Foro político de Cataluña. Lleno en el Palacio de los Deportes. 
 Pujol: Cataluña debe ser capaz de reclamar el poder al día siguiente de las elecciones  :   
 Trías Fargas: El Estado debe ofrecernos la posibilidad de vivir dignamente. 
 La Vanguardia.    17/04/1977.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Lleno en el Palacio de los Deportes

Pujol: «Cataluña debe ser capaz de reclamar el poder al día siguiente de las elecciones»

Trías Fargas: «El Estado debe ofrecernos la posibilidad de vivir dignamente»

Jordi Pujol y Trias Fargas correspondiendo a las aclamaciones del numerosísimo público que asistió al

mitin Convergencia-Esquerra, en el Palacio de los Deportes. — (Foto: Pérez de Rozas)

«Haber llenado esta noche el Palacio de los Deportes no es tanto un éxito de Convergencia Democrática y

Esquerra Democrática de Catalunya, sino que lo es de Cataluña y la democracia», dijo Jordi Pujol en el

transcurso de su intervención en el mitin del pasado viernes y ante unas, quince mil personas que

efectivamente llenaban el local. Militantes y simpatizantes de ambos partidos llegaron desde todos los

puntos de Cataluña, con una cantidad ingente de banderas catalanas, así como pancartas e inscripciones

con el nombre de los lugares de procedencia de los militantes.

Hasta las diez de la noche, ¡os rostros de los dirigentes de CDC y EDC expresaban cierta inquietud y

nerviosismo ante la posibilidad de que el Palacio de los Deportes no se llenara en la medida esperada. Los

mismos dirigentes reconocían en conversaciones de pasillo que la decisión de escoger e! mayor local

cerrado de Barcelona habían sido aventurada, pero hasta cierto punto obligada al no serles facilitado el

Palau Blaugrana, de dimensiones algo más reducidas. A las diez y veinticinco de la noche el local estaba

lleno, el publico seguía acudiendo y los oradores subieron al estrado con una amplia sonrisa de

satisfacción.

En la tribuna, de colores verde y blanco, podía leerse «Cap a un Front Democrátic per Catalunya» y

«Catalunya ha de guanyar», inscripciones que en definitiva resumen el espíritu de las principales

intervenciones de la noche. En la fila cero, representantes de numerosos partidos, sin ausencias sonadas,

pero con pocos secretarios generales.

Los catalanes no han dimitido de su lucha

Jordi Pujol, que cerró el acto, convirtió su intervención en una apasionada pero reflexiva defensa de la

participación política de todo el pueblo catalán. Enlazando con la idea que expresábamos al comienzo de

estas líneas, afirmó: «Si hoy los catalanes no hubieran acudido a esta convocatoria, si hubieran preferido

quedarse cómodamente en sus casas, hubiéramos llegado a la conclusión de que Cataluña ha dimitido de

la lucha por la consecución de sus derechos. Pero esto no ha sido así, y de ello debemos felicitarnos

todos».

A continuación invitó a los asistentes a propagar los ideales catalanistas y democráticos y dirigirse a los

que «durante estos últimos cuarenta años se han quejado de los males del país pero hoy siguen

quedándose en casa», invitándoles a Ja política, porque «la política o la hacemos todos o la harán por

nosotros. La política —repitió— o ¡a hacemos todos o no habrá, democracia».

Ganar las elecciones Desde el comienzo de su parlamento fijó como objetivo ganar Jas i elecciones «para

gobernar el país y para, desde el poder, construir una Cataluña libre, justa y que realmente sea de todos» y

porque, como dijo más adelante, «Cataluña debe ser capaz de reclamar el poder al día siguiente, de las

elecciones, no ya sólo en nombre de la justicia sino en nombre de la voluntad del pueblo de Cataluña».

Para gobernar, vino a decir más adelante, íes preciso pactar con todas las fuerzas políticas afines: «Un

pacto que haga posible un gran bloque capaz de llevar a término la misión que en estos momentos es

primordial para Cataluña: restablecer el país en su plenitud». En este sentido definió la propuesta de una

candidatura unitaria para el Senado, que exprese un consenso sobre los principios básicos de la

colectividad catalana, que, según dijo, «debe tener una traducción más concreta, más homogénea,

politicamente aún más determinante, para el Congreso de Diputados. Una fórmula que desde el poder o

desde la oposición pueda actuar coherentemente en términos de construcción política, social y nacional».

En este sentido hizo un llamamiento a la constitución de «un frente, un bloque o lo que sea,

suficientemente homogéneo para llevar a cabo una obra de gobierno».

«Que lo tengan claro en Madrid» Una vibrante ovación cerró el parlamento de Jordi Pujol, que fue

interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los asistentes. Habló también durante el mitin,

Ramón Trías Fargas, secretario general de Esquerra Democrática, quien se centró en el análisis de las

relaciones entre Cataluña y Madrid. Sus primeras frases arrancaron el entusiasmo de la sala cuando dijo

que Cataluña podría vivir independiente, y podría hacerlo disfrutando de un nivel de vida más elevado

que el actual. «tos estudios económicos realizados al respecto demuestran sin ninguna duda la verdad de

esta afirmación. Pero Cataluña no es separatista, y no lo es por solidaridad con ios demás pueblos del

Estado español, no por necesidad. Esto es preciso que lo tengan claro en Madrid.»

Por lo menos, una vida digna Siguiendo el hilo de estas frases, expuso cifras para demostrar el trato de

desventaja que sufre Cataluña en sus relaciones económicas con el resto del Estado. Más adelante dijo

qué en contrapartida la renuncia de los catalanes a la independencia, «el Estado español debía ofrecernos

la posibilidad de vivir dignamente y de ir aumentando paulatinamente nuestro nivel de vida». A

continuación afirmó que Cataluña estaba dispuesta a ayudar a las naciones y regiones menos favorecidas

de España, pero «a Jo que no estamos dispuestos, dijo, es a descapitalizarnos para enriquecer a los

oligarcas de Madrid».

Finalmente se mostró partidario de la descentralización y de la estructura federal del Estado, como

medios indispensables para el desarrollo y el progreso social.

La fuerza de la unidad Miquel Roca i Junyent, que abrió el fuego de las intervenciones, basó su

parlamento en la defensa de ia unidad de las fuerzas políticas de Cataluña. Ha sido la fuerza de la unidad

—manifestó— la que nos ha llevado hasta donde estamos; ha sido la unidad ia que nos ha devuelto el

protagonismo de la victoria. Gracias a la unidad podemos decir que Cataluña vuelve y que, además,

vuelve para ganar. Cataluña ganará, momento en el que una atronadora tromba de aplausos le

interrumpió. A continuación criticó a las falsas alianzas populares y las falsas concordias, y finalmente

hizo hincapié en la necesidad de constituir un frente aglutinador, renunciando a lo que haga falta, porque

también renunciando se sirve a Cataluña,

El marco de la corrupción En otro momento del mitin, habló Josep María Cullell, que abordó el tema de

la corrupción. Parafraseando a un procurador en Cortes comenzó diciendo que en este país se han podido

hacer las cosas turbias pero no se han podido decir Jas cosas claras. Pues bien, estamos aquí «per parlar

clar i català». Se refirió a los especuladores y los situó en el marco político-administrativo que los ha

hecho posibles: el franquismo. La corrupción —dijo— no ha sido un elemento accesorio, sino la misma

base de un régimen que en la corrupción ha encontrado su razón de ser y perpetuarse, en un país donde ia

evasión fiscal ha sido el segundo deporte nacional después del fútbol. Más adelante extendió su crítica a

los «nuevos demócratas» y sin citar nombres en concreto se refirió a estos que ahora propugnan el «seny

d´avui». Habría que preguntarles dónde tenían el «seny» ayer cuando marginaban la cultura catalana,

alusión que originó una intensa ovación.

Recuperar las instituciones También Josep M.a P¡ Sunyer arrancó nutridos aplausos recordando las

instituciones de la Cataluña autónoma. Unas instituciones, dijo, de las que aún hoy, a pesar de todo, se

sienten sus repercusiones. Defendió la necesidad de recuperar el Estatuto de 1932, porque un simple

decreto quiso acabar no sólo con una ley sino con el sentimiento de todo un pueblo. Finalmente dijo que

no sabía si ios hombres de CDC y EDC estaban mejor o peor preparados, pero que una cosa era

incuestionable: su amor por Cataluña: Amamos apasionadamente a Cataluña y ello nos obligará a cumplir

con nuestro deber s¡ somos llamados a gobernar este país.

Intervinieron también durante el mitin Montserrat Lázaro, que se refirió a la integración de los

inmigrantes; Albert Pohs Valón, que trató de la degradación ecológica del territorio catalán, y José

Montero que lo hizo sobre la clase obrera y sus sentimientos catalanes.

Tras algo más de dos horas, concluyó el mitin conjunto de CDC y EDC con el canto de «Els Segadors».

 

< Volver