Autor: Quintá Sadurní, Alfonso. 
   Crecen las tensiones en Esquerra Republicana de Catalunya     
 
 El País.    31/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, jueves 31 de marzo de 1977

Crecen las tensiones en Esquerra Republicana de Catalunya

A. Q. Barcelona

Se han incrementado en importancia las tensiones recientemente salidas a la luz en el seno de Esquerra

Republicana de Catalunya (véase EL PAÍS de 30 de marzo). Así, ayer se supo en Barcelona que las

dimisiones de sus dirigentes alcanzaron a toda la dirección. Por otro lado, dieciséis de los dimisionarios

emitieron un comunicado en el que atacan duramente, sin citarlo, al secretario general dimisionario,

Heribert Barrera.

La versión de las tensiones de las dimisiones masivas difiere sustancialmente según la fuente consultada.

No obstante, domina el criterio que, a nivel de base del partido, «así como de forma muy mayoritaria en

las juventudes del mismo», predomina la tendencia favorable a Heribert Barrera, la cual, por otro lado, se

sitúa a la izquierda netamente.

El mismo predominio se encuentra entre los delegados al congreso del partido, a celebrar el próximo

sábado, y que, sin duda, ofrecerá ana solución más o menos definitiva —y quizá traumática— a la crisis

ya pública.

Los dieciséis dirigentes contrarios a Barrera pertenecerían a una línea calificada de «pura» o «histórica»,

partidaria de la búsqueda de un entendimiento con el partido de Jordi Pujol, con el cual las divergencias

políticas de los dirigentes de ERC habían llegado a ser muy intensas, al denominar en el seno de la

dirección la línea preconizada por Barrera y sus seguidores.

Un portavoz de la tendencia «pura», Salvador Grau-Mora, reconoció a EL PAÍS este punto concreto de

divergencia, mientras señaló que también discrepaba de las coincidencias recientemente aparecidas entre

ERC —concretamente Barrera y sus seguidores— y grupo de extrema izquierda, a los que calificó de

«españolistas».

El mismo portavoz señaló que «los dieciséis» no habían decidido aún si asistirían a las sesiones del

próximo congreso y añadió que «si éste´se lleva a cabo puede motivar una escisión».

Por su parte, los seguidores de Barrera afirmaron situarse marcadamente a la izquierda de "los dieciséis»,

mientras afirmaban claramente que el problema surgido podría «ser fruto de los deseos de Jordi Pujol de

ocupar el mismo espacio político de ERC, pese a que esté muy a nuestra derecha».

En todo caso parece muy improbable que la crisis abierta pueda solucionarse de forma amistosa. De

celebrarse el congreso parece también indudable que Heribert Barrera resultará nuevamente elegido

secretario general y que el ala izquierda del partido saldría vencedora.

 

< Volver