Los otros catalanes  :   
 Don Ramón Trías Fargas dice en La Vanguardia. 
 Ya.    29/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

Los otros catalanes

Don Ramón Trías Farga» dice en "La Vanguardia":

La inmigración no es algo que Cataluña haya pedido. Es algo qwe Cataluña ha aprovechado

económicamente en beneficio de unos y de otros, inmigrados y nativos. Aun a sabiendas, por parte de

estos últimos, de que la inmigración, junto con sus ventajas económicas, traía graves problemas culturales

y de identidad nacional. Sea como, sea, el trágico trasvase y desarraigo de millones de españoles se

produce en plena vigencia del Estado más unitario y centralizado que haya conocido la historia de

España. Y este Estado, desde Madrid, ha fomentado la inmigración desordenada de centenares de miles

de personas a Cataluña porque así convenía a los intereses económicos que representaba. Pero también

porque tenía la impresión de que de esta manera saboteaba cualquier Intento de resurrección catalanista

que la dictadura no hubiera aplastado. Los rescoldos de esta política injusta con la que se ha abusado de

los catalanes y de los andaluces por igual todavía humean. Y así vemos cómo neofranquista y socialistas

de importación coinciden en cortejar las Casas de Andalucía para que les apoyen en sus ambiciones

políticas a cualqier precio. ¿Es que los inmigrados tienen tan corta memoria que no saben quiénes los

empujaron hasta aquí? ¿Es que se van a dejar cegar por la demagogia y van a constituirse de nuevo en

instrumento dócil de los que los expulsaron de su tierra? ¿Els que no ven que burocracia centralista,

oligarquías opresoras, anticataianismo y autoritarismo son lo mismo? ¿Es que no comprenden que ellos

no pueden ser centralistas a ningún precio, ni pueden ponerse en las mismas filas, ni defender las mismas

cosas que defienden loa que fueron franquistas hasta ayer por la tarde? Sus enemigos no son los

demócratas catalanes. Sus enemigos son los reaccionarios camuflados que les adulan para poderles

explotar de nuevo y mejor más adelante, como si nada hubiera cambiado El neo-lerrouxismo que estos

días asoma por doquier es la postura más chauvinista, más irresponsable y menos decente de todas las que

se pueden tomar en la política española.

Cataluña ge siente solidaria con las demás naciones y regiones del Estado español. Ya he dicho que no

somos separatistas. Yo creo, mis amigos creen, que debemos darle al Estado español una forma federal,

igual para todos. No queremos privilegios. Si hablamos de autonomía es como un paeo hacia el

federalismo como una manera más eficaz y más democrática de administrar un Estado industrial

moderno. No seríamos catalanes y lo pediríamos igual. Lo que ocurre es que esa fórmula constitucional

mejor y más eficiente, cubriría también las aspiraciones nacionalistas de Cataluña. Pero esto es aparte y

por añadidura. Nuestra propuesta puede ser la de toda España, porque a toda España favorece."

 

< Volver