Autor: ;Federico, Rosa de. 
 Jordi Pujol. 
 Con él llegó el escándalo     
 
 Pueblo.    12/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 27. 

Jordi Pujol

ENCUESTA POLÍTICA

Con él llegó el escándalo

• Su libro «Emigración y problema de Cataluña», continúa levantando polémica

• Los dos millones de emigrantes, de Barcelona y provincia, irritados

SIN EMBARGO, EL LIBRO NO SE ENCUENTRA Y LOS POLÍTICOS NO LO HAN LEÍDO

SIMÓN SÁNCHEZ MONTERO, representante conjunto con Santiago Carrillo del P. C. en la Comisión

de los Diez, nos ha declarado:

«No he leído el libro y sólo conozco de éí lo que ha publicado en torno suyo la Prensa, por lo que parece

que está levantando ampollas. Todo esto es muy extraño, siendo Jordi Pujol un hombre muy inteligente y

que ha demostrado gran tacto político. Me parece también, qué en este asunto hay implicadas otras cosas,

como un falso andalucismo. Yo no defiendo a Pujol y quiero que quede bien claro que no he leído el

libro, pero si Pujol ataca realmente a los trabajadores sean inmigrantes o no. yo, estaría en contra. Existe,

un cierto intento de romper la unidad dé los trabajadores, pretendiendo resucitar un viejo lerrouxismo

tratando de enfrentar a los trabajadores inmigrantés, sean andaluces o no, con los catalanes, y ese intento

es muy peligroso.»

JOAQUÍN SATRUSTEGUI, presidente del Partido Demócrata Liberal señala que no ha leído el libro «La

emigración problema y esperanza de Cataluña», de Jordi Pujol. Sin embargo piensa: «Me extraña mucho

todo lo que se esta diciendo en estos momentos sobre Jordi Pujol y su libro. Y me extraña porque la tesis

es totalmente contraria a la que Pujol siempre ha mantenido en las reuniones que hemos mantenido. Jordi

Pujol es un hombre al que el hecho catalán le Atrae muchísimo y piensa que los catalanes no son sólo los

nacidos en esta tierra, sino, todos los que Ja habitan, sean o no de Cataluña. En una palabra, Pujol

mantiene que tanto los catalanes como los inmigrados de otras zonas son todos catalanes.»

VALENTÍN PAZ ANDRADE, representante en la Comisión de los Diez de los Partidos Gallegos:

«No, no conozco ni siquiera sabía de ia publicación del libro absolutamente nada. Claro, como

comprenderá no puedo juzgar una cosa que ni siquiera sé que existía, y, por tanto, ni lo he leído. Ahora,

corno el próximo día 16 tendremos una reunión de la Comisión de los Diez, a la que espero que asista

Jordi Pujol, trataré este asunto con él. De todas formas, tal como ha expuesto el asunto, mi opinión es que

todo viene dado por el ya tan mencionado desequilibrio regional que existe; si, se polarizasen las regiones

dejaría de existir este problema. Galicia, por ejemplo, necesita urgentemente esa autonomía, y asi evitar la

emigración a otras zonas del país.»

JOSÉ FOLGUERAS, representante de la Organización Revolucionaria de Trabajadores (O.R.T.):

«Aunque no he leído él libro y sé de la critica que hace, por lo que me está diciendo, me parece que es

coherente con su trayectoria como político, ya que no ebtá defendiendo, a mi juicio, los problemas de su

propio país, al tomar parte en la Comisión Negociadora de los Diez, en la que nada está consiguiendo

para Cataluña.»

ENRIQUE LARROQUE, representante del Partido Liberal:

«No conozco el libro, ni tenía referencia de él. Ahora pienso comprarlo ahora mismo y la semana que

viene poder darle una opinión mucho más ecuánime y realista del libro y su tesis. Indudablemente,

cuando a mí me habían del problema de la inmigración y dé la emigración, me levanto de la silla, porque

conozco y he estudiado, a través de siete continuados años toda la problemática de los pobres trabajadores

que han tenido que emigrar a otras zonas, aunque sean dentro del mismo suelo patrio. Todos sabemos, por

supuesto, la enorme inmigración de andaluces, extremeños, aragoneses y gallegos, hacia Cataluña y toda

la repercusión que ha tenido en el desarrollo de Cataluña. Sin embargo, la idea que tengo de Jordi Pujol es

muy distinta a la que me está usted reflejando en varios párrafos del libro.»

RAÚL MORODO, secretario general del Partido Socialista Popular (P.S.P.):

«He estado unos días de viaje y tengo la voluntad de leerlo, pero no quiero hacer ningún juicio critico del

mismo hasta que no lo haya leído. Mi honestidad no rne lo permite. No obstante, creo que esto tendrá una

repercusion de cara a las eleciones.»

LAS TESIS DE PUJOL

Con respecto a la personalídad de log inmigrantes catalanes, Pujol los clasifica en:

1. «Burócratas... con mentalidad de amor».

2. Aquellos qüe por «su estado de ignorancia y miseria cultural, mental y espírittual... constituyen la

muestra de menos valor social y espiritual de España». En otro lugar del libro «La inmigració problema i

esperança de Catalunya» de Jordi Pujol, puede leerse: «Él andaluz no es hombre coherente, sino

destructor y anárquico».

Respecto a la consideración que Pujol hace de los andaluces que trabajan en Cataluña, el profesor

Acosta Sánchez precisaba: «Los andáluces de Cataluña que no se consideran destruidos tienen que unirse

para luchar democráticamente y evitar que algún día lleguen a regir los destinos de este país hombres que

ya tienen liquidado al pueblo andaluz».

He aquí otro párrafo del catedrátíco digno de ser transcrito: «Se solvente el de la solidaridad del pueblo

catalán con unos pueblos de España que tanto hicieron para su reconstrucción económica tras la guerra

civil..., se respeten las identídades de origen de las masas inmigradas, se institucionalice la protección, de

sus culturas propias y se liquide la injusticia social que se ha acumulado en los barrios y ciudades en que

se agrupan los inmigrados". (Servicio de Documentación).

ELS ALTRES CATALANS

"La immigració a Catalunya" y «Catalunya, poble decadent», de Josep A. Vandellós, libros publicados

allá por 1935; «Immigració i mobilitat social a Catalunya», de E. Pinilla de las Heras; «Els altres

catalans» la novela de Francec Candel... Todos los estudios sobre el tema coinciden en que el global

desarrollo económico catalán no estaría a la altura que está si no fuera por los centenares de miles de inmi

grantes que han llegado de todas partes de España y especialmente de Andalucia. Son los inmigrantes --re

conoce un informe de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona--, quienes han hecho

grandes las ciudades catalanas, viviendo o malviviendo en ellas y ayudando a construirlas como simples

peones.

En veinte años Cataluña ha visto aumentar en casi dos millones de personas el número de sus habitantes.

En 1950, su población ascendía a 3.240.000 personas. En 1970, a 5.123.000.

En estos años, Cataluña ganó 1.196.000 habitantes provinientes del movimiento migratorio. Esos son

els altres catalans de Candel, trabajadores que crean riqueza en Cataluña. Hoy día puede cifrarse en

un 62 por 100 de la población de «castellanos» —así se les llama alli a 1os immigrantes-- que ocupan

Barcelona provincia. (Servicio de Documentación).

 

< Volver