Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Vida política. 
 Intenso programa del señor Fraga en Barcelona  :   
 Contactos con obreros, intelectuales y clase política. 
 Informaciones.    02/12/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Intenso programa del señor Fraga en Barcelona

CONTACTOS CON OBREROS, INTELECTUALES Y CLASE POLÍTICA

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 2.

UN dato, de momento, tal vez destaca por encima de otros cuando ha llegado a las Redacciones de los

periódicos, esta tarde, el programa oficial de la visita de don Manuel Fraga Iribarne a Cataluña. El dato, a

juicio de numerosos observadores, se refiere a la persona que el próximo jueves presentará el libro del ex

ministro y ex embajador, «Un objetivo nacional». No ha pasado inadvertido aquí que este nuevo

compendio del pensamiento político del señor Fraga será ´presentado por don Agustín de Semir, abogado,

claramente situado en la oposición de línea cristiano-socialista.

El señor Semir tiene una biografía comparable, de alguna manera, con la, del desaparecido don Dionisio

Ridruejo, aunque sus coordenadas actuales lo conducen a una oposición más a la izquierda que la

mantenida por el ilustre poeta y escritor socialdemócrata. Don Agustín de Semir, que hizo la guerra con

las fuerzas del General Franco, militó en Falange Española v desempeñó diversos cargos en la Barcelona

de la posguerra, fue basculando paulatinamente —siempre dentro de una honestidad que nadie pone en

duda aquí— hacia la discrepancia, para llegar a una oposición firme, ideológicamente anclada en el

cristianismo y en el socialismo. Ha sufrido sanciones y ha sido detenido en alguna ocasión, la más

reciente a propósito de la redada de 113 personas en la iglesia de María Medianera, en octubre de 1973,

bajo la acusación de supuestas concomitancias con la «Asamblea de Cataluña». Letrado en ejercicio, el

señor Semir ha defendido a muchos clientes por delitos considerados políticos. Actualmente, por ejemplo,

está encargado de los intereses del periodista don Josep M. Huertas Clavería, el cual, por cierto, todavía

no se ha beneficiado del indulto otorgado por el Rey, a pesar de que la pena que se le impuso fue de dos

años y a pesar de que otras personas relacionadas con «Wilson» han salido ya en libertad segundo proceso

en el que el señor Huertas Clavería está inculpado

MAS EXPECTACIÓN

Pero, además de este significativo hecho de la presentación de «Un objetivo nacional», lo cierto es que la

estancia del señor Fraga —que hoy aterriza en el Prat ha despertado en Barcelona una extraordinaria

atención, como ya aconteció justamente hace un año, con motivo de la primera edición de los premios de

periodismo instituidos en su homenaje y que llevan su nombre. Sin duda, este año la presencia del

promotor de la vigente ley de Prensa suscita aún más expectación, debido a los históricos momentos por

los que atraviesa el país. Además, nadie lo duda en Cataluña, el nombre del señor Fraga puede saltar en

cualquier momento a un alto puesto en el próximo Gobierno, primero de don Juan Carlos. Hace un año,

su visita coincidió con la puesta en marcha de las asociaciones políticas; entonces, muchos de sus gestos

empezaron ya a desmentir todo entusiasmo hacia el estatuto. Esta semana, cualquier otro gesto suyo será

analizado y valorado, tratando de confirmar o no cuantos rumores su persona suscita.

CONTACTOS CON BARRIOS Y OBREROS

Mañana, el señor Fraga viajará hasta Tarragona, donde se entrevistará con el arzobispo doctor Pont i Gol.

A las nueve y media, de nuevo en la capital de Cataluña, el ex ministro —ahora ministr a b 1 e y

presidenciable— cenará con «un grupo de obreros en el bar Sibelius, del Besós», "Según el propio

programa difundido ayer. Al parecer, este «grupo de obreros» —obsérvese que para nada se habla d e 1

Sindicato oficial, y la cena se desarrollará lejos de un marco convencional, sin jerarquías sindicales, etc.

— estaría formado por enlaces elegidos en los pasados comicios, aunque se ignora si están integrados en

las famosas «candidaturas unitarias, obreras y democráticas»

Al día siguiente, don Manuel Fraga visitará el barrio obrero de Nuestra Señora del Port v se reunirá con la

Asociación de Vecinos de Sants, marcando asi otra pauta que trata de conectar con la realidad

barcelonesa. El acercamiento a los barrios y las asociaciones de vecinos fue inaugurado por el anterior

alcalde, señor Masó —nombre que suena en la Ciudad Condal también como ministrable—, y seguido

por el propio presidente del Gobierno, señor Arias, v por los Príncipes de España en su visita del mes de

marzo pasado. Tras celebrar una rueda de Prensa, el ex ministro de Información almorzará con «un

nutrido grupo de empresarios, intelectuales, profesionales, etc.», en el hotel Princesa Sofía, siempre de

acuerdo con la información oficial de la visita. De este almuerzo como de otros posteriores contactos—

no se descarta el intercambio de opiniones entre el señor Fraga v gentes dispares de la sociedad catalana,

incluso con hombres relevantes de los sectores menos afines al Régimen.

CLUB EN BARCELONA

A las ocho de la tarde del jueves, el líder centrista inaugurará el Club Agora, realización del equipo

fraguista en Barcelona, con pretensiones de que se convierta en foro abierto a contrapuestas opiniones

políticas. En el propio Club Agora —cuyo presidente es el industrial don Juan Echevarría, alto cargo en

la empresa Motor Ibérica— tendrá lugar la presentación d e 1 libro citado. El jueves, las autoridades

locales le ofrecerán una cena en el palacete Albéniz

Tras una mañana dedicada a «entrevistas privadas y reuniones de trabajo», el viernes se darán a conocer

los ganadores de los premios Praga de periodismo, en su doble vertiente política y más estrictamente

periodística. Finalmente, una cena de gala reunirá a varios cientos de personas, con toda la plana mayor

del fraguismo don Ricardo de la Cierva, don Pío Cabanillas quien pronunciará un discurso—, don Carlos

Mendo, don Manuel Millán Mestre... Muchos auguran que de algunas mesas podrían surgir varios

hombres para un Gabinete no lejano.

2 de diciembre de 1975

 

< Volver