Tras una etapa de apuntar ideas y sostener actitudes. 
 Don Manuel Fraga, dispuesto a la acción política     
 
 Informaciones.    28/08/1975.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

TRAS UNA ETAPA DE «APUNTAR IDEAS Y SOSTENER ACTITUDES»

Don Manuel Fraga, dispuesto a la "acción política"

LA CORUÑA, 28. (INFORMACIONES y EUROPA PRESS,)

UNAS cuatrocientas personas asistieron ayer tarde. en la librería Arenas, de La Caruña, a la presentación

del libro «Fraga Iribarne: Retrato en tres tiempos», del que es autor el periodista catalán don Manuel

Milián Mestre

Tras unas palabras del propietario de la librería, habló don Gabriel Cisneros, consejero nacional del

Movimiento y procurador en Cortes, que es prologuista del libro. Dijo entre otras cosas que la obra e

inscribe activamente en una empresa política, en un propósito que muchos creemos am pliamente

compartido por miles de compatriotas y que se resume en el deseo de organizar la convivencia democrá

tica española con muchos más holgados márgenes para la libertad, con mayores posibilidades para la

justicia y con unas cotas significativas de racionalidad y eficacia, alcanzando la homologación absoluta y

plena, con los "standars´ políticos occidentales».

«Creemos al mismo tiempo —añadió— que es posible alcanzar este propósito sin des mentir de nuestro

pasado inmediato, sin ceder a descabelladas tentaciones revisionis tas. sin someter una vez más a

replanteamientos traumáticos los supuestos primeros de nuestra convivencia civil.»

LA CONSPIRACIÓN DE DE LOS MODERADOS

Más adelante, don Gabriel Cisneros señaló: «No se pueden arruinar las escasas opciones equilibradas que

nos restan en esta andadura hacia la democracia. ¿Seremos suficientes los "fanáticos" de la sensatez? ¿Se

impondrá por una vez la conspiración de los moderados?»

Seguidamente intervino el autor del libro, quien expuso los motivos por los que lo había escrito:

«Nosotros somos jóvenes hombres que asoman a una crítica madurez, que ni hicimos la guerra ni

conocimos siquiera los efectos inmediatos; a lo máximo, un leve recuerdo del pan negro o la sombra de

unas colas de gente en el racionamiento. Pero nada más. Somos una generación sin maestros; ebrios los

oídos de críticas sis temáticas estereotipadas a ciertas actitudes que quedaron desterradas en la otra

España; fatigados nuestros ojos de leer siempre las mismas cosas, triunfales y gloriosas de una España

que ciertamente avanzaba en el desarrollo, el crecimiento y el consumo, hatiendo cercenado ya por

siempre el fantasma del hambre, el analfabetismo y el subdesarrollo.»

Por otra parte, aludió a la ley de Prensa y afirmó que "gracias a ella pudo empezar a difundirse la voz

inquietante, antaño silenciosa de nuestra generación. No necesaria. mente corrosiva ni ácrata, como tantas

veces han querido presentarla los anclados" en un pasado inamovible, sin apercibirse siquiera que estamos

ya más cerca del año 2000 que de 1936

ABIERTOS A LA CENSURA PUBLICA

Finalmente tomó la palabra el señor Praga Iribarner quien, entre otras cosas, dijo: "Creo que los hombres

públicos están obligados a actuar con coherencia y responsabilidad, abiertos a la censura pública, sin

protegerse en un ambiente de secreto o falsa modestia, que en el fondo no es tal, sino desprecio de un

público y de una opinión cada vez más alerta; a poner sus archivos, sus recuerdos, al servicio de quienes

desean presentar una imagen de su pasado para mejor enjuiciar la validez de sus promesas de futuro."

"Creo sinceramente —añadió— que estamos en el umbral de una era importante de nuestra vida política,

en la cual la publicidad va a ser un factor importantísimo."

Luego afirmó: "Me abruma, por supuesto, el hecho de que personas como el autor de este libro y de otro

que está en camino, de J. A. Cabezas, hayan creído oportuno dedicar tanto esfuerzo a analizar el mío por

la cosa pública en España, y ello me anima también a redoblar esfuerzas para que lo que ha sido hasta

ahora más bien apuntar ideas y sostener actitudes pueda ser en una etapa próxima, con la ayuda de

muchos hombres y muchas mujeres de España, una verdadera acción política eficaz por una España cada

vez más fuerte, más justa, más limpia y más clara, en la que todos podamos caminar con la frente alta,

porque nadie tenga que andar con la cabeza baja."

DON GABRIEL CISNEROS: «NO SE PUEDEN ARRUINAR LAS ESCASAS OPCIONES

EQUILIBRADAS QUE NOS RESTAN EN ESTA ANDADURA HACIA LA DEMOCRACIA»

28 de agosto de 1375

 

< Volver