Autor: Delgado Carrero, José. 
 Cataluña. Ayer se presentó en Barcelona. 
 El PPC, contra la corrupción y el enchufismo     
 
 Pueblo.    04/02/1977.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Ayer se presentó en Barcelona

EL P.P.C.,CONTRA LA CORRUPCION Y EL ENCHUFISMO

BARCELONA, 4. (PUEBLO, por José DELGADO CARRERO.) — Ayer se presentó en nuestra ciudad

el Partido Popular de Cataluña, que tuvo lugar en el Colegio de Abogados, completamente abarrotado de

público. Primero intervino Antonio Sevillosa, que dijo que el P. P. C. es un partido catalán de jurisdicción

y mandos autónomos, basado en un consenso democrático de sus afiliados que deberán elegir sus cuadros

directivos.

Más adelante añadió: «Queremos el estatuto, sí, pero queremos un estatuto para hoy y para mañana. Un

estatuto de 1977, sin rencores ni revanchas; que voten también las mujeres, que no votaron jamás estatuto

alguno. Las nuevas generaciones y estos catalanes no nacidos aquí, pero que han elegido nuestra tierra,

que es ya la de ellos, para vivir, para trabajar y quizá para morir.» Terminó diciendo que «pactemos y

trabajemos juntos para que desaparezca aquello que, heredado del franquismo, pudiera impedir el

desarrollo de unas elecciones libres en un clima de paz y serenidad, sin lo cual no tendrían sentiuo

alguno».

A continuación informó Magín Pons, quien, refiriéndose a la filosofía que inspira el P. P. C. dijo que

«nace con una bandera bien clara que es la defensa de la libertad, pero bien entendido, que esa libertad

exige sentido de responsabilidad social, o sea, sentido de ciudadanía. Surge para defender la personalidad

de Cataluña y con ello, la de su autonomía que ha de quedar claro que está tan alejada de un centralismo

perturbador, como de un separatismo trasnochado.

«El P. P. C. nace —dijo también— con el irrenunciable propósito de combatir la corrupción, el

enchufismo y las influencias, puesto que sin eliminación de estas lacras, lo demás es perder el tiempo.»

A continuación le tocó el turno a Pío Cabanillas, que comenzó humorísticamente comentando que

hablaba sentado, aunque en su caso era prácticamente, igual. Dijo que el Partido Popular no pretendía

recordar nada y que se plantea con una libertad frente al pasado y un respeto máximo al hombre.

Concretando que al Poder, si se le concentra, tiende a la tiranía; por eso, la democracia es el control de las

personas que han sido designadas para el Poder. Creyendo que nuestra sociedad tiene que estar basada en

un desarrollo individual, con una libertad para el trabajo y la profesión.

Finalmente, habló José María de Areilza, haciendo un llamamiento a todos para esa tarea común que es

levantar y construir la democracia.

 

< Volver