Un coronel jurídico, encargado de instruir el caso en la Capitanía General de Madrid. 
 Arrestados 22 jefes y oficiales de la Guardia Civil y del Ejército por participar en el intento golpista     
 
 El País.    22/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Un coronel jurídico, encargado de instruir el caso en la Capitanía General de

Madrid

Arrestados 22 jefes y oficiales de la Guardia Civil y del Ejército por

participar en el intento golpista

Veintidós jefes y oficiales, pertenecientes a la Guardia Civil y al Ejército de

Tierra, además de los generales Milans del Bosch, Armada, Torres y el coronel

San Martín y del capitán de navio Menéndez Vives, son los mandos militares que

se encuentran arrestados de momento en relación con el intento de golpe de

Estado del pasado lunes. El capitán general de Madrid, Guillermo Quintana, ha

nombrado al coronel jurídico Ignacio Diez de Aguilar juez especial encargado de

instruir el caso. La situación en los cuarteles es de .´ normalidad, aunque se

detecta todavía cierta tensión debido a los recientes acontecimientos.

Fue la Jefatura de Estado Mayor del Ejército la que ayer facilitó la relación de

jefes y-oficiales de la Guardia Civil y del Ejército que se encuentran

implicados en el intento golpista, aunque en ella no figuraban el destituido

capitán general de la III Región Militar (Valencia), Jaime Milans del Bosch y

Ussía, actualmente cumpliendo arresto en las dependencias del Cuartel General

del Ejército, ni el también destituido segundo jefe del Estado Mayor del

Ejército, Alfonso Armada Comín, en situación de arresto domiciliario. Tampoco se

facilitaba el nombre del capitán de navio de la Armada Camilo Menéndez Vives,

conocido ultraderechista, que se unió a los rebeldes capitaneados por el

teniente coronel Tejero poco después de producirse el asalto al Congreso.

Un coronel (el responsable del destacamento de Tráfico de Madrid), un teniente

coronel (el rebelde Tejero), siete capitanes y ocho tenientes son los jefes y

oficiales de la Guardia Civil que cumplen arresto.

Cuatro mandos, entre ellos Tejero, se encuentran ya en la prisión militar de

Alcalá de Henares. Fuentes castrenses indicaron a este periódico que entre los

mandos de la Guardia Civil arrestados existen algunos que no participaron en el

asalto del Congreso, como es el caso del coronel Manchado García, responsable de

la unidad de Tráfico, a cuyo mando se puso Tejero. Manchado fue arrestado por

dos generales de la Guardia Civil, y se supone que una de las causas de su

arresto es la de haber permitido que hombres bajo su mando fuesen reclutados por

un jefe de otro destacamento, precisamente el teniente coronel Tejero.

Entre los oficiales de la Guardia Civil que sufren arrestos figuran Jesús

Muñecas Aguilar, gran amigo de Tejero, y Francisco Asera Martín, perteneciente a

la 18" promoción de la Academia General Militar.

Muñecas, que estuvo destinado en el País Vasco y fue relevado del mando "tras

las lesiones sufridas por una mujer de Tolosa durante unos interrogatorios, fue

el oficial asaltante que apareció acompañado, durante casi todo el tiempo en que

estuvieron secuestrados los diputados, de un joven vestido de paisano y armado

con un subfusil.

Por lo que respecta a los miembros del Ejército de Tierra arrestados, fuentes

militares señalaron a EL PAÍS que todos ellos pertenecen al cuartel general de

la Brigada Acorazada, con sede en El Pardo, precisamente el acuartelamiento

escogido por el teniente coronel Tejero para su entrega. Se trata del comandante

Pardo Zancada y de cuatro capitanes, uno de ellos de complemento.

Pardo Zancada fue el comandante de Estado Mayor que se puso al frente del convoy

de la Policía Militar que se unió a los rebeldes en la madrugada del martes.

Este convoy está al mando del capitán Alvarez-Arenas (también arrestado), hijo

del general José Alvarez-Arenas Pacheco y miembro de una familia de militares,

entre ellos Félix Alvarez-Arenas, ex ministro del Ejército. Este capitán fue

llamado en la tarde del lunes a su domicilio para que se pusiera al frente de su

unidad, que, a su vez, capitaneó hasta el Congreso el comandante Pardo Zancada.

El comandante Pardo, alineado • en los sectores más reaccionarios del Ejército,

es también periodista (colabora habitualmente en la revista Reconquista) y tiene

nueve hijos. El capitán de la escala de complemento arrestado es José Pascual

Gálvez. El resto de los detenidos son los capitanes de Infantería Francisco

Dusmet García Figueras, también de familia militar, y el capitán de Intendencia

José Cid Fortes, todos ellos del acuartelamiento que posee la Brigada Acorazada

en El Pardo.

Un portavoz del Estado Mayor del Ejército comunicó ayer que la calma es total en

todas las unidades del Ejército. Sin embargo, existe todavía cierta tensión

motivada por los últimos sucesos. Este mismo portavoz señaló que los detenidos

se encontraban en distintas unidades castrenses en espera de las decisiones que

adopte el juez instructor, coronel Diez de Aguilar, que instruye el caso desde

el pasado día 24.

Por lo que respecta al coronel Garchitorena, que, según informó Diario 16, entró

en el despacho del gobernador militar de Madrid pistola en mano, fuentes

militares consultadas por Efe indicaron que este coronel, que se encuentra

actualmente en la situación B, no tuvo relación con el intento golpista.

 

< Volver