Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Vida política. Una reunión emocionante y de guante blanco. 
 La asamblea de parlamentarios catalanes, por el restablecimiento de la Generalidad  :   
 Solamente López Rodó se opuso al regreso de Tarradellas. 
 Informaciones.    27/06/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

UNA REUNIÓN EMOCIONANTE Y DE GUANTE BLANCO

La asamblea de parlamentarios catalanes, por el restablecimiento de la Generalidad

SOLAMENTE LÓPEZ RODO SE OPUSO AL REGRESO DE TARRADELLAS

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 27.

TODOS los diputados´y senadores de Cataluña, incluidos los representantes de la Unión de Centro

Democrático y el ´propio don Laureano López Rodó (Alianza Papular), ratificaron el sodado, en votación

nominal, su voluntad «de trabajar por la recuperación, en el término más breve posible, de la. Generalidad

(...) y por el restablecimiento de los principios, e instituciones configurados en el Estatuto de: autonomía

de Cataluña de 1932.

Esta unánime e importante declaración fue adoptada en el transcurso de la primera sesión, pública y

solemne, celebrada por la asamblea de parlamentarios, que se reunió en el hemiciclo del antiguo

Parlamento de Cataluña, sato en el ahora museo de Arte Contemporáneo, en el parque de la Ciudadela. En

ese mismo escenario ya se desarrolló la asamblea de parlamentarios del 19 de julio de 1917, como

protesta por el cierre del .Parlamento durante el Gobierno Dato y para expresar el derecho de Cataluña y

de otros pueblos de España a la autonomía. El día 6 de diciembre de 1932, el señor Macia presidía allí la

inauguración del Parlamento de la Generalidad, cuya postrera sesión tuvo lugar en 1938.

Aquel 6 de diciembre de 1932 fue coprotagonizado —en su calidad de diputado al Parlamento de

Cataluña— por don Josep Andréu i Abelló. El sábado 24 de junio de 1977. e] señor Andréu i Abelló

retornó, esta vez como diputado electo, a las Cortes Españolas —número 3 en la lista triunfadora aquí,

P.S.C.-P.S.O.E.—, al escaño que ocupara a lo largo de la II República. El mencionado político, que fue

presidente del Tribunal de Casación hasta el final de la guerra civil (este Tribunal es una de las

instituciones básicas del Estatuto, junto a la presidencia de la Generalidad, él Consejo o Gobierno y el

Parlamento), apareció en la sala minutos antes de que comenzara el acto. Constituyó su presencia el

primero de los numerosos momentos emotivos que jalonaron las dos horas que duró la sesión. El público,

que llenaba la tribuna al lado de los periodistas —y que en parte tuvo que seguir el desarrollo de la

reunión desde fuera, gracias al servicio de megafonia—, puesto en pie tributó una cerrada ovación al

señor Andréu i Abelló.

Los aplausos alcanzaron sus cotas más elevadas cuando, hacia las cinco y media de la tarde, todos los

diputados y senadores elegidos —63— se situaron en sus respectivos sillones.

Entonces, como volvería a suceder al finalizar, parlamentarios, público y periodistas se fundieron en una

apretada salva de aplausos, todos en pie y mientras los senadores y diputados giraban sus cuerpos y

rostros hacia la tribuna.

Por acuerdo previo se formó una mesa de edad, compuesta por el diputado mas viejo .—precisamente el

señor Andréu i Abelló— y los dos mes jóvenes, los señores Riera (P.S.U.C.) y Pau (Pacto Democrático

por Cataluña). La mesa dirigió los debates que se produjeron sin Incidentes y sin tensiones. Al respecto,

valga señalar que las reuniones de los días precedentes, a puerta cerrada, limaron aristas y supusieron el

ensayo general de esta primera, e histórica sesión de la asamblea de parlamentarios catalanes (la asamblea

de parlamentarios vascos envió un mensaje de adhesión y solidaridad).

LA U.C.D., A FAVOR

En el plano estrictamente político, ~ sin duda, el aspecto más destácable lo constituye la actitud de los

senadores 3 diputados «suarecistas», de la Unión de Centro Democrático, en cuanto supone «na probable

pista del talante gubernamental en torno a temas sensiblemente delicados. Pues bien, es preciso subrayar

que la minoría de la U.C.D. en la citada asamblea formó bloque común con el resto dé sus colegas

parlamentarios. Aceptó sin reserva alguna el párrafo transcrito y todos los acuerdos adoptados a propuesta

de cada uno de los partidos o coaliciones allí presentes. Debe hacerse hincapié que la U.C.D. se mostró

favorable a dos cuestiones que afectan a Josep Tarradellas, presidente de la Generalidad en el exilio. La

primera fue suscitada por don Heribert Barrera, en nombre de Esquerra de Cataluña. Según esta moción,

la asamblea acordó que sus futuras reuniones estén presididas por el señor Tarradellas —lo que equivale,

lógicamente, a su regreso inmediato—; la segunda fue defendida por don Joan Reventas y afirma

textualmente: «La asamblea de parlamentarios afirma su propósito de trabajar (...) por el retorno del

presidente de la Generalidad, honorable señor Josep Tarradellas.» El señor López Rodó, que votó

negativamente en ambas ocasiones —única excepción—, preguntó si la vuelta del señor Tarradellas se

referia a título individual —punto sobre el que nada tenía que objetar— o bien como presidente de la

Generalidad. Se le aclaró que como titular de la Generalidad. Salvo el representante de Alianza Popular,

todos los parlamentarios expresaron su conformidad.

Otro dato alusivo a. la U.D.C. lo constituya la moción promovida por don Carlos Sentís en pro de que

todos los partidos sean legalizados sin exclusión. «Tenemos aquí, entre nosotros, a Heribert Barrera —

dijo el señor Sentís—, cuyo partido, la Esquerra Republicana, aún está en la ilegalidad. Para que la

democracia sea absoluta —precisó el número uno de U.C.D. por Barcelona— no puede haber partidos

ilegales.»

La propuesta del señor Sentís, como todas, recibió el consenso del hemiciclo. Asi, el diputado comunista

señor Solé Tura defendió la amnistía total; el diputado democristiano señor Canyellas habló sobre la

necesidad de que la Constitución española garantice los derechos humanos; el diputado nacionalista señor

Pujol indicó que la comisión permanente de la asamblea estuviera presidida por el solar), y el señor

Reventós, timada por parlamentarlos de todos los grupos proporcionalmente a su número de votos (quedó

fuera Alianza Popucialista señor Reventós y fornalmente, presentó el documento que sintetiza el sentido

mayoritario de, la asamblea y que se resumen en,: libertad sin exclusiones, amnistía total y Estatutos de

autonomía para las regiones y nacionalidades del Estado español.

Tras el canto de «Els segadors» se clausuró la primera sesión. Los parlamentarios más representativos

tuvieron que saludar desde el balcón principal al gentío congregado en la calle, a pesar de la lluvia.

Cuando salió del edificio el señor López Eodó hubo abucheos y golpes contra su automóvil.´Este arrancó

precipitadamente, abalanzándose contra un joven —que resultó con conmoción y sin lesiones— y

dañando la portezuela del coche de este corresponsal. El «Dodge Dart» del ex ministro prosiguió su

carrera sin detenerse, y a puntó estuvo de atropellár, según propias declaraciones, a don Antón Canyellas.

 

< Volver