La madre de Tejero Molina: Queremos morirnos     
 
 El País.    25/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La madre

de Tejero Molina:

"Queremos morimos"

AGENCIAS

La madre del teniente coronel Tejero Molina, que reside en Málaga junto con su

esposo, declaró cuando fue preguntada sobre el asalto protagonizado por su hijo:

«¡Qué quiere usted que pensemos! Pensamos en morirnos. ¡Qué vamos a pensar!».

La señora Molina fue quien atendió a las llamadas de los informadores, pues el

padre del teniente coronel se encontraba enfermo, en la cama. Sufrió

recientemente una operación quirúrgica y, aunque en principio siguió los sucesos

por la radio y la televisión, su estado de salud empeoró ayer y tuvo que

acostarse.

La operación del padre de Tejero Molina se produjo mientras éste estaba en la

cárcel por su participación en la llamada operación Galaxia.

«Mientras más pronto salgan, es lo mejor. Es algo que nos tiene muy afectados y

sólo pensamos en morirnos», manifestó la madre de Tejero Molina cuando se le

preguntó por el posible desenlace. Informó que había mantenido algún contacto

telefónico con su hija política, en Madrid: «Ella está en el mismo estado que

nosotros. Dios quiera que todo termine bien».

Carmen Romero, muy emocionada

La esposa de Felipe González estaba visiblemente emocionada, casi incapaz de

articular palabra, incluso después de que se produjo la liberación de su marido.

En el momento de producirse ésta se encontraba en el hotel Palace, y fue

acompañada por algunos miembros del partido a la sede del mismo, donde se reunió

con su esposo.

La mujer del líder de la oposición conoció la noticia en el momento de

producirse: «Estaba siguiendo la votación con compañeros del partido». Apenas

podía hablar cuando fue abordada por los informadores en su trayecto desde la

habitación 107 del Palace hasta el coche que la trasladaría a la sede del

partido, nada más producirse la liberación. «Claro que estaba preocupada, aunque

poco a poco se han ido aclarando las cosas... Ahora sólo quiero verle».

La mujer de Carrillo: "Al principio temí lo peor por Santiago"

La esposa de Santiago Carrillo estuvo en las proximidades del Palacio de las

Cortes desde las once de la noche del pasado lunes. «Al principio, francamente,

temí lo peor», manifestó. Hasta que se produjo la liberación de su marido,

permaneció en el hotel Palace o en la Carrera de San Jerónimo, y manifestó una

gran calma.

«Supe lo que sucedía en el mismo momento en que ocurrió, porque lo estaba

siguiendo por la radio y la televisión. Por supuesto que en un primer momento

temi que a Santiago le ocurriera lo peor».

La señora Carrillo, que atendía ayer por la mañana a todos los informadores que

se le acercaban y aparentaba bastante calma, manifestó que empezó a

tranquilizarse más tarde: «Cuando vimos que la situación estaba controlada,

hacia las dos o las tres de la madrugada, pensé que ya no podría pasar nada

malo.

Pero no podia estar segura. No me pregunte cuál es mi estado de ánimo. Es el

mismo que el de cualquier mujer que tenga a su marido ahí dentro».

 

< Volver