Informe de la junta de fiscales del Tribunal Supremo. 
 Los reos de rebelión, sean militares o civiles, deben ser juzgados por consejos de guerra     
 
 El País.    27/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Informe de la junta de fiscales del Tribunal Supremo

Los reos de rebelión, sean militares o civiles, deben ser juzgados por consejos

de guerra

La junta de fiscales generales del Tribuna] Supremo, a [a vista de los hechos

ocurridos el 23 de febrero en el palacio de las Cortes Españolas, eslima que

las, en principio, veintitrés personas detenidas deben ser juzgadas por el

delito de rebelión militar, de acuerdo con el artículo 286 del Código de

Justicia Militar, apartados 1 y 2, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

En e! caso de que estuvieran implicados civiles en este compló, también deberán

ser juzgados por los tribunales militares, de acuerdo con ef artículo 21 del

propio Código de Justicia Militar, que dice: «¡Cuando personas sujetas a

distinto fuero ejecuten un solo hecho definido como delito en este Código y en

el Código Penal, o sea constitutivo de dos o más delitos que deban conocer

jurisdicciones distintas, será competente la jurisdicción ordinaria, excepto en

los supuestos delictivos que afecten a la seguridad del Estado o a la disciplina

militar, en cuyo caso será competencia de la jurisdicción militar». El atentado

o las acciones violentas contra las Cortes también están tipificados como delito

en el Código Penal común.

El Código de Justicia Militar, en el título IV, habla de tres consejos de guerra

disantos: consejo de guerra ordinario que entiende, entre otras, de las causas

contra soldados y suboficiales; consejo de guerra de oficiales generales, que

entiende de las causas contra oficiales y generales y está integrado por

generales, y el Consejo Supremo de Justicia Militar, constituido en sala de

justicia, y que entiende de las causas, entre otras, de los delitos cometidos

por los capitanes generales y tenientes generales.

Tres modalidades de consejo de guerra

Los consejos de guerra ordinarios se componen, según el articulo 63, de un

presidente, de la clase de coronel, teniente coronel, capitán de navio o de

fragata; de tres vocales de la clase de capitán o teniente de navio, y de un

vocal ponente, capitán auditor, o, en su defecto, de la categoría inmediata

superior, del cuerpo jurídico militar que corresponda.

Los consejos de guerra de oficiales generales se componen de un presidente, tres

vocales oficiales generales y un vocal ponente coronel auditor. El consejo

estará presidido por el oficial general de mayor empleo o más antiguo de los

llamados a formarlo.

E! Consejo Supremo de Justicia Militar, constituido en Sala de Justicia, se

compondrá, según el artículo 103, de tres consejeros militares y dos topados,

debiendo pertenecer uno por lo menos de ios militares y uno de los togados a la

jurisdicción de la que proceda la causa. Presidirá la Sala el consejero militar

de mayor empleo o antigüedad en el mismo.

El papel del juez instructor viene determinado en el articulo 528. «El juez

instructor encabezará el sumario con la orden de proceder, debiendo, en la misma

Techa de incoación de la causa, ilar cuenta al ministerio fiscal juríJico-

ni¡litar correspondiente, haciendo constar, por medio de diligencia, e.sta

notificación». Asimismo, «el juez instructor (artículo 569) recibirá declaración

a cuantas personas puedan suministrar noticias o pruebas para ía comprobación

del delito y averiguación de los culpables..

El artículo 763 dice textualmenle: «El instructor (...) solicitará de la

autoridad judicial o de la militar que corresponda, según los casos, la orden

para la celebración del consejo de guerra y la designación de los que hayan de

formarlo. (...)».

El fiscal

El fiscal militar es el encargado de pedir la aplicación de las leyes d tirante

el plenario de las causas en que debe intervenir y ejercitar la acción pública

ante los consejos de guerra. El nombramiento del fiscal militar será hecho para

cada causa por la autoridad judicial. El fiscal militar, en el ejercicio de sus

funciones, dependerá del fiscal militar del Consejo Supremo de Justicia Militar,

a! soio efecto de recibir las órdenes, instrucciones o prevenciones que el

Gobierno estime procedente dar.

 

< Volver