Según su declaración leída tras el apuntamiento. 
 Milans del Bosch trató de la solución Armada con cinco Capitanías Generales     
 
 ABC.    20/02/1982.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

SÁBADO 20-2-82

NACIONAL

El juicio del 23-F

ABC/7

Según su declaración leída tras el apuntamiento

Milans del Bosch trató de la «solución Armada» con cinco Capitanías Generales

El juicio por los hechos del 23 de febrero del pasado año se Inició a las diez y

cuarto de la mañana de ayer en las dependencias del Servicio Geográfico del

Ejército, un acuartelamiento enclavada en la zona de Campamento, al oeste de la

capitel.

En la primera parte de la sesión de la manaría hasta las doce, en que se levantó

por espacio de quince minutos— se dio lectura al apuntamiento y más tarde a las

declaraciones y a ios pasajes de las declaraciones de Miláns del Bosch

solicitados por el fiscal.

La vista se inició sin la presencia del único procesado civil, Juan García

Carres. Al parecer, a causa de la dolencia cardiaca que padece, sólo estará

presente en el juicio cuando tenga que prestar declaración o participar en algún

careo para aclarar aspectos determinados del sumario.

El Tribunal ha ocupado un lugar preferente, en (a mesa situada ante una gran

cortina de terciopelo rojo y bajo un gran tapiz con el escudo del Consejo

Supremo de Justicia Militar.

A la derecha de la mesa presidencial se na colocado otra en la que se han

situado los veintiséis abogados defensores.

Tras ellos están situados los doce defensores, y detrás, los ayudantes de los

letrados. A Ja izquierda de la mesa presidencial, y enfrente de la de los

detensores, se encuentran el fisca! togado y sus auxiliares, así como los

juridicos militares y observadores medicos. Frente a la mesa presidencial se

sitúan los relatores y sus ayudantes. Y, tras ellos, los procesados, colocados

por orden de antigüedad en e! Ejército.

Una mampara de cristal blindado separa a los procesados del resto de los

asistentes a la vista —unos quinientos en total-entre los que figuran sesenta y

seis periodistas acreditados, cuatro familiares por cada procesado, comisiones

militares y seis personas de! público.

A las diez y cuarto, tras dar orden el presidente .de que comenzara la vista, el

relator inició la lectura del apuntamiento, que es un resumen de todas las

actuaciones realizadas en el transcurso de la instrucción del sumario. La.

lectura empezó con la citación de todos los procesados, diciendo sus nombres,

datos particulares, graduación y motivos por tos que se encuentran en ta causa.

Los procesados son éi teniente general Miláns del Bosch y Ussía; los generales

de división Alfonso Armada y Comyn y Luis Torres Rojas; el capitán de navio

Camilo Menéndez Vives; los coroneles José San Martín Fuentes, Diego Ibáñez

Inglés y Miguel Manchado García; los tenientes coroneles Antonio Tejero Molina y

Pedro Mas Oliver; los comandantes Ricardo Pardo Zancada y José Luis Cortina

Prieto; los capitanes Francisco Dusmet García-Figueras, José Alvarez-Arenas

Pardiñas-, José Cid Fortea, José Pascual Gálvez, Juan Bautista González, José

Luis Abad Gutiérrez, Ciarlos Lázaro Corthay, Jesús Muñecas Aguilar, Francisco

Ignacio Román, Juan Pérez de Lastra-Tormo, Francisco Acera Martín, Enrique Bobis

González y Vicente Gómez Iglesias; los tenientes Vicente Carricondo Sánchez,

César Alvarez Fernández, José Núñez Ruano, Pedro Izquierdo Sánchez, Vicente

Ramos Rueda, Santiago Vecinos Núñez, Manuel Boza Carranco y Jesús Alonso Hemáiz,

y el civil Juan García Carres.

El relator narró seguidamente cómo se inició la causa y los hechos relativos a

la preparación´ del asalto al Congreso de los Diputados, el 23 de febrero de

1981, y cómo

se produjo ésle. Se dio cuenta a la Sala del delito de que están acusados los

procesados (rebelión militar) y las actuaciones de cada uno de los acusados en

el desarrollo de los acontecimientos, hasta llegar a la comisión def delito que

se Jes imputa.

EL RELATO DE LOS HECHOS

El relato de los hechos, leído en el apuntamiento, pone de relieve el primer

encuentro entre el teniente coronel Tejero Molina y el teniente coronel Mas

Oliver y posteriores reuniones mantenidas por ambos; el estudio de la operación

de toma del Congreso por encargo deí teniente genera) Miláns def Bosch; la

compra de jos autobuses con los que fueron los guardias civiles al Congreso; el

almuerzo del 10 de enero de 1981 en Valencia, entre ef teniente general Miláns

def Bosch, el general Armada, el coronel Ibáñez Inglés y ef teniente coronel Mas

Oliver; la nueva reunión en Madrid el 18 de enero de 1981, en casa del teniente

coronel Mas Oliver, a la que asistió el paisano García Carres.

En esta reunión se acordó la toma del Congreso de los Diputados como detonante

previo para la formación de un gobierno presidido por el general Armada. Asistió

también el general Torres Rojas, que dio cuenta de haber estado con el jefe del

Estado Mayor de la División Acorazada Brúnete.

Se consideró oportuno efectuar el asalto al Congreso con motivo de una moción de

censura que posiblemente presentaría algún partido político.

El coronel Ibáñez Inglés se desplazó posteriormente a Lérida a informar al

general Armada de lo hablado en Madrid el 18 de enero.

Garcia Carres no estuvo presente en las sesiones de ayer

El 29 de enero dimitió el presidente Suárez y se decidió la operación de toma

del Congreso para el momento del voto de investidura del nuevo presidente de

Gobierno.

El día 21 de enero se celebró una reunión en el piso de la calle Pintor Juan

Gris, número 5, en Madrid, con asistencia de! general Armada Comyn y del

teniente coronel Tejero, en presencia del comandante Cortina Prieto, donde se

ultimaron les detalles del asalto al Congreso, que debía hacerse con los gritos

de «Viva el Rey» y «Viva España».

En el apuntamiento levó también el relator el asalto del Congreso de los

Diputados por las fuerzas de la Guardia Civil mandadas por el teniente coronel

Tejero; la declaración del manifiesto del teniente general Miláns del Bosch,

propio dé un bando de guerra; la toma de Radio Nacional, la Voz de Madrid y

Televisión Española por fuerzas de la División Acorazada, etc., hasta llegar al

desenlace del día 24, con la llamada del Rey al teniente general Miláns del

Bosch para que retire las tropas de la calle en la III Región, y la rendición

del teniente coronel Tejero, que abandonó el Palacio del Congreso de tos

Diputados a mediodía del día 24 de febrero.

La lectura del apuntamiento finalizó instantes antes de las once y medía de ta

mañana.

UNIFORMES DE MEDIA GALA

Con respecto ta la uniformidad de los militares presentes en la sala donde se

celebra la vista oral, los miembros del Tribunal, fiscalía y relatores visten

uniforme tía media gala, que consiste en sustituir la camisa y corbata de

colores habituales en su Cuerpo o Arma por camisa blanca y corbata negra,

Los procesados, todos ellos uniformados, asisten con el uniforme de diario (es

decir, con camisa y corbata de los colores habituales en su Arma o Cuerpo),

llevan fos pasadores, sin condecoraciones, y están descubiertos.

No estaba presente en la sala,-al iniciarse el juicio, el paisano Juan García

Carres.

La lectura del apuntamiento, primer paso de la causa oral, tuvo algunos

problemas iniciales, debido a una avería en los sistemas da megatonía de la

sala, que fue solucionada en pocos minutos.

Debido a la longitud del apuntamiento, los relatores se han ido turnando en la

lectura de los folios, en ios que se incluían Jas conclusiones del fiscal con

las primeras peticiones de pena, así como las de los abogadas defensores, que

pedían la libre absolución de iodos los procesados.

Finalizado el apuntamiento, et reíator continuó con la lectura da las

acusaciones del ministerio fiscal, sin leer el considerando da hechos, con la

petición de ´penas para cada uno de los procesados, qua han sido nombrados con

graduación, nombre y apellidos, así como datos de filiación.

Finalizada la lectura del escrito de acusaciones, el Tribuna! preguntó al

ministerio fiscal sobre los folios del sumario que deseaba fueran leídos por el

relator.

El fiscal manifestó que no seguiría ef orden del número de foliación, sino que

deseaba que la fectura fuera hecha por orden de declaraciones de los procesados,

para que no se perdiera el hilo de tos hechos.

El fiscal añadió que le interesaba que fueran leídos solamente los folios que

contienen las declaraciones de tos procesados y de tos testigos que el

ministerio fiscal considera indispensables.

Atendiendo esta petición del fiscal, el relator comenzó a continuación con la

lectura de

8/ABC

la declaración del teniente general Miláns del Bosch, contenida en el rollo

primero del sumario.

DECLARACIÓN DE MILÁNS DEL BOSCH

La declaración sumarial del teniente general Miláns del Bosch, capitán general

de la III Región Militar en el momento del asalto al Congreso de los Diputados,

contenía, en sintesis, los siguientes puntos:

Hacia las siete de la tarde llamó al teniente general jefe del Estado Mayor del

Ejército para comunicarle que había ordenado el acuartelamiento de las tropas y

que preparaba un comunicado, porque se consideraba obligado a garantizar el

orden, la seguridad y la normalidad, en todos los aspectos, de la vida ciudadana

de la región.

Tras llamar al gobernador civil de Valencia, el general jefe de Zona de la

Guardia Civil, jefe de la Policía Nacional y almirante de Cartagena, el teniente

general Miláns del Bosch ordenó la lectura del bando por radio y dio la orden de

aproximación de las tropas a Valencia, aprovechando una operación táctica que en

aquellos momentos se realizaba. Anteriormente había sido puesta en marcha la

«Operación Turia», consistente en garantizar la seguridad de los jefes,

oficiales y suboficiales de la región.

A las diez y media de la noche, las tropas que se habían aproximado tomaron

posiciones disuasorías en Valencia. A continuación, Miláns del Bosch mantuvo

varías conversaciones con Armada y Tejero, en las que el primero le relató el

plan previsto de presentarse en el hemiciclo y proponer una solución militar

para España, a lo que Miláns del Bosch dio su conformidad y se comprometió a

llamar a varias Capitanías Generales para recabar su opinión al respecto.

En estas llamadas, según Miláns del Bosch, sólo el capitán general de Canarias

mostró reticencias.

Tras varias llamadas de Su Majestad el Rey, Miláns del Bosch ordenó la retirada

de las tropas, que se hizo efectiva a las tres de la madrugada del día 24 y

retiró el bando a las cuatro y media.

Dice también la declaración que trató de la denominada «Solución Armada» con las

Capitanías Generales II, V, VII, Baleares y Canarias, diciendo que esa última le

había puesto pegas y se había mostrado pesimista respecto a su viabilidad, a lo

que el teniente general Miláns del Bosch replicó que si encontraban alguna

salida a Ja situación que le avisaran.

El día 24 de febrero fue llamado por la JEME a Madrid y se trasladó en avión,

desde Valencia. Al llegar al despacho del teniente general Gabeiras se le

comunicó que quedaba arrestado. Pidió autorización para visitar a su padre, que

se encontraba enfermo en La Moraleja. Dijo que podría tardar hora y media en

volver, y se le contestó que en ese caso se daría nota de que su comparecencia

se había producido mas tarde, a lo que el teniente general Miláns del Bosch

replicó que él no mentía.

La lectura de la declaración de Miláns del Bosch concluyó pasadas las doce del

mediodía, tras lo cual el Tribunal levantó la sesión por quince minutos.

 

< Volver