Autor: Aguilar, Emilio. 
   Cambio, Pujol, Figueras...     
 
 Pueblo.    03/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CAMBO, PUJOL, FIGUERAS...

AYER, en «El País», un artículo de José María Figueras sobre el papel de Cataluña en el futuro de España

me ha producido un enorme placer. Aumentado por el contraste con la reseña de un libro reciente de Jordi

Pujol, en el que aparecen insospech a d a s —aunque, pensándolo, no excesivamente sorprendentes—

vetas de antiandalucismo, dirigido contra los emigrantes a los que, por supuesto, sin razón, hace objeto de

juicios duros y algunos degradantes. * Habla José Luis Figueras de Cambó y de la Lliga de Catalunya, de

sus ideales que podrían resumirse, s´egún el autor del artículo, en «catalanizar España». Hace muy poco

escribí sobre el regionalismo «imperialista» de los asturianos, afirmé que era la forma verdadera de no

convertir el regionalismo en aldeanismo folklórico, cerrado y sin fruto; si hay, hoy, sucesores de esa idea

de Cambó y con la suficiente entidad y personalidad para no dejarse arrastrar por el viento reaccionario

que parece dominante, quiero saber quiénes son. A ésos se le puede dar esa comprensión que Pujol pedía

—para sus ideas— a los «ciudadanos de Zamora y Jaén». A Pujol, evidentemente, no. H Al leer las citas

del libro de Jordi Pujol, notaba una ola de tristeza, porque pensaba: «¿Será cierto que el futuro de la

convivencia entre las regiones va a pasar por una lucha de clases entre regiones pobres y ricas?» Por

supuesto, una lucha democrática y dialéctica, pero inevitable y de resultados poco deseables de escisión

cordial entre los españoles.

* Señala igualmente Figueras un hecho reciente y que se difunde: la implícita resistencia de no pocos

catalanes a usar la palabra «España» y, digo yo, los circunloquios como «Estado español» que se usa

un poco a lo tontiloco. Estas cosas revelan llanamente incultura. Los que tienen algo más que confusiones

anti, saben que el nombre de España pertenece a los catalanes con tanto derecho como a cualquier otra

región, que no es exclusivo de ninguna. Un rey aragonés, en el siglo XIII, al prometer ir a la cruzada, dijo:

«Hoy ha quedado honrada España entera», el Fuero de Navarra tiene una parte que se denomina fuero

antiguo de España.

* Es paradógico que cuando, para apoyar diferenciaciones, se utiliza la historia, siempre se trate de una

historia superficial y mal aprendida. La auténtica, no hace más que aproximar. * Reproduzco, sin más que

un aplauso final, una parte del colofón de Figueras: «Es tarea de los catalanes de hoy reanimar ese antiguo

ideario, pensarlo de nuevo en el marco dé las realidades actuales. Es tarea suya atreverse de nuevo a

pronunciar la palabra España, atreverse a sentir como propia la necesidad de la grandeza de España, Y,

sobre todo, entender que esa grandeza es condición para realizar, la anhelada libertad de Cataluña.»

Emilio AGUILAR

 

< Volver