Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Los frentes catalanes pueden no coincidir con las coaliciones nacionales. 
 Hacia la clarificación de los bloques electorales     
 
 Informaciones.    24/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

LOS «FRENTES» CATALANES PUEDEN NO COINCIDIR CON LAS COALICIONES

NACIONALES

HACIA LA CLARIFICACIÓN DE LOS BLOQUES ELECTORALES

Por Enrique SOPEÑA

CON la presentación este mediodía, en un hotel de la Ciudad Condal, del programa comúii suscrito entre

Convergencia Democrática (don Jordi Pojol) y Esquerra Democrática (don Ramón Trias Fargas), culmina

públicamente la negociación llevada a cabo entre ambos partidos.

Este pacto orgánico alcanzado entre dos fuerzas situadas en el abanico de centro-izquierda, puede

conseguir también, con la fuerza que proporcionan ias realizaciones concretas, que se impulse

definitivamente la formación de un frente electoral con dimensiones socialdemócratas y liberales, que

compita con posibilidades de éxito en los comicios electorales de junio.

Paralelamente a este proceso, todavía poco maduro, de la formulación concreta del bloque de

centroizquierda, se está gestionando aquí la versión catalana del Centro Democrático, aunque con

posibilidades de plasmación menores a las que están consiguiendo en Madrid. Al todavía "non nato"

Partido Popular de Cataluña se han sumado publicamente ya los promotores de la Democracia Social

Cristiana (señor Miserachs), que se habían visto obligados a abandonar su partido de origen al encontrarse

en minoría.

En fecha próxima podria cambien integrarse en la formación, que nace con el propósito de acaparar el

centro, un grupo de militantes y dirigentes de Reforma Democrática de Cataluña opuestos a la integración

de esta Alianza Popular.

Junto a todo ello se dibuja todavía con grandes dificultades, el pacto de las fuerzas socialistas, que, tras ¡a

propuesta lanzada hace unos días por el Partido Socialista de Cataluña (Congrés) andan embarcadas en su

batalla por la unidad, al menos electoral. Esta iniciativa de aglutinar candidaturas formadas por miembros

de los partidos que operan en Cataluña amparados de tal ideología, está despertando recelos.

E! que este proyecto llegue a prosperar, como así parece, inquieta a fuerzas situadas en el centro-

izquierda, que observan cómo esta unión de los socialismos catalanes supondría la consolidación de un

sector que podría ser con el tiempo, hegemónico.

Por su parte, el P.S.U.C. (comunista) se ha lanzado a una febril actividad preelectoral que se ha traducido,

de momento, en la aparición, en muchos lugares de Barcelona, de llamativos carteles desde los que se

exhorta a los ciudadanos a militar en la organización. La consigna dada por los dirigentes comunistas a la

base ha sido recogida en "Treball", órgano oficial del P. S. U. C.

En la edición correspondiente a la semana pasada pueden leerse afirmaciones como ésta: "Provocar el

entusiasmo de todo el partido por la batalla electoral: he aquí una cuestión clave en estos momentos."

Aquí, las urnas han comenzado también a apretar. Sin embargo, no se descarta qué la concreta realidad

catalana propicie una forma ción de frentes, que, en cuanto a sus limites, no coincidan con los alcanzados

entre partidos de ámbito estatal.

 

< Volver