Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
 Los señores Areilza y Cabanillas, en Barcelona. 
 El Partido Popular pido apoyo en Cataluña     
 
 Ya.    04/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

EL PARTIDO POPULAR PIDe APOYO EN CATALUÑA

BARCELONA, 8. (De nuestro corresponsal, Manuel Vigil y Vázquez.)

Un pacto de honor contra la violencia entre todos los partidos, desde la Izquierda a la derecha, propone

don José María de Areilza, en nombre del Partido Popular, que encabeza Junto con don Pio Cabaníllas,

quien, por mi parle, ha afirmado que este partido lo es sin recuerdos ni rencores, con plena libertad, frente

al pasado y lo pasado. Ambos han hablado en el mitin de presentación del Partido Popular Catalán,

dirigido bor don Antonio Senillosa y don Magín Pont Mestres, habido a primera hora de la noche en el

salón De actos del Colegio de Abogados, Con las banderas de España y Cataluña y el retrato del Rey

entre ellas «n el testero del estrado. Ocupado éste no solo por la presidencia y los oradores, sino también

por parte del público que rebosaba por doquier, en ambienté de gran expectación, tanto más cuanto que la

creación del Partido Popular Catalán ha encontrado contradicción en algún sector centrista de Barcelona,

por estimar que ya cumplía él dentro del área política estrictamente catalana lo que representa el Partido

Popular en el resto de España.

Podría subrayarse a este respecto que el señor Areilza ha dicho que el tal Partido Popular ha venido a

Cataluña no para dar lecciones ni imponer nada, sino porque los catalanes, son adalides en el camino de la

democracia y por eso les pedían ayuda y colaboración y que mo se desentiendan del resto de España.

El Partido Popular, había dicho el señor Cabaníllas, quiere acabar con el modo dramático de debatir lo

político en España y las "cómodas tendencias a huir de la libertad"; quiere colaborar en la instauración de

la democracia (que no eólo es de derechas, o sólo del centro, o sólo de la izquierda); quiere asumir la

realidad de los conflictos, dotar al país de composición y de equilibrio y demostrar, que lo demuestre el

país, que es capaz de gobernarse por sí mismo. Todos los partidos políticos deben ser reconocidos, el

Gobierno apoyado y las próximas Cortes deben ser constituyentes, lo cual también subrayaría el señor

Areilza, proponiendo que del Senado y del Congreso próximos saliese rápidamente una nueva

Constitución, en vez dé dedicarse a zurcir la actual, que, además, tampoco se aplicó totalmente en los

pasados anos. Haca falta la Constitución democrática y que con ella la Monarquia que ha facilitado el

tránsito, ee convierta en una Monarquía constitucional y democrática.

 

< Volver