Tarradellas en Madrid, antes de ver al Rey. 
 La Generalitat es compatible con la Monarquía Española     
 
 Diario 16.    28/06/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

«La Generalitat es compatible con la Monarquía española»

MADRID, 28 (D16). —La Generalitat de Catalunya ea compatible con la Monarquía española, afirmó

esta mañana en Madrid el presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, que se entrevistará mañana con

el Rey en el palacio de la Zarzuela.

Tarradellas se declaró muy satisfecho de las atenciones- recibidas en Madrid por parte del Gobierno Suá-

rez. " Soy su invitado, y aunque el Gobierno no reconoce ni a la Generalitat ni a su presidente, lo recibe y

quie-re tener relaciones con él, Este hecho y mi presencia aquí es ya una victoria para Catalunya. Yo he

visto a Suárez y veré ai Rey como presidente de la Generalitat.".

El honorable Tarradellas, a quien vigilan en todo momento dos inspectores Asi Cuerpo General de

Policía, no aceptó que su viaje fugaz a Madrid haya sido una operación política capitalizada por la Unión

del Centro Democrático. El diputado de la UCD por Barcelona, Carlos Sentís, acompañó-ayer a

.Tarradellas en su viaje aéreo desdé París a Madrid.

El presidente de la Generalitat informó anoche, telefónicamente ai líder socialista catalán Joan Raventós

de su entrevista con Suárez en el palacio de la Moncloa. Raventós llega esta tarde a Madrid para ver a

Tarradellas, mientras en medios -políticos catalanes se decía esta mañana que Tarradellas se desmarca del

control de la izquierda catalana para Jugar con habilidad su papel propio,

Suárez, peleón

Las dos horas de entrevista con Suárez fueron tensas muy duras, pero cordiales, explicó Tarradellas esta

mañana a ip grupo de periodistas. El presidente del Gobierno es un "bagarreur" ´(peleón), afirmó el

presidente de la Generalitat y de alguna forma ése es también mi carácter.

Ayer tarde, en casa de su amigo el financiero Manuel Ortínez, hombre clave en el procesó de

acercamiento entre Tarradellas y el Gobierno de Madrid, el presidente de la Generalitat se vio

sorprendido por una visita a domicilio del ministro de, ia Gobernación, Rodolfo Martín Villa, a quien

acompañaba el gobernador civil dé Barcelona, Manuel Ortiz, jle pareció que estas dos personalidades

están muy informados de la política catalana, explicó Tarradellas.

Ante la insistencia de a prensa para que explicara por qué ".os diputados catalanes del centrosuarista son

los que ahora rodean a Tarradellas, éste dijo que Carlos Sentís ss un viejo.y gran amigo y explicó que

cuantío en el mes de octubre de 1976 comenzaron los contactos para aproximar a Suárez y Tarradellas no

existía la ÜCD. En tres ocasiones Tarradellas no "acertó" con el nombre de ese nuevo partido "unión

de,,." y pidió. ayuda a los periodistas pa^a que lo completaran. *

Tarradellas desmintió toda posibilidad de intentar desunir a los catalanes o enfrentar a la izquierda

triunfante en las elecciones en el Principado coa Tarradellas. En todo momento reivindicó para sí la

negociación de su regreso a Barcelona como presidente de la Generalitat. Como esto no puede llevarse a

cabo de momento, mañana ó el jueves Tarradellas regresará a su domicilio, de Francia siu. pasar por

Barcelona.

"Suarez me entendió"

"Suárez me. entendió perfectamente anoche y yo le entendí a él. La cuestión ´no se resuelve, sin embargo,

ni en dos días ni en dos semanas. Piensen que represento a una institución cuyo presidente Companys fue

fusilado por Franco, que también pidió mi extradición a. los franceses." Así resumió Tarradellas su

conversación con el presidente del Gobierno.

"Eh el momento ´actual —añadió— hay que resaltar el patriotismo y la audacia mostrada por Suárez al

.recibirme, .pero que quede claro que ni Suárez me ha ofrecido nada ni yo le pedí nada."

Sorpresa en Cataluña

La llegada imprevista de Tarradellas a Madrid y la rápida capitalización de su viaje por Carlos Sentís y

Jiménez de Parga, los hombres de UCD en Cataluña, fueron acogido» anoche ea los medios políticos

catalanes con sorpresa y cierta desolación.

Una Cataluña que había votado socialista y reivindicado el retorno de un presidente —símbolo de

antifranquismo y nacionalismo— asistía sorprendida a la visión de su´ exiliado presidente viajando en el

avión de Olarra, y departiendo con Carlos Sentís, Martín Villa y el presidente Suárez, precisamente eis

Madrid, . ..

Con extrema habilidad, Tarradellas ée ha elesmar-cado del control de la te-quiérela catalana para Jugar

su rol propio. Tras conseguir que la Asamblea de Parlamentarios le ofreciera el sillón de la presidencia^ el

pasado sábado, difícilmente podían los nuevos diputados dar marcha atrás y poner en tela de juicio al

hombre que hacía apenas setenta y dos horas estaban pidiendo & voces.

La diferencia es que Tarradellas no vino a Barcelona, sino que acudió a Madrid; no protagonizó una

demostración multitudinaria de catalanismo, sino que se entrevistó con Suárez y. lo hará con el Rey. y

con esta, nueva carta en su mano dejó de ser el símbolo de la intransigencia para convertirse en un

supernegociador de Cataluña en Madrid, y un negociador .que no consultó con los partidos y coaliciones

que más le habían apoyado.

Con Suárez, de noche

El presidente de la Generalitat en el exilio, Josep Tarradellas, acudió ayer a entrevistarse con el presidente

del Gobierno y líder de la Unión de Centro Democrático (UCD), Adolfo Suárez, con quien estuvo

conversando en el palacio de la Moncloa durante más de una hora.

Sin que nadie lo esperara, el viejo líder catalán viajó desde París a Madrid, cuando en Cataluña se

aguardaba que su primera visita a España desde, la guerra civil fuera a. Barcelona.

Acompañado por Carlos Sentís, líder de la UCD en Barcelona, Tarradellas llegó a Madrid en un avión fle-

tado por Luis Olarra, senador de los 41 de la Zarzuela, sin que en Barcelona, al parecer, se tuviera noticia

exacta de lo que ocurría.

Sentís, intermediario

—El señor Suárez, presidente fiel Gobierno.

—El "honorable señor Tarradellas".

Con estas palabras Carlos Sentís cumplía sus funciones de intermediario en la entrevista más

sorprendente e importante dé ayer en la Moncloa. Momentos antes salía el secretario general del PSOE,

Felipe González, y después lo haría el líder de la UCD, Calvo-Sotelo, eme tras un "buenas tardes" a Joa

periodistas se marcharía conduciendo su propio coche.

 

< Volver