Autor: Llansá, Jaume de. 
 Crónica de Cataluña. 
 Frenar el neofranquismo     
 
 El Alcázar.    03/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

FRENAR EL "NEOFRANQUISMO"

BARCELONA, 3 (Una colaboración especial de JAUME DE LLANSA. por teléfono).— La actualidad

política general en todo el ámbito catalán, con fuerte dominio en páginas y espacios de todos tos medios

de comunicación social, especialmente en los diarios y en las publicaciones periódicas, está caracterizada

por un dinamismo constante, por una afloración de temas y problemas que exigen, cada vez más,

sensibles aumentos de profesionales del periodismo —y de colaboradores laterales— dedicados a seguir

sus cambiantes y sus movimientos diversos relacionados todos con las infatigables acciones,

presentaciones, declaraciones, planteamientos de toda suerte de problemas —sociales, económicos,

culturales, políticos, de contextos urbanos y vecinales, de ecología y de "salvent Catalunia per la

democracia", por ejemplo— de los grupos y partidos políticos de "colectivos feministas", de "entitats deis

barris", de asociaciones excursionistas o de defensa de la "llengua catalana", etc.; todo ello integrando un

tremendo y multiplural maremagnum opinante, reclamante, exigente, convocante, que está haciendo el

trabajo de informar aquí en Catalunya algo así como "los trabajos de Hércules" para el cronista de "EL

ALCÁZAR", que tiene que cubrir por sí sólo todo ese casi asustante espectro y procurar reflejarlo en sus

crónicas para servir al periódico y a sus lectores, de Catalunya y de toda España, donde llega y es

reclamado en kioscos y librerías cada vez con mayor audiencia, como así sucede en Barcelona.

Así, hoy, hay acontecerás políticos que se disputan espacios y páginas privilegiadas en los diarios

barceloneses que, repito una vez más, son los de mayor audiencia por su potencialidad de tirada y de

distribución.

Por ejemplo, la llamada por algunos comentaristas, pretenciosamente, "cumbre del eurocomunismo", en

Madrid, tiene el "honor" de disfrutar de las primeras páginas de los citados periódicos, codo a codo con la

conferencia de Antón Cañellas, rico joyero y dirigente de la sucursal democristiana de la UDC,

pronunciada en el "Club Siglo XXI" en la que defendió la "nacionalidad de Catalunya" como placenta

viva del "Fett Nacional Cátala", base "incuestionable" del "autogobierno de Catalunya" que, según el,

reposa en la "Generalitat" y en el "Estatuí de 1932", del que exige al Gobierno y a la Monarquía su

"devolución"; figurando casi al lado de ambas informaciones la que se refiere al dictamen de Gobernación

sobre el tema de que el PTE "no es legalizable" porque, entre otras causas, "al ser favorable a la

autodeterminación de las nacionalidades, atenta contra la unidad de la Patria", además de ser contrario al

orden institucional del que la Monarquía es pieza esencial, por declararse republicano". Piénsese que no

hay cierta similitud sobre la postura del PTE y la de Antón Cañellas y su UDC al reclamar "la

devolución" de aquellas "instituciones catalanas" que nacieron en la República y, como tales criaturas

exclusivas de la República, incompatibles por tanto con el sistema institucional español.

Paralelamente —y esto refuerza la argumentación contraria a la demanda de Cañellas, en opinión de otros

importantes sectores catalanes—, el martes se presentó a los medios informativos la "Unió de

Republicans de Catalunya", integradas por afiliados de varios partidos catalanes, entre ellos los

comunistas de izquierda, para anunciar, además de que están a favor del boicot a las próximas elecciones,

que "para nosotros el régimen republicano en Catalunya es el Estatut de 1932, el Parlament de Catalunya,

la Generalitat y el tribunal de Cassació". ¿Está esto claro?.

Sin embargo, el nuevo grupo político "Catalonia-Partir Politique Cátala", que ya ha solicitado en el

Gobierno Civil de Barcelona su legalización, no acepta aquellas "instituciones catalanas", ni pide la

derogación del decreto de 1938, y sí, por el contrario, un régimen autonómico moderno en el marco de la

legalidad de la Monarquía. (De este nuevo Partit forman parte conocidas personalidades barcelonesas y

catalanas, como el hijo del gran poeta Maragall (don Juan Antonio), el de la célebre "Sala Pares" y

presidente del Orfeó Cátala; Ferrán, Jiménez Artigues, Pau Roig, y el muy conocido y prestigioso

periodista Carlos Sentís, del que se insiste en que puede ser nombrado director de "Diario de Barcelona").

VARIAS NOTAS DE VIVA ACTUALIDAD

En concreto, sectores catalanistas y comunistas de aquí, hay miedo a lo que se denomina "neo-

franquismo" y a su dinámica actuacional en el panorama político y social de Catalunya. El artículo del

comunista que es predilecto amigo de don Sebastián Auger y directo colaborador de "Mundo Diario",

Jordi Solé-Turá, que publicó ayer a todo relieve tipográfico en el citado diario, es una urgente alerta a las

"fuerzas democráticas catalanas" para que estén dispuestas a frenar la acción del "neofranquismo" en

Catalunya, incluso en el campo del proselitismo y en el electoral.

El ilustre profesor don Manuel Jiménez de Parga, rector en funciones, poco democrático —digo esto

situándome en su propio terreno político—, se ha visto "contestado" por casi trescientos profesores, de

ellos 58 numerarios, de su propia Universidad, que le piden reunión de la Junta de Gobierno para elegir,

mediante terna, el nuevo rector y antes de que el mismo convoque lo que llama "claustro general

democrático", por considerar que ya no tiene razón de ser su permanencia en el Rectorado, lo que ha

causado fuerte impresión en los medios universitarios y en amplios sectores ciudadanos influyentes.

Ahora bien, de otra parte, su bufete de abogado, que lleva con su hermano, se ha hecho cargo de la

defensa de la legalización de la sucursal del comunismo en Catalunya, el PSUC, ante el Tribunal

Supremo; y se habla; y se habla de que la "minuta" proporcionará al ilustre profesor algunos millones de

pesetas, a las que no hace ascos porque sean "pesetas comunistas".

Cerca de 4.000 tractores de "pa-gesos catalans" se movilizaron en las carreteras de Lérida y Tarragona,

sirviendo a incitaciones de activistas no "pagesos" de partidos llegados de Barcelona, para promover y

organizar movilización "en solidaridad con los campesinos de las otras nacionalidades del Estado

español", convirtiendo un problema socioeconómico, y que requiere urgentes y justos tratamientos, en

"una punta de lanza política ofensiva" contra el Gobierno, lo mismo que se ha hecho, que se está

haciendo, con el trágico accidente ferroviario de San Andrés de la Barca, en las proximidades de la

Ciudad Condal, con comunicados de características recusables por su pretensión de manipulación y de

denuncia de todo un sistema de transportes de trabajadores desde la urbe hasta la Seat y regreso.

A las cuatro de la tarde de ayer, en un hotel de Perpiñán, de forma privada, pues así lo ha exigido la

Prefectura (Gobierno Civil) del Departamento, Tarradellas presidió la constitución del coi i tranco

"Organisme Consultiu del President de la Generalitat". Y digo cojitranco, porque sólo estará integrado por

los partidos menores catalanistas radicales y comunistas. Los llamados "grandes", no asistieron porque no

apoyan el "Organismo y su praxis que, como ya he informado en otras crónicas, se basa en lo del "Estatut

de 1932", etc. Los "grandes" que no estuvieron allí ni apoyarán la acción son: Convergencia Democrática,

de Jordi Pujol; la Esquerra Democrática, de Trías Fargas; el Centre Cátala, el PSUC, la Federación

Socialista de Catalunya, del PSOE; el Partit Socialista Popular Cátala, que es versión catalana del que

dirige el profesor Tierno Galvan, así como las "sindicales" UGT y CC.OO.

En relación con las CC.OO., en su disfraz de "Confederación Sindical de la Comisión Obrera Nacional de

Cataluña", por medio de carta abierta de sus dirigentes Paco Frutos y Luis López Bulla, han retado, nada

menos, al gobernador civil, Sánchez Terán, a un "debate público", para que explique por que suspende

tantas reuniones, conferencias, mítines y asambleas de las "Comisiones Obreras". Como verá el lector, a

pesar de sentencias del Tribunal Supremo, que son precedentes jurídicos e integran doctrina jurídica, de

que son ilegales por ser "brazo del Partido Comunista", estas CC.OO., en su versión de "Comisión

Nacional de Cataluña", llevan su audacia hasta a retar a los representantes del Gobierno en Barcelona a un

"debate público". ¡Así, cualquiera!.

Y, por hoy, nada más. Creo que el lector quedará cumplidamente informado de la profusa, en Catalunya,

y polémica actualidad política.

 

< Volver