García Carrés, internado en la clínica Covesa. 
 El Consejo Supremo de Justicia Militar apercibe a dos defensores del 23-F     
 
 El País.    07/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

García Carres, internado en la clínica Covesa

El Consejo Supremo de Justicia Militar apercibe a dos defensores del 23-F

El Consejo Supremo de Justicia Militar ha dictado un auto por el que se apercibe

a los ahogados Antonio Pedreira y Antonio Muñoz, defensores de dos capitanes

implicados en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero, como autores de

una falta de disciplina, al reiterar la recusación contra el juez instructor

José María García Escudero.

Según informa Europa Press, al mismo tiempo, y también por solicitar la

recusación del instructor, le ha sido llamada la atención, aunque sin

«corrección de apercibimiento», a los letrados Ángel López Montero, Santiago

Segura Ferns, Gerardo Quintana, Jesús Gómez García y Pedro Liñán Lechuga.

El Consejo de Justicia Militar ha denegado las recusaciones presentadas por los

defensores contra los jueces instructores, generales García Escudero y De Diego,

debido a que para invocar «enemistad manifiesta» era preciso que alguno de ellos

mantuviera relación anterior con supuesta amistad con los procesados, lo que no

se da en este caso.

Por otra parte, Juan García Carrés, único civil procesado por el golpe de Estado

del 23 de febrero, fue ingresado ayer por la mañana en la clínica Covesa, de

Madrid, en cuya habitación número 501 permanecía anoche, bajo custodia policial.

Fuentes próximas al médico que le atiende, doctor Peijel, se limitaron a

informar a EL PAÍS de que García Carres se encontraba en el centro «para un

tratamiento médico». El abogado del procesado, Adolfo de Miguel, dijo a Efe que

García Carrés padece una afección cardiaca.

El traslado del ultraderechista procesado fue autorizado por el Consejo Supremo

de Justicia Militar, debido a su estado de salud. La oficina de Información,

Difusión y Relaciones Públicas del Ministerio de

Defensa difundió sobre el asunto el siguiente comunicado:

«El Consejo Supremo de Justicia Militar, reunido en Sala de Justicia, ha

conocido del acta de reconocimiento facultativo practicado recientemente, por

disposición de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, a don Juan

García Carrés, procesado en causa número 2/81 y en prisión preventiva, a

resultas de la misma en el centro penitenciario de detención de hombres de

Carabanchel.

A la vista del aludido dictamen, emitido por un tribunal médico, que presidía el

director del Hospital General Penitenciario, asistido por médicos especialistas

de neurología, cardiología, neuropsiquiatria, oftalmología, radiología y

análisis, así como dos médicos militares designados por la autoridad judicial

militar, en cuyo dictamen se acredita que el señor García Carrés sufre graves

trastornos vasculares, déficit de riego coronario y diabetes, cuyo tratamiento

no es posible llevar a cabo en el establecimiento en que se encuentra internado

actualmente, ni tampoco en el Hospital General Penitenciario, por lo que no

existe garantía razonablemente suficiente de poder prestarle la adecuada

atención médica en el medio penitenciario, sino que se requiere su internamiento

en un centro médico que disponga de unidad de cuidados intensivos que pueda

necesitar en cualquier momento.

El Consejo, reunido en Sala de Justicia, ha acordado, por resolución de 5 del

corriente mes de noviembre, que el procesado señor García Carrés, sin que ello

implique atenuar o modificar la situación de prisión preventiva rigurosa en que

se encuentra, sea trasladado a una clínica de esta capital, en la que pueda ser

atendido con la debida garantía de las dolencias que padece, y ello con

observancia de las estrictas medidas de vigilancia y seguridad que su situación

procesal exige».

 

< Volver