Autor: Sierra, Julio. 
 RFA. 
 Alivio tras conocerse el fracaso del golpe     
 
 El País.    25/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El golpe de Estado

Alivio tras conocerse el fracaso del golpe

JULIO SIERRA, Bonn

El Gobierno de la República Federal de Alemania, los partidos del Bundestag y la

opinión pública de este país han respirado con alivio al conocer el desenlace

del intento de golpe de Estado en España.

La primera reacción que se produjo en Bonn tras conocerse la toma del palacio

del Congreso por los rebeldes fue una «manifestación de solidaridad para el

mantenimiento de la democracia en España», convocada por ¡os Jóvenes Socialistas

(jusos) del SPD ante la Embajada de España.

Con ello pretendían expresar su convencimiento de que «no se podrá impedir el

desarrollo de la democracia española mediante el recurso a fuerzas de policía

fascistas y a militares».

A primera hora de la mañana, el ministro federal de Asuntos Exteriores, Hans

Dielrich Genscher, declaraba a la radio: «Hemos seguido con gran simpatía la

irrupción de la joven democracia española y apoyamos su camino democrático

también con nuestra disponibilidad a recibirá España en la Comunidad Europea.

Todos esperamos de todo corazón que las instituciones constitucionales, y sobre

todo la Corona, logren restablecer rápidamente el orden constitucional».

Al comienzo de una importante reunión tlel Partido Socialdemócrata, en ¡a que se

habría de tratar, una vez, más, de la crisis interna de este partido, su

presidente, Willy Brandt, había expresado la «profunda inquietud» del SPD ante

las noticias que iban llegando de España.

En ese momento, en Bonn se tenía aún la impresión de que el desarrollo del golpe

armado todavía no había fracasado, y Brandt insistió en que, «al parecer, sólo

a! parecer, este enorme peligro parece superado».

El SPD ha expresado calurosamente su «más cordial simpatía para nuestros amigos,

a la cabeza Felipe González y para con todos los demócratas españoles. Un golpe

en España constituirá un proceso que tocaría la propia medula de la democracia

europea».

Socialdemócratas, liberales y democristianos han coincidido, por lo demás, en

expresar su simpatía y respeto hacia el rey Juan Carlos, «que ha jugado un papel

decisivo no sólo en el desarrollo democrático en España, sino también en la

desarticulación de este golpe fascista».

Gran alivio sintió la democracia cristiana, según su presidente, Helmut Kohl, al

tener noticia de la rendición de los rebeldes.

Kohl remitió un telegrama al presidente de UCD, Agustín Rodríguez Sahagún, para

expresar su simpatía «a los amigos de UCD y a todas las fuerzas democráticas

españolas».

 

< Volver