Autor: Caparrós, Francisco. 
 Dispuesto a pactar con la Monarquía. 
 Tarradellas quiere gobernar sin dilaciones en Cataluña     
 
 Diario 16.    07/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Viernes 7-enero 77/DIARIO 16

Dispuesto a pactar con la Monarquía

Tarradellas quiere gobernar sin dilaciones en Cataluña

París, 7 (Enviado especial D16).—La primera conclusión que puede obtenerse tras la lectura del mensaje

de Josep larradellas, y a la vista de sus declaraciones en la conferencia de Prensa que celebró ayer a

mediodía en el hotel Saint Jacques, de París, es que el "honorable senyor" quiere ser, sin más dilaciones,

president de la Generalitat en ejercicio y no en el exilio.

Tanto en la vigilia de sus declaraciones, esperadas para el fin de año, como en su reunión con los informa-

dores, o durante la comida a la que algunos periodistas pudimos asistir ayer, se evidenciaba la voluntad de

gobernar del president de la Generalitat.

No a los intermediarios

Voluntad que, por otra parte tampoco ocultó cuando, sin el protocolo de la conferencia de Prensa,

comentaba que no había políticos en la oposición que realmente quieran gobernar. "Yo sí —decía—, y

haremos un gobierno de la Generalitat precisamente cuando se pueda gobernar. Antes, para qué."

Posiblemente por eso, porque la que quiere es abandonar el exilio para ejercer esa presidencia que ostenta

honorablemente desde que, hace casi veinticinco años, el Consejo Nacional de Catalunya te designó por

unanimidad en la Embajada ¿le la República española en Méjico, está dispuesto a que Cataluña pacte

directamente con el Gobierno, sin intermediarios que puedan retrasar el retorno de la Generalitat.

Elogios y agresividad

Parece además que Tarradellas tiene una cierta habilidad que se puso ayer de manifiesto, aunque algunos

hayan afirmado ya a estas horas que está equivocado en sus planteamientos, presuntamente innegociables,

de pactar directamente desde Catalunya con el Gobierno; o sea. sin que el pacto de Cataluña son

nacionalistas misión de los nueve", a la que el president de la Generalitat trata casi siempre con una cierta

ironía.

La habilidad, posible habilidad para negociar al menos, se ha apreciado en .el elogio a la nueva imagen

del Régimen que da la Monarquía y en otro elogio a ¡a política del presidente Suárez. Por una parte, en la

declaración y en la conferencia de Prensa, insistió en que no cree que la Monarquía continúe sometiendo

a Catalunya a la represión de la dictadura porque, además, Tarradellas, republicano confeso, está

dispuesto a pactar con la Monarquía, "aunque haya partidos que dicen que el presidente de la Generalitat,

como republicano, no debe pactar con. ella, pero la Generalitat pacta con el Gobierno que hay en España.

No es un pacto con la Monarquía, sino con el régimen que hay en España".

Contra la oposición

Por otra parte. Tarradellas, que afirma conocer perfectamente las intenciones del presidente Suárez,

por lo menos con respecto a Catalunya, lo mismo que Suárez conoce las suyas, aunque no haya tenido

más que "unas ciertas relaciones ni oficiosas ni oficiales", elogió también la política del presidente del

Gobierno español al afirmar que "Suárez hace una política; la oposición, ninguna". O al decir que, de

agosto a hoy, el presidente Suárez h» desarrollado una política entonces impensable.

Tarradellas utilizó preferentemente su agresividad para defender la inviabilidad de todo lo que no sea el

restablecimiento de la Generalitat de Catalunya. En segundo lugar, la utilizó para criticar a "aquellos que

en Cataluña con el Gobierno; fervorosos, llamándose defensores de nuestros derechos y que en Madrid se

postergan ante el Gobierno y la oposición, a los que hacen toda clase de genuflexiones y concesiones".

Por supuesto, esa misma agresividad Tarradellas la utilizó para referirse, casi con cierto desprecio, a la

"comisión de los nueve", entre otras cosas porque, según él, "la oposición española no nos puede dar

nada", q porque "no nos olvidemos de que en España no hay oposición. Desde la Junta Democrática esa,

que iba a ser el Gobierno provisional, se han formado muchos organismos unitarios en toda España, pero

no representan a una oposición de toda España. En una cierta parte es, posiblemente, una oposición

madrileña".

Un Gobierno para la Generalitat

Tarradellas quiere, y lo quiere lo antes posible, un Gobierno de la Generalitat en la plaza de Sant Jaume.

Su Idea es que, cuando se pacte y se consiga, si se consigue, la Generalitat, "lo primero que debo hacer es

formar un Gobierno, porque debemos gobernarnos nosotros mismos y este Gobierno lo primero que debe

hacer a su vez es disolver el Parlamento de Cataluña y convocar unas elecciones".

 

< Volver