Samaranch, en Murcia. 
 La próxima semana tendremos ley electoral     
 
 Arriba.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Samaranch, en Murcia

LA PRÓXIMA SEMANA TENDREMOS LEY ELECTORAL:

MURCIA. (Europa Press.)—Juan Antonio Samaranch, presidente de la Diputación de

Barcelona, quien llegó él lunes a Murcia, invitado por las autoridades provinciales, para

pronunciar una conferencia sobre el olimpismo, celebró entrevistas con los periódicos locales

«La Verdad» y «Línea». En re. sumen, sus palabras fueron las siguientes:

«Creo qué la próxima semana tendremos ya ley electoral.» Más adelante el señor Samaranch

dijo que «yo no acepto la palabra privilegio para Cataluña; en todo caso, quizá gozamos el

privilegio de tener más problemas que nadie. Cataluña —afirmó— es una región sensible, con

una personalidad acusadísima. Hay una notable inquietud política, pero hasta ahora nos

tenemos que felicitar qué esta diversidad de opiniones las estemos tratando a nivel muy

civilizado».

Respecto a la posible formación de un gran partido que podría llamarse Concordia Catalana,

manifestó que hasta ahora todo son planes. Desde luego, si aparece a la luz pública —

continuó— será con ese nombre, pues creo que es muy afín a estos momentos. Este grupo —

prosiguió— englobaría a la gran masa de centro-derecha que hay en Cataluña y, muy

concretamente, en la provincia de Barcelona. Procurarernos —dijo— respetar todo lo bueno

que se ha hecho en estos últimos cuarenta años, pero dándonos perfecta cuenta que ha

finalizado una etapa y que tiene que comenzar otra. Lo que se nos viene encima, más que un

cambio de sistema político, es un cambio generacional. Nuestra misión —continuó— es el

construir un puente lo suficientemente fuerte y amplio. «Yo parto de la base —afirmó— de que

la España del 77 no tiene nada que ver con la de los años 30. Esto ha sido gracias al mérito y

sacrificio de muchas generaciones y no lo podemos tirar por la ventana.» Si el palacio es de la

Generalitat, por qué no llamarlo así, respondió el señor Samaranch al ser preguntado sobre las

protestas que en ciertos sectores ha levantado el cambio de nombre de ia Diputación

Provincial. Debemos -rdijo finalmente— servir al pueblo con realidades de hoy.

 

< Volver