Autor: Martí i Rigau, J. M.. 
 Narcís Busquets, proclamado presidente. 
 U. E. Sant Andreu también pide l ´Estatut d ´Autonomía     
 
 El Correo Catalán.    01/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Narcis Busquets, proclamado presidente

U. E. Sant Andreu también pide l´Estatut d´Autonomía

Se celebró el viernes por la noche la anunciada y al mismo tiempo esperada asamblea general del Sant

Andreu. Sólo un asunto a tratar, según constaba en el orden del día, que era la elección de presidente.

Pero una vez cumplimentado este aspecto, hubo noticias abundantes y trascendentales para el propio club

y para las propias estructuras deportivas catalanas. No fue una asamblea más, porque el club andresense

parece haber iniciado con inmejorable pie el camino de su recuperación como entidad, lo que está incluso

al margen de la salvación o del descenso. Se ha trazado una planificación de futuro de forma consciente y

que refleja el actual sentir social. El futuro parece bastante, positivo en estos momentos y el club ha

salvado unas circunstancias que, hace pocos meses, hacían llegar a temer lo peor.

En primer lugar se produjo la elección de presidente, que recayó en el actual dirigente de la gestora,

Narcís Busquets. Al no haber surgido candidaturas, asumió la presidencia con toda su amplitud y

responsabilidad, exponiendo a continuación sus proyectos, que resumió en tres aspectos: deportivo,

económico y social. En el ámbito deportivo. Narcís Busquets remarcó los esfuerzos a realizar para evitar

el descenso esta temporada; anunció próximos fichajes de categoría considerable; remarcó el deseo de

fomentar la cantera y el fútbol de base, y finalmente solicitó a la DND los terrenos, esto de cara al futuro,

que usufructúa Educación y Descanso, en los que hay gimnasio, piscina, frontón, campos de atletismo,

etc., y que se encuentran junto al estadio. Económicamente remarcó su aspiración de unidad y esfuerzo

colectivo para aliviar una situación que esta temporada acarreará un déficit de quince millones. Una vez

recibida esta cantidad, que parece ser algo en vías de solución, se iniciará una proyección futura partiendo

prácticamente de cero. Pero fue en el orden social donde hubo las proposiciones más importantes. El club

será próximamente, según manifestó el presidente, el órgano representativo de toda la barriada, para que

vuelva a existir el clamor de temporadas anteriores. Asimismo anunció que la denominación se

catalanizará, llamándose Unió Esportiva de Sant Andreu, con cuyo nombre nació la entidad. Y enlazado

con todo esto, Narcís Busquets supo recoger las palabras de Agustí Montal en la última asamblea del

F. C. Barcelona y también del clamor ciudadano, reflejado hace una semana frente al Ayuntamiento, y de

esta forma el Sant Andreu se adhiere a la petición general de l´Estatut d´Autonomía. Un gran acierto sin

duda de la nueva directiva, que sabe situarse en su justo lugar, reflejando y dejando constancia, como

persona jurídica, de lo que sus socios y seguidores, amén de la gran mayoría del pueblo catalán, está

solicitando en forma reiterada y masiva. El club no puede permanecer al margen, si desea tener proyec-

ción social, al sentimiento de quienes lo constituyen y forman su base. El Sant Andreu debe hacer depor-

te, según dijo el señor Busquets, y al mismo tiempo hacer barriada. Haciendo ambas cosas también se

engrandece a Catalunya. En definitiva, el nuevo presidente no ha podido comenzar mejor. La juventud y

el dinamismo de Narcís Busquets salta a la vista. Y el acierto y oportunidad de sus palabras, sobre todo a

la hora de reivindicar l´Estatut, quedó reflejado de forma unánime cuando no hubo pregunta ni cuestión

alguna entre los asistentes. Sólo unanimidad. Una gestión que comienza con tanto acierto y con este deseo

ferviente de servicio al deporte y su promoción; de ambientación y concomítancia con el sentir de la

propia barriada y con este indiscutible afán de apoyo al engrandecimiento de Catalunya, merece, la

obtención de frutos positivos. El Barça fue el primero en recoger el sentimiento mayoritarío del pueblo

catalán para recuperar sus instituciones. Ahora ha sido el Sant Andreu, manifestándose en segundo lugar.

Esperemos que el ejemplo cunda y los clubs de Catalunya recojan y reflejen el sentir de sus asociados.

También en deporte pueden perseguirse objetivos del mayor calibre, el Sant Andreu así lo ve y por ello

hay que felicitar a Narcís Busquets y a su nueva junta directiva.

J. M. Martí i Rigau

 

< Volver