Autor: Cucala, Antonio. 
   Front d ´alliberament gai de Catalunya     
 
 Mundo Diario.    17/04/1977.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

FRONT D´ALLIBERAMENT GAI DE CATALUNYA

• «Un movimiento unitario, democrático en su organización interna, independiente de partidos

políticos, permitiendo la doble militancia».

• «Nuestra lucha entra dentro de la lucha por la libertad del individuo y está inmersa dentro de

la lucha de clases poque la ideología dominante es la que nos oprime a todos».

Los homosexuales han sido siempre personas completamente marginadas en la sociedad.

Hasta el año 70 por la vigencia de la Ley de Vagos y Maleantes en la que se aludía claramente

a los pervertidos y degenerados que eran estos homosexuales. Y después, y con fecha 4-8-

1970, se abolió aquella ley por otra con unos significados todavía más fuertes, pues se trataba

ni más ni menos que de la Ley de Peligrosidad Social en la que el homosexual era considerado

un sujeto «peligroso socialmente» siendo perseguidos continuamente como cualquier ladrón o

malhechor.

Por eso se han lanzado a la calle se han manifestado y han pegado carteles -Homosexuals al

poble català-para denunciar mediante una acción pública «todos aquellos artículos de los

códigos penal y militar que castigan la homosexualidad y todas las relaciones sexuales en

general, siempre que no intervenga la fuerza, engaño, violencia o abuso de cualquier clase».

En los carteles pegados por los pasillos del metro y por las calles se denuncia la comentada.

Ley de Peligrosidad Social y se pide amnistía para los presos homosexuales y amnistía total. Y

aunque los «grafitti» y pasquines inunden la ciudad barcelonesa, estos carteles han hecho salir

a luz pública mínimamente a un movimiento de liberación homosexual denominado FAGC

(Front d´Alliberament Gai de Catalunya) y que cuenta actualmente con unos 150 militantes y

estrechos contactos con otros grupos similares dentro del Estado español y en el extranjero.

ROGER DE GAIMON, SECRETARIO GENERAL DEL FAGC

Los orígenes del movimiento homosexual español se inician en el año 1971 cuando se

constituye un grupo denominado M.E.L.H. (Movimiento Español de Liberación Homosexual)

que «intenta concienciar tanto a homosexuales como a heterosexuales de que ni somos unos

pervertidos, ni unos degenerados, ni nada que se le asemeje». Quien dice esto es el actual

secretario general del FAGC, licenciado en Derecho, alto, moreno y de aire refinado,

descendiente dé una familia catalana importante y con una insignia en el jersey que simboliza

el movimiento de liberación por el que están luchando. Me ha recibido en un cuarto de su casa,

grande y antigua, situada en el mismo centro de Barcelona.

«AGHOÍS»: UNA REVISTA SILENCIADA

«Publicábamos entonces una revista que se llamaba «Aghois», y que editamos gracias a la

ayuda y cooperación de un movimiento homosexual parisino». Pero esta revista tendría muy

poca vida, porque el ex ministro de Asuntos Exteriores y actualmente uno de los líderes de

Alianza Popular, Sr. López Rodó solicitó de su colega francés la desaparición de la revista y

ésta dejó de publicarse en 1973 después de haber editado 18 números. Esta fue la primera

actividad del grupo que a pesar del grave contratiempo que suponía esta autoritaria decisión

sigue asistiendo a todos los Congresos Internacionales que se realizan por el extranjero en

Edimburgo, Napóles, etc... Siguen manteniendo por ello estrecho contanco con los demás

grupos de liberación homosexual del mundo, y aunque por otros lares leyes más liberales

legalizan la actividad de estos grupos, en España existen continuas represiones y redadas

impresionantes contra estos «sujetos» peligrosos socialmente».

Pero como la prensa seguía con la mordaza puesta, los periodistas españoles tenían que

seguir silenciando las posibles actividades de estos movimientos, hasta que en marzo dé 1976

«Diario de Barcelona» se apunta un tanto por ser la primera publicación que informa de

algunos temas de estos grupos. Al mes siguiente «Realidades» en su n.° 1 también escribiría

un corto artículo, y desde entonces hasta ahora las informaciones han sido más prolíferas

llegando a darse el «boom» en estos momentos, ya que el haber salido de alguna manera a la

calle ha supuesto en la opinión pública una curiosidad seria del problema que durante estos

cuarenta años nos ha sido falsificado.

CAMBIO DE NOMBRE

A finales del año 75 el M.E.L.H. cambiaría de nombre adoptando el actual. «Desde entonces -

sigue hablando— el grupo ha realizado 4 Asambleas Constituyentes donde se han aprobado

los Estatutos. A la última asistieron representantes de los movimientos homosexuales de Bilbao

y Valencia, donde se aprobó el manifiesto y et anagrama». También me comunicó que

próximamente se dará a la opinión pública este manifiesto que falta retocar en sus últimos

detalles. Por otro lado también hay una propuesta de crear una Federación de Frentes de

Liberación Homosexuales del Estado español. Actualmente funcionan los siguientes grupos:

-En Valencia: Front d´Alliberament Homosexual del País Valencia (F.A.H.P.V.)

- En las Islas: Front d´Alliberament Gai de les Illes (F.A.G.I.)

— En Euzkadi: Euzkalerri´ko Gai Askaten Mugimendua (E.G.A.M.)

— En Madrid: Frente Homosexual de Acción Revolucionaria (F.H.A.R.). Agrupación Mercurio.

Movimiento Democrático de Homosexuales.

En Málaga: Unión Democrática de Homosexuales.

Resulta sorprendente el pensar que tan sólo hace unos meses no conocíamos nada de ningún

grupo de este tipo, y ahora saltan a la luz todos éstos. ¿Cómo ha podido pasar? «Realmente -

me responde- el homosexualismo es un fenómeno muy importante y aunque no nos podemos

fiar de las estadísticas sí que es cierto que hay un alto tanto por ciento en comparación de lo

que la gente piensa».

UN ABOGADO SOCIALISTA SECRETARIO GENERAL

El secretario general del FAGC, antes tuvo ideas claramente monárquicas. Ahora ha derivado

hacia la izquierda, y milita activamente en un partido catalán. De los militantes del FAGC

algunos son anarquistas, otros comunistas, socialistas, etc... De ahí que para disipar posibles

dudas diga que «El FAGC es un movimiento unitario democrático en su organización interna,

independiente de partidos políticos, aunque permitiendo la doble militancia».

En la habitación el teléfono no cesa de llamar y es que ahora es el momento de dar charlas en

la Universidad, y de presentarse públicamente en varios sitios, de ahí que esto represente para

el naciente grupo bastantes quebraderos de cabeza.

Pero, ¿cómo se concreta la lucha actual del FAGC?

«Pues en estos momentos nuestra acción está dirigida a que los homosexuales sean quitados

de la Ley de Peligrosidad Social, además de denunciar el carácter represivo de esta ley y en

consecuencia de la jurisdicción especial que la ampara. Además nuestra lucha entra dentro de

la lucha por la libertad del individuo y está inmersa dentro de la lucha de clases porque la

ideología dominante es la que nos oprime a todos, tanto homo cómo heterosexuales. Por eso

lógicamente esta lucha que nosotros llevamos para conseguir la liberación homosexual entra

dentro de la lucha por la libertad de la persona».

FEMINISMO Y MOVIMIENTO GAI

A raíz de esta respuesta rápidamente se me ocurrió que mientras ellos siempre apoyaban la

lucha feminista, nunca había visto algo a la inversa, es decir, que las feministas apoyasen a los

homosexuales.

«Bueno es que -respondió- las feministas consideran que estas dos luchas, son totalmente

distintas. Por ejemplo, a las lesbianas no les gusta que les llamen homosexuales, ya qué se

presta a confusión fa terminología homo — que no viene del latín, sino del griego— y que

significa homogéneo. Dicen, a pesar de todo, que su lucha es distinta a la nuestra».

Pero antes hemos hablado de las conexiones que tenéis en el Estado español, pero en lo

concerniente al extranjero ¿cómo están vuestros contactos?

«El FAGC —contesta— mantiene actualmente estrecho contacto con varios grupos

homosexuales de Francia, Italia, Méjico, Brasil, Portugal, etc... Y también con el F.L.H. de

Argentina que está exiliado aquí en España, ya que al igual que en nuestro país en Argentina

están faltos de una reglamentación jurídica que permita a los homosexuales no ser

considerados personas anormales ni degeneradas».

Nuestra legislación que se ha quedado anquilosada tendría que evolucionar consecuentemente

con el ritmo de vida actual. En muchos otros países los homosexuales están legalizados y

amparados por las leyes, pero en España no sólo no están legalizados, sino que son

perseguidos como maleantes. En contraposición, como ejemplo, en Italia en concreto el

F.O.R.l. (movimiento de liberación homosexual italiano) está federado con el Partido Radical y

tiene 4 escaños en el Parlamento de los cuales uno es un homosexual. Es decir, que

actualmente en el Parlamento italiano hay un homosexual, militante del FORI.

«Pero aquí no podemos legalizarnos — dice el secretario general del FAGC- porque ya en el

art. 1.° se nos acusa de atacar a la moral y a las buenas costumbres». Como en otros campos

seguimos regidos por leyes que no están adecuadas a la realidad del país.

ANTONIO CUCALA

MUNDO FLASH/Página 5

 

< Volver