Catalunya política. 
 El president, pragmático  :   
 Soy republicano pero si hay posibilidad de pactar con esta Monarquía, debemos hacerlo. 
 Mundo Diario.    29/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Miércoles, 29 junio 1977

Catalunya política

El president, pragmático

«Soy republicano pero si hay posibilidad de pactar con esta Monarquía, debemos hacerlo»

A lo largo de la densísima jornada política de ayer, con su centro de gravedad en Madrid, se produjeron

acontecimientos marginales que enriquecen y matizan la cada vez nuevo, sorprendente incursión

madrileña de Tarradellas. En esta página hemos sistematizado ´una serie de datos que perfilan con mayor

nitidez el contorno de esta situación histórica. Desde la entrevista al president —que Radio Barcelona ha

desvelado ahora— hasta las recomendaciones de las altas instancias a Pujol, pasando por las opiniones de

Rahola, el mismo Pujol y Portabella: Observarán quejas opiniones de los dos últimos son anteriores a las

que ofrecemos en nuestra página contigua. Comparen, por favor.

«Si España es monárquica, comprenderéis que sería ridiculo declarar la guerra por mis sentimientos

republicanos., en esto, -soy bastante pragmático, sin embargo, yo me considero un republicano y acepto

todo lo positivo que tiene un régimen republicano. No creo en la Monarquía, en ninguna monarquía.

Ahora bien, en tanto que como presidente de la Generalitat, la responsabilidad me obliga a que si hay

posibilidad de pactar con esta Monarquía, por poco que se consiga, debemos hacerlo», dice el señor Josep

Tarradellas, presidente de la Generalitat de Catalunya, en unas recientes declaraciones hechas en Perpinyá

a «Radio Barcelona» y que esta emisora reservó hasta poder ser emitidas en su totalidad, lo que se hizo

ayer.

Entre otras cosas, el honorable señor Tarradellas dice las siguientes:

GOBIERNO EN EL EXILIO, NO

«Esa fue la condición que puse cuando fui nombrado presidente del Parlamento: nunca formaré un

gobierno en el exilió. Porque, de la misma forma que creía que un gobierno vasco o un Gobierno de la

República en el exilió no podría hacer nada en bien del País Vasco o de la República, un gobierno de la

Generalitat en el exilio tampoco hubiese tenido nunca una fuerza política suficiente para obtener cosas.

Por otra parte, se corría el riesgo que el Gobierno franquista impulsara actos violentos y dramáticos al en

frentarse a la idea de un Gobierno en el exilio. Yo no pensaba formar gobierno hasta que el pueblo mismo

de, Catalunya así me lo pidiese».

LO INVALIDO DEL ESTATUT

«Yo cuando hablo de la restitución de la Generalitat, me refieron a ello como la restitución de una

expresión histórica y jurídica de Catalunya, pero no hablo nunca de las fórmulas y contenido de ésta

Generalitat, porque es evidente que el Estatut del 32 fue un gran "Estatut", pero que pensar aplicarlo

ahora tal como se aprobó es una auto-uca quimera. Nosolros hemos de posibililar esa formación de un

gobierno y que este gobierno, después de discusiones y análisis, encuentre el "contenido" que canalice la

concordia de todos».

 

< Volver