Autor: Neil, Rodolfo . 
 Se investiga también a políticos y altos periodistas. 
 Los ultras quieren ahora difamar a Don Juan Carlos     
 
 Diario 16.    28/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

be investiga tambien a pouticos y años periodistas

Los ultras quieren ahora difamar a Don Juan Carlos

La campaña iniciada por los sectores ultras, tanto políticos como militares,

para difamar al Rey en relación con el golpe militar, ha sido calificada en

medios militares como despreciable y absolutamente carente del más mínimo

fundamento.

Rodolfo NEIL

Madrid — Los sectores más ultraconservadores, tanto políticos como militares,

han orquestado una campaña en la que pretenden involucrar al Rey en cierta

parcela de responsabilidad en cuanto al llamado «golpe blando» que respaldó el

intento de rebelión del 23-F.

Esta campaña, calificada como «despreciable» en medios políticos y militares

consultados por DIARIO 16, está lanzada con el objetivo de diluir la

responsabilidad e iniciativa de los golpistas, que fueron quienes realmente se

arrogaron un respaldo real que no existió en ningún momento.

Parece confirmarse la existencia de dos intentos golpistas, uno más duro y otro

que respondería a una operación similar a la de la de De Gaulle. Incluso en

medios de comunicación conservadores se habló de una «Operación De Gaulle» días

antes del golpe, recordando las viejas tesis al respecto.

Pero esa «Operación De Gaulle» aprovechó para sumarse a la rebelión militar

iniciada por Tejero e intentó manipular al Rey que se negó en redondo.

Civiles

Las investigaciones sobre implicados civiles siguen adelante con decisión y

cautela para averiguar quienes estaban desde él principio con el teniente

coronel Tejero y quienes se sumaron más tarde. Etre los investigados hay

políticos y responsables del mundo de la información. Las posibles

responsabilidades por omisión también serán tenidas .en cuenta pero, según

medios militares, no se debe confundir nunca la omisión con actitudes que fueron

el reflejo exacto de la confusión reinante y de la doble red de

mandocomunicaciones: una que controlaban los golpistas y otra el mando a las

ordenes de Gabeiras y el Rey.

Un teniente -coronel, según las primeras imágenes aparecidas en televisión,

perteneciente al Ejército de Tierra, se entrevistó con Tejero en el Palacio del

Congreso y fue el que prácticamente le convenció. En las imágenes, en su segunda

retransmisión, ya no aparecía este militar.

Según fuentes militares, todo golpe necesita un Estado Mayor que lo prepare y

organice. No se trata de un Estado Mayor de una unidad determinada, sino de un

grupo de jefes y oficiales,

en contacto con los políticos, que preparen toda la operación hasta sus más

mínimos detalles.

Ese Estado Mayor podría estar integrado por algunos de los componentes del

colectivo «Almendros», que realizaron una importante labor de preparación de

cara a la opinión pública con la publicación de artículos y difusión de noticias

determinadas.

Por su parte, el general luis Torres Rojas, detenido en La Coruña, se encontraba

ayer a la una en el pabellón del Gobierno Militar de esa . ciudad. El general

Torres Rojas estaba el lunes por la mañana en su despacho. A mediodía se

trasladó a Madrid donde mantuvo a las cuatro una reunión con los jefes de Cuerpo

de la División Acorazada.

Fracasado el golpe, se trasladó de nuevo a su destino en Galicia en cuyo

despacho fue visto a las once de la noche.

 

< Volver