Unos 20 senadores permanecieron secuestrados con los diputados. 
 El Senado mantuvo la legitimidad de la representación popular     
 
 El País.    25/02/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Unos 20 senadores permanecieron secuestrados con los diputados.

El Senado mantuvo la legitimidad de la representación popular.

El Senado mantuvo a lo largo de la noche de ayer, permanentemente constituido,

la legitimidad de la representación popular mientras los diputados permanecían

secuestrados.

Cerca de veinte senadores estuvieron toda la noche dentro del C´ongreso, también

en calidad de secuestrados. En la mañana de ayer. cuando aún no había terminado

el secuestro, un pleno improvisado del Senado emitió un comunicado en el que.

entre otras cosas. expresa su rcconocimiento papel desempeñado por la mayoria de

las Fuercas Armadas y Fuerzas de seguridad del Eistado.

Cuandoya.se había piodurldoel asalto al Congreso aún pentanecia cebrándose una

reunión parlamentaria, la última normal

. Se trataba de !a Comisión Especial de Emigración. Sobre las siete de la tarde,

el presidente de la comisión, Cándido Sánchez Castiñeiras, fue informado de la

situación, pero calló la información hasta que terminó la reunión. Al conocerse

los hechos, el letrado que asistía dijo que «Dios quiera que este(la reunión) no

sea el último acto democrático que se celebra en España».

A las ocho de la tarde se constiUi\ü en el Senado una mesa en funciones, formada

por los centristas Emilio Casáls, secretario segundo de la Cámara, y Carlos

Calatayud, junto a la socialista Amalia Miranzo. secretaria tercera. Casáis

ejercía de presidente en funciones. Esta mesa fue la que emitió.

sobre la una de la madrugada, una nota asumiendo la representación parlamentaría

del pueblo.

Como representación de! Senado, esta Mesa fue llamada al Ministerio del Interior

para participar en las gestiones que se realizaban junto a los subsecretarios y

secretarios de Estado, constituidos en Gobierno y los representantes de los

partidos políticos. A las siete de !a mañana volvieron al Senado.

Antes de ello, habían comenzado a convocar al resto de los senadores para la

mañana, por radio.

En el Congreso permanecían unos veinte senadores, entre ellos el presidente.

Cecilio Valverde-, el vicepresidente primero. Juan Carlos Guerra, y el

secretario primero, José Luis López Henares, que, aunque se encontraban en la

tribuna de público, fueron conducidos por propia voluntad junto a los diputados.

Otros senadores cautivos eran Emilio Zamarriego, Luciano Sánchez Reus, Julio

Nieves, Francisco Ruiz Risueño, Luis Miguel Enciso, David Pérez Puga, Ernesto

Fenollosa, José Prat, Miguel Cobo, Rogelio Borras, Manuel Broseta, Pedro

Valdecantos, Antón Cañeüas, Alfonso Sortano y José María García Rollo. Este

sufrió un ataque cardiaco.

Sobre tas diez de la mañana se constituyeron formalmente en Pleno unos cuarenta

senadores. A esta reunión acudieron los secuestrados, tras la liberación. El

Pleno emitió un cominicado en el que expresaba su firme voluntad de defender la

Constitución, su adhesión a la Corona y su reconocimiento del papel desempeñado

por las instituciones, asi como por la mayoría de las Fuerzas Armadas y de

seguridad, esto úlgimo a propuesta del socialista Fernando Baeza.

 

< Volver