Autor: Tarín Iglesias, José. 
 Barcelona al día. 
 Continúa perfilándose el bloque de centro-izquierda     
 
 ABC.    18/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ARTES 18 DE ENERO DE 1977

BARCELONA AL DÍA CONTINUA PERFILANDOSE EL BLOQUE DE CENTRO-IZQUIERDA

EL Congreso de la «Convergencia Democrática», celebrado en los amplios locales de un colegio

profesional, ha servido, ante todo, para clarificar posiciones. Dé unas semanas a esta parte el panorama

político tiende a aclararse y, en algún modo, a perfilar lo que pueden ser los grandes partidos del futuro.

«Convergencia Democrática» de Cataluña parece llamado a ocupar ese centro-izquierda tan necesario y a

convertirse en uno de los más firmes ejes de la política regional. Por otra parte, su líder está dando

muestras de una extraordinaria tenacidad y de un gran sentido efe responsabilidad. No debemos olvidar

que, en muchas ocasiones, se ha convertido, incluso, en el portavoz de la representación unitaria de la

oposición española en su diálogo con el Gobierno. Es decir, sigue una política realista, al objeto de

conseguir la creación de una gran fuerza democrática catalanista.

Así, pues, Jordi Pujol va adquiriendo, a medida que pasa el tiempo, un indiscutible prestigio y ahora

acaba de reafirmarse en las sesiones -del Congreso de «Convergencia», al poner en muchos aspectos los

puntos sobre las les, principalmente en algunos aspectos contlictivos y de singular interés. Uno de ellos es

en la irreductible postura en que se ha colocado el «honorable» en cuanto a la presencia de Cataluña en la

«Comisión de los Nueve». El vecino de Saint Martin-le-Beau pretende que él, y nadie más que él, pueda

ostentar esa representación, cosa en la que, naturalmente, no está conforme Pujol, cuya estrategia -para la

consecución del restablecimiento de la Generalidad la cifra en el proceso electoral y en la ley, forzando

asi la legalidad —dijo—, y no por medio de otro 6 de octubre. Es decir, utilizando la voluntad popular.

Con la negociación en Madrid sé puede evitar —señaló—, sin duda, que se tomen acuerdos que, a la

larga, podrían ser contrarios a los intereses de nuestro pueblo.

La actualidad política se pone cada día más al rojo vivo. Las izquierdas siguen utilizando todos los

medios para conseguir sus propósitos y, hasta ahora, justo es reconocerlo, lo van obteniendo, cosa que,

desgraciadamente, no ha conseguido, ni muchos menos, el disperso conglomerado derechista. En ese coro

general de alabanzas de los medios de comunicación, posiblemente e/ más parco haya sido precisamente

el de «Avui», al destacar en su primera página el ataque de Pujol al «honorable», quien, entre otras cosas,

di¡o que estaba dispuesto a todo, pero sin ceder ni al terrorismo intelectual ni al espíritu de ultimátum.

Otra de las cosas que quedaron muy claras en este Congreso es el tema de las alianzas. «El país —declaró

Pulol— no está para desconciertos ni amalgamas extrañas.» Con ello queda descartado el peligro de un

nuevo frente popular. Lo único que quedó en pie es un posible pacto con fuerzas idóneas de centro-

izquierda que, en definitiva, puede tener un importante predicamento en el cuerpo electoral.

Cabe destacar, en otro orden de cosas, que el incipiente «Partido Popular» que en Cataluña acaudilla

Antonio de Senillosa, se ha visto incrementado por los restos de las fuerzas de la «Democracia Social

Cristiana», que, ante el criterio de la jerarquía, acordaron disolverse como tal e ingresar en las filas del

nuevo partido demócrata y social. Las posiciones, pues, continúan aclarándose. Quizá lentamente, pero

con una cierta firmeza. ¿Se podrá obtener la formación de dos ó tres grandes grupos? He aquí la incógnita

que sigue sín despelarse.—José TARÍN IGLESIAS.

 

< Volver