Autor: Gallego-Díaz, Soledad. 
 Tarradellas se reunió ayer, durante dos horas, con Suárez. 
 El presidente de la Generalitat se entrevistará hoy con el Rey     
 
 El País.    28/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Tarradellas se reunió ayer, durante dos horas, con Suárez

El presidente de la Generalitat se entrevistará hoy con el Rey

S. G-D.

Josep Tarradellas, presidente de la Generalitat, en el exilio desde 1939, llegó ayer a Madrid, procedente

de París, para entrevistarse con el presidente Suárez en el palacio de la Moncloa. La noticia de la llegada

del político catalán fue adelantada oficialmente por el portavoz de la Presidencia a los periodistas que

aguardaban frente al palacio de la Moncloa la salida de Felipe González y confirmada por éste. Una hora

antes de la llegada de Tarradellas acudieron a Presidencia, el ministro de la Gobernación, Rodolfo Martín

Villa, y el gobernador civil de Barcelona, Manuel Ortiz.

Josep Tarradellas llegó al aeropuerto de Madrid-Barajas cerca de la 1.30 de la tarde, en un jet particular,

propiedad de Luis Olarra, el industrial vasco recientemente designado senador por el Rey. Junto al

presidente de la Generalitat llegó Carlos Sentís, que se había desplazado a París con el objeto de

acompañarle en el viaje y Federico Rahola, miembro de la ejecutiva de la Generalitat. Sentís, diputado de

la UCD por Barcelona, fue, según el portavoz de la Presidencia, quien gestionó la entrevista de Suárez

con el político catalán, con quien le une, al parecer, una antigua amistad.

El portavoz de Presidencia mostró especial interés en aclarar que la llegada de Tarradellas no, se trataba

de una «operación de! Gobierno», sino una iniciativa personal de Sentís. «Sólo en cuanto Sentís es

diputado de UCD y el presidente Suárez también, es posible establecer contactos a ese nivel». El portavoz

señaló que dichas gestiones se habían iniciado poco después de celebrarse las elecciones, pero que el

presidente Suárez no tuvo ninguna noticia de ellas hasta el miércoles, es decir, al día siguiente de

entrevistarse con Joan Reventos, líder de la coalición «Socialistas para Cataluña», quien, como se

recordará, pidió al presidente la concesión a Tarradellas de un pasaporte diplomático y le comunicó el

deseo de los parlamentarios catalanes de que el titular de la Generalitat presidiera una reunión de la

Asamblea Parlamentaria catalana. Suárez prometió a Revenios contestarle en el plazo de una semana y la

respuesta no ha podido ser más sorpresiva.

En cuanto a la fórmula legal en la que se ha producido la llegada a España del político exiliado, no hay

concordancia entre la versión oficial y la facilitada por e! propio Tarradellas. Según el portavoz de la

Presidencia, llegó con un pasaporte de refugiado político que le fue canjeado en el mismo aeropuerto por

otro español ordinario. Tarradellas, inlerrogadó sobre ese punto, negó haber recibido ningún pasaporte

español.

El presidente de la Generalitat llegó al palacio de la Moncloa en un Seat 124 blanco e hizo su entrada en

el palacio a las nueve menos veinticinco de la noche. Antes de entrevistarse con el presidente Suárez

mantuvo una breve charla con Martín Villa y con Manuel Ortiz. Una vez en el despacho de Suárez fue

presentado a aquél por Carlos Sentís como el «honorable Tarradellas». La conversación, a solas, duró dos

horas.

Al término de la misma, Josep Tarradellas se negó inicialmente a hacer declaraciones, pero al final aceptó

un corto diálogo con la prensa. «Ha sido una entrevista cordial con el presidente Suárez», fueron sus

primeras palabras para inmediatamente confirmar que no pensaba viaja,r hoy a Barcelona. «No volveré a

Catalunya hasta que no lo haga como presidente efectivo de la Generalitat», añadió. Interrogado sobre la

cuestión de Carlos Sentís, señaló que la UCD, el partido del presidente —dijo— «apoya en Catalunya mi

regreso y la propia Generalitat».

Consideró que la entrevista con Suárez era histórica porque suponía el reconocimiento «de nuestra

identidad».

Insistió en la satisfacción que le producía su encuentro con Suárez, por cuanto suponía un reconocimiento

para él mismo y para Catalunya, según sus propias palabras. Josep Tarradellas confirmó la entrevista que

mantendrá hoy con el Rey y se negó a contestar directamente sobre si esa entrevista significaba el

reconocimiento por parte de la Generalitat de la Monarquía.

Josep Tarradellas se hospedó anoche en el domicilio de su amigo Manuel Ortínez Mur.

A última hora de la noche, la Dirección General de Coordinación Informativa difundió una nota oficial

sobre la entrevista en la que, sin aludir a los temas tratados en la misma, se refería al señor Tarradellas

como el «honorable Tarradellas».

La noticia de la llegada a Madrid del .presidente de la Generalitat despertó gran expectación en Cataluña,

hasta el extremo de que un diario, Catalunya-Express lanzó, a las nueve y media de la noche, una edición

especial.

 

< Volver