted ha tenido en el congreso unas intervenciones muy ponderadas acerca de las relaciones de AP con

UCD. ¿Quiere esto decir que cree que AP debe mantener, fundamentalmente, una actitud de moderación,

para hacer más fácil el pacto? ¿Cómo valora la postura adoptada en torno a posibles acuerdos

preelectorales y poselectorales?

Yo, hablando en términos generales y no sólo sobre este punto, soy, y seré siempre, partidario de

soluciones moderadas y ponderadas, que por cierto nada tienen que ver con soluciones pasteleras.

Lo que creo es que toda actitud política que no parta del realismo y la moderación, de antemano, es falsa

para mí. Por eso soy conservador, por eso soy reformista, y no utópico, ni revolucionario, ni reaccionario,

ni inmovilista. Soy exactamente lo que soy.

Y, por supuesto, aunque el lenguaje depende mucho de la edad de las personas o de los acontecimientos

en los que se haya envuelta, pienso que esa es básicamente la actitud de todos los miembros del partido.

En segundo lugar, como yo he pedido, y así se ha aceptado muy mayoritariamente, por no decir

unánimemente, no se debe dejar a la junta nacional, a su comisión permanente, o a su comité ejecutivo,

con unas ataduras rígidas que le impidan llegar a lo que yo he llamado acuerdos que aporten soluciones a

España. Eso se ha aprobado y creo que es un buen acuerdo.

Naturalmente, así será ás fácil ver quiénes son los que, por una razón o por otra, ellos tendrán que

explicarla, se niegan a esos acuerdos.

Paciencia

Sin embargo, a veces parece que pensará que el logro de la mayoría de centro-derecha exige de AP un

desplazamineto político y electoral de UCD. ¿Esto es así? De cara a las próximas elecciones, ¿cree que

sigue siendo necesaria UCD, o es para usted un estorbo?

No creo que esa pregunta responda mucho a la realidad, sobre todo, no tanto de las palabras, que son muy

fáciles de decir, como de las acciones. Yo llevo mucho tiempo defendiendo la mayoría natural, llevo

mucho tiempo propugnando el pacto.

También es verdad que he advertido que si no se hace por pacto desde arriba, el pueblo la puede hacer sin

pacto desde abajo. Y eso ha ocurrido ya de alguna manera en Galicia. Pero esa es otra historia.

A mí nadie me podrá acusar de no haber dado los pasos necesarios, incluso más allá de lo que la paciencia

normal aconseja. Pero como creo que el tema es importante, pues ese ha sido hasta el lema de este

congreso.

Ahora, evidentemente, los pactos no se pueden hacer si una de las partes no quiere. Además, yo he

puntualizado que no es una fórmula única ni rígida, que a ella se puede llegar por varios caminos. He

puesto el símil de las tropas que marchan separadas para combatir juntas, he puesto el símil de los

afluentes que hacen un río. Pero hay otras personas que no se quieren enterar ni de los afluentes, ni de los

ríos ni de los caminos... porque han perdido los papeles. Pero esa será su responsabilidad. A nosotros

nadie nos podrá acusar de eso, ciertamente.

Ganar las elecciones

¿Cuáles son esas fórmulas a las que alude?

— La mayoría natural no se consigue más que ganando unas elecciones. Y para llegar a eso se puede ir

en unos sitios con listas conjuntas, en otros con listas separadas... Cabría también plantear reformas de la

ley Electoral.

Lo que está claro es que hay un gran sector del país que ha aprendido mucho; que ha visto que en

Portugal los socialistas han perdido frente a una unión clara de la derecha y el centro derecha, y que en

Francia, por el contrario, eso no ha ocurrido y ha ganado el socialismo.

Esa es la cuestión central y nadie se puede engañar sobre eso. Hablar ahora de aritmética electoral como

si fuera igual pactar con los socialistas, que pactar con los comunistas, que pactar con nosotros,

evidentemente es una grave responsabilidad para los que anden frivolizando sobre este tema.

Únicamente quiero decir que el pueblo español se ha dado cuenta de a dónde llevan muchas palabrejas,

que luego se traducen en dos millones de parados, en dos billones de déficit y, por tanto, vamos a hablar

en serio. Al principio se argumentó con la radicalización. ¿Es qué no hay un pacto de socialistas y

comunistas en los Ayuntamientos? ¿Pues por qué no vamos nosotros a hacer lo mismo?

Aparte de que nadie negará que en este momento que yo dialogo con cualquier líder político, como lo

hacen los demás, y, por supuesto, mejor que muchos, porque cuando yo hablo se sabe que hablo en

serio.

Por otra parte se ha venido diciendo que se vende más con dos marcas que con una. Es un tema opinable.

Pero lo que yo digo, que he sido comerciante de, productos de alimentación y otros lo que no he tenido

nunca ha sido participación en empresas públicas, ¿verdad? es que se pueden vender más de dos marcas

coordinadas por el mismo jefe de ventas; con dos marcas que intentan desplazarse no se venden más, se

vende peor y con pérdidas.

Y si estas razones ya no lo son, pues habrá que buscar cuáles son.

Yo no puedo decir en este momento que conozca ninguna y, por tanto, pienso que son de tipo personal.

 

< Volver