Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
   Enfrentamientos electorales dentro de cada sector (como en todas partes...)  :   
 Reaparición de la acción directa de la CNT. 
 Ya.    10/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CARTAS DE CATALUÑA

ENFRENAMIENTOS ELECTORALES DENTRO DE CADA SECTOR (COMO EN TODAS

PARTES...)

REAPARICION DE LA "ACCION DIRECTA" DE LA CNT

Apunto de concluir la campaña electoral en Barcelona, el terrorismo ha dejado su sangrienta impronta,

según ya es sabido, con el asesinato de dos guardias civiles en represalia por haberse evitado días atrás el

saqueo de una armería. La CNT, por su parte, pone como ejemplo de vuelta a la "acción directa" la ocupa-

ción por unas horas del edificio de "Solidaridad Nacional" y "La Prensa", reivindicando ia propiedad del

mismo y sus instalaciones como pertenecientes a "Solidaridad Obrera". El edificio fue incautado en el

1936, y desde el fin de Ja guerra, al ocuparlo esos periódicos, se paga por éstos el alquiler del inmueble.

En cuanto a la maquinaria, de imprenta actual, fue adquirida hace unos años, y la precedente, que es la

que podían reclamar de su propiedad los "cenetistas", la habían incautado procedente de otros periódicos

de aquella época. Pero la CNT opina que la maquinaria moderna se ha comprado, con el esfuerzo da los

trabajadores y es suya; es decir, de la CNT.

EN cuanto a la campaña electoral en si misma hubo un pacto entre partidos de "obediencia catalana" y

marxista para respetarse mutuamente sus mítines, sus dirigentes y sus carteles, pacto que, en general, se

ha respetado, aunque se ha registrado alguna escaramuza entre la actual versión de la Liga y uno de los

partidos socialistas catalanes. Como ni Alianza Popular-Con-vivencia Catalana ni la Unión del Centro

Democrático estaban "resguardadas" por dicho pacto de no agresión, los reventadores quedaron libres pa-

ra interrumpir sus mítines, especialmente los de AP-CC, aunque nunca lograron interrumpirlos, pero era

suficiente para que se publicaran noticias tituladas "Con Alianza Popular llegó el escándalo". En cuanto a

carteles, también los de esta misma coalición han sido rotos o tapados con los de los partidos "pactantes"

EL mayor de los mítines habidos ha correspondido al del Partido Comunista y su sucursal catalana el

PSUC. La superficie cubierta, a tres personas por metro cuadrado, que es el lleno, arroja la cifra

importante de 120.000 asistentes, Se publicó que habían asistido 200.000. En las antípodas de este mitin

estuvo el del partido socialista del profesor Tierno Galván, con poco más de media entrada en el Palacio

Municipal de Deportes, lo que contrastaba con los llenos ab-solutos obtenidos semanas atrás por

Convergencia Democrática, de Jordi Pujol; Alianza Popular-Conviveneia Catalana y el PSOE y su

sucursal. La antigua Esquerra Catalana intentó llenar la plaza de toros Monumental en un mitin nocturno.

Media entrada. Y tampoco consiguió llenar el Palacio Municipal de Deportes la coalición de la Unión

Democrática de Catalunya, del Equipo Demócrata Cristiano del Estado español, y el Centro Cátala, pese a

que se trajeron de estrella invitada al señor Aldo Moro, presidente de la Democracia Cristiana de Italia.

Los carteles de esta coalición catalanista de centro derecha se distinguen de los de las otras porque junto a

los retratos de sus candidatos pone los de los líderes de la democracia cristiana en Italia, República

Federal Alemana, Bélgica... La verdad es que estos importantes señores dicen poco a la sensibilidad

catalana, que acaso comprendería mejor que en estos carteles acompañara la figura de don Joaquín

Ruiz-Giménez, como la del presidente Suárez acompaña en los correspondientes carteles a los primeros

candidatos de la lista de la Unión del Centro Democrático. NO se ha acabado de entender bien por qué ae

disputan los votos del centro catalanista Jordi Pujol y Antón Cañellas, en vez de haber formado una

coalición de un catalanismo modernizado y hasta cierto punto ecuánime, cuando las gentes de sus

respectivos partidos no sólo profesan los mismos ideales, sino que pertenecen a las mismas esferas

sociales. Esta podía haber sido una gran fuerza electoral catalana que hubiera ofrecido una imagen

distinta de la 1egada por la Esquerra de Macià y Companys. Claro qua tampoco se acaba de entender más

a la izquierda la variedad socialista, y el que en el centro y la derecha también haya candidaturas

enfrentadas. Así, él enemigo de Alianza Popular-Convivencia Catalana no es el marxismo, a su vez

dividido, sino la Unión del Centro Democrático, y viceversa. Trabajan sobre la misma clientela que es la

que dio en el referéndum la victoria a la reforma política. Si los grupos catalanistas no fueran a su vea di-

vididos, como igualmente lo van los socialistas, el resultado electoral podría predecirse con antelación y

sin necesidad de encuestas, por otra parta recibidas con escepticismo.

Manuel VIGIL

 

< Volver