Fracasó la intentona. 
 Dispositivos militares tomaron para su protección los edificios de RTVE     
 
 Ya.    24/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Dispositivos militares «tomaron» para su protección los edificios de RTVE

A las diez menos cuarto de la noche, la oficina de prensa de Radio Nacional de

España emitió ana nota informativa, encabezada con las palabras «urgente,

urgente, urgente», que fue leída por Eduardo Sotillos por los micrófonos de la

emisora, en la que dice lo siguiente:

«A las ocho menos cuarto de esta noche se personaron en las instalaciones de

Rtve en Prado del Rey un grupo de soldados del Ejército de Tierra con unidades

blindadas a las órdenes de un capitán.

Se dirigieron, en ´ primer término, al edificio de Tve y conminaron al director

para que la emisión siguiera transmitiéndose normalmente. Inmediatamente*

después, se trasladaron al despacho del director general en la Casa de la Radio

y le dieron instrucciones para que Rne pasase a transmitir estrictamente música

militar, y para que Tve tampoco emitiese programas informativos.

Desde el despacho del director general, el capitán que mandaba las fuerzas

mantuvo conversaciones con varios mandos militares hasta que, entre nueve y

nueve y cuarto, recibió instrucciones para desalojar el recinto que mantenía

ocupado, dejando en libertad a los responsables de Rtve para seguir emitiendo la

programación ordinaria.

Durante todo este tiempo, el personal de Rtve se mantuvo en sus puestos dé

trabajo en absoluta calma sin que se produjera el más mínimo incidente. Este

comunicado fue leído por el propio director de Rne, .Eduardo Sotillos, a las

nueve y media de la noche.

La toma del complejo de edificios de Rtve ha sido el producto de una operación

militar prevista por el mando militar para casos extremos, como el que se ha

producido esta tarde en el Congreso. No se justifica la alarma que ha producido

en la opinión pública la interrupción de programas informativos en Radío

Nacional y Televi sión.

Las fuerzas militares acudieron a los edificios de Prado del Rey para proteger

las instalaciones de Radio y Televisión, así como al personal.

Estas fuerzas han sido ya retiradas, y varias unidades de «geos» protegerán en

las próximas horas los edificios de radio y televisión y al personal que allí

está trabajan do. Estas unidades reforzarán la

vigilancia que corresponde a, uni:dades de la Guardia Civil, unidades que a lo

largo de toda la tarde se han mantenido al margen de los incidentes y a Jas

órdenes del director general de Rtve.

El comunicado del general Miláns del Bosch, emitido por Radio Nacional de España

en Valencía, fue conocido en Rne de Madrid a través del retorno que mantiene el

servicio central y posteriormente fue mandado grabar.

Diversos medios de comunicación de Valencia se encuentran vigilados por unidades

del Ejército de Tierra. Estas unidades militares se encuentran dentro de las

instalaciones periodísticas, siguiendo, al parecer, instrucciones superiores.

Radio Nacional de España y las emisoras que se encargan de transmitir el

desarrollo del debate de investidura están emitiendo música clásica y únicamente

se dedican cada breves minutos a dar información acerca de los sucesos ocurridos

en el Palacio de Congresos. .

Televisión Española volvió en la noche del lunes a la normalidad, después de

unas horas de confusión. En síntesis, lo ocurrido fue:

1. La Guardia Civil que normalmente presta sus servicios en Tve cumplió con su

deber en todo momento y, según palabras textuales de directivos.de Tve, «se

portó muy bien».

2. Un-grupo de militares mandados por un capitán fue dueño de Televisión por

espacio de hora y media. Pertenecían a alguna unidad de la división acorazada

Brúñete, a juzgar por loa uniformes y distintivos. El capitán vestía de azul

marino y debía ser tanquista.

Estos militares dieron órdenes, amenazaron con disparar en determinadas

ocasiones y, después .de múltiples consultas, se marcharon.

3. Unidades de los Geos, enviadas por el general Santa María, llegaron

finalmente a Televisión para protegerla, con lo que se restableció la

normalidad.

 

< Volver