Autor: Vilaró Giralt, Ramón. 
 Estados Unidos. 
 Washington considera decisivo el comportamiento del rey Juan Carlos     
 
 El País.    25/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ESTADOS UNIDOS

Washington considera decisivo

el comportamiento del rey Juan Carlos

RAMÓN VILARO, Washington

«Victoria de la democracia», «Liderazgo del Rey», «Triunfo pora el pueblo

español» son los términos más repetidos en las reacciones norteamericanas que,

de la Casa Blanca a la Prensa, pasando por el Congreso, provoco el insólito

intento de golpe de Estado militar, protagonizado por una minoría de miembros de

la Guardia Civil.

Destaca, en primer lugar, una llamada telefónica del presidente Ronald Reagan al

rey Juan Carlos para felicitarle por el feliz desenlace de los acontecimientos.

Durante un cuarto de hora, ambos estadistas conversaron, sin que se tengan

informaciones de lo tratado. Es probable que Reagan y el Rey hablaran también

del calendario de la próxima visita real española a EE UU, aplazada desde

mediados de febrero debido a la crisis política española.

Comunicado oficial

En un comunicado oficial, el portavoz del Departamento de Estado, William Deyss,

anunció que «el papel y el lidcrazgo del rey juan Carlos fueron fundamentales

para resolver la crisis, y merecen una particular admiración».

«Nos sentimos gratificados por la supervivencia de la democracia española. Hay

que destacar que la amenaza contra la democracia española estuvo limitada a un

grupo pequeño de personas. La gran mayoría del Ejército y del pueblo español

permanecieron fieles a la Constitución y al Rey», dice el comunicado del

Departamento de Estado.

«Al igual que todos los amigos y aliados de España, queremos expresar nuestra

felicitación por la feliz resolución de la crisis y por la fuerza mostrada por

1as instituciones y los líderes de la nueva democracia española», expone también

el comunicado.

Durante veinticuatro horas seguidas un «grupo especial» siguió la evolución de

los acontecimientos en España desde el Departamento de Estado, con línea directa

con la Embajada estadounidense en Madrid y con !a Embajada de España en

Washington.

En énfasis oficial de la Administración Reagan por la .salvaguardia de la

democracia en España hay que temperarlo, no obstante, con las primeras

reacciones pocas horas después de haberse producido el intento dt- golpe de

Estado militar por parte de una minoría en España.

"Asunto interno de España"

«Es un asunto interno», se limitó a comentar lacónicamente Alexander Haig,

secretario de Estado norteamericano, cuando la Prensa preguntó, a última hora de

la tarde del lunes (medianoche, hora de Madrid) cuál era su reacción ante la

crisis.

Ni una palabra, ni una alusión, por parte de Haig, al Rey o a la democracia, en

un momento en que otros líderes políticos de países democráticos —el propio

ministro francés de Asuntos Exteriores, Foncet, desde Washington precisamente—

insistían en el apoyo nccesario a las instituciones democráticas, la

Constitución y la Corona en España.

Llamada «le Reagan al Rey

Hay que señalar al mismo tiempo que la llamada telefónica del presidente Ronald

Reagan al rey Juan Carlos se produjo a las 10.35 horas del martes (17.35 horas,

hora de Madrid), lo que le coloca en los últimos de la lista de los presidentes

y líderes políticos occidentales a la hora de «felicitar» ala democracia

española.

Por su parte, el senador demócrata Edward Kennedy, uno de los líderes liberales

del Congreso y ex candidato a la Presidencia de EE UU en las últimas elecciones,

envió un telegrama al rey Juan Carlos en el que «saludo la puesta en libertad de

los miembros del Parlamento español y felicito al Rey y al pueblo español por su

éxito en mantenter y defender la autoridad constitucional en su país».

«Todos los amigos de España», añade Kennedy, «apoyamos firmemente las

instituciones democráticas, tan esenciales para el bienestar de esta nación y de

toda Europa occidental».

 

< Volver