Vida política. 
 El Presidente Suárez recibió, nuevamente, a Tarradellas  :   
 El político catalán mantuvo también conversaciones con líderes de diversos partidos. 
 ABC.    02/07/1977.  Página: 9-10. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

ABC. SÁBADO, 2 DE JULIO DE 1977.

EL PRESIDENTE SUAREZ RECIBIÓ, NUEVAMENTE, A TARRADELLAS

El político catalán mantuvo también conversaciones con líderes de diversos partidos

El presidente del Gobierno, don Adolfo Suárez, volvió a recibir ayer por la mañana a don Josep

Tarradellas, titular dé la Generalitat en el exilio. Durante cuarenta y cinco minutos, aproximadamente,

conversaron en el despacho del señor Suárez, situado en la planta baja del palacio de la Moncloa. En la

reunión estuvo presente don Carlos Sentís, quien también acudió con ,don Josep Tarradellas el pasado

lunes, día 27, a la Presidencia.

Posteriormente, el señor Tarradellas mantuvo entrevistas y reuniones con los líderes de los principales

partidos políticos.

Es´ probable que don Josep ´Tarradellas —que fue recibido por S. M. el Rey el pasado miércoles—

regrese hoy, por vía férrea, a París.

ENTREVISTA CON SUAREZ. — El señor Tarradellas volvió ayer mañana al palacio de la Moncloa,

sobra las diez, donde fue recibido por el presidente: del Gobierno. Nuevamente y. al igual que la vez

anterior —el lunes 27—, don Carlos Sentís, diputado electo por Barcelona de U. C. D. acompañó a don

Josep Tarradellas. Cuarenta y cinco minutos después, abandonaron palacio para dirigirse a la sede del

Partido Socialista Obrero Español, donde conversaron con su secretario general, don, Felipe González.

Al término de su reunión con el presidente Suárez, don Josep Tarradellas manifestó a los periodistas que

la entrevista se había desarrollado «con la habitual cordialidad». Se mostraba muy satisfecho hasta el

punto de qué, cuando salía ya del palacio de la Moncloa, y ´dirigiéndose a don Carlos Sentís, le dijo:

«Déjame que te dé un abrazo.»

EN LA SEDE DEL P. S.O.E.: «USTEDES ESTÁN DE BROMA.» — Al filo de las doce de la mañana,

don Josep Tarra-dellas fue recibido por don Felipe González. Al término de la entrevista, que tuyo una

duración aproximada de treinta y cinco minutos, el secretarlo general del P. S. O. E. manifestó a los

periodistas: «Tarradellas es bastante hermético y reservado. Esto es natural. Treinta y ocho años de exilio

cauterizan a cualquiera.»

El jefe de la oposición parlamentarla .—dice Logos— añadió que don Josep Tarradellas «es una roca, y

no soltará prenda hasta qué haya conseguido algo».

En la entrevista ha estado presente don Enrique Múgica y los diputados socialistas catalanes señores

Raventós .y Triginer.

Respecto al contenido de la misma, don Felipe González declaró que ha sido «sumamente cordial, v ha

ratificado, lo que ya ha dicho numerosas veces: reafirmamos nuestro compromiso con los socialistas

catalanes y harémos conjuntamente un apoyo logístieo de los, problemas de Cataluña». «Vamos a ser

profundamente respetuosos —agregó- con los problemas de las autonomías regionales.»

Manifestó, asimismo, que no han tocado el tema de la posible dimisión del señor Tarradellas como

presidente de la Generalitat. El político catalán, por su parte no ha pronunciado una sola palabra a las

preguntas de los periodistas. Tras despedirse´de don Felipe González, dio la espalda a la Prensa, que había

formado una barrera para obtener alguna declaración, y abandonó la sede del P.S.O.E., para entrevistarse

con don Santiago Carrillo.

Ya junto al ascensor se dignó contestar sobre la presunta petición del Gobierno para que dimita, y dijo:

«Pero ustedes están de broma.»

CON CARRILLO Y DIRIGENTES DEL P. S. U. C. — A la una y quince minutos llegó a .la sede del

Partido Comunista d« España el señor. Tarradellas. al que acompañaba don Gregorio López Raimundo,

secretarlo general del P. S. U. C. Fue recibido por don Manuel Azcárate, del Comité ejecutivo del

P. C. E., y presentado, posteriormente, a don Santiago Carrillo, secretarlo general, dándose ambos un

fuerte abrazo, dice Europa Press.

El señor Carrillo hizo pasar a Tarradellas a su despacho y, una vez en él, don Gregorio López Raimundo

presentó loé diputados catalanes al señor Tarradellas, alguno de éstos, emocionado, le dio un fuerte

abrazo, ya que se conocían desd« hacía muchos años.

El secretario general del P. C. E. recordó al señor Tarradellas los tiempos pasados del-exilio en París y

repetía constantemente: «Qué tiempos aquellos, parece mentira, que ya estemos en Madrid.»

Él señor Tarradellas preguntó a Carrillo por la situación de su familia, a lo que Carrillo respondió que

estaban muy.contentos en España y que se han adaptado muy bien a la nueva situación. La esposa del

dirigente comunista nació en Cataluña.

A la salida de la entrevista, el señoi Tarradellas declinó hacer cualquier tipo di declaración política.

Únicamente, contestando a una pregunta, Indicó que aún no sabe cuando abandonará Madrid, si hoy o el

domingo y negó rotundamente que fuese a viajar Cataluña.

Par su parte, don Santiago Carrillo dijo a los periodistas que ha tenido la satisfacción de recibir a don

Josep Tarradellas, del que es viejo amigo desde hace casi cuarenta años.

«Ha sido una satisfacción .—añadió— verle llegar a Madrid Invitado por el Gobierno. Esa Iniciativa

puede, ser el comienzo de una solución negociada del problems de Cataluña, que no es sólo del pueblo

catalán, sino de todo el Estado español, y que espero culmine con la recuperación, por ç! pueblo catalán,

de sus Instituciones históricas, que serán muy positivas para España y su unidad.»

SE HA INICIADO UN BUEN CAMINO. Dijo también que había encontrado al señor Tarradellas muy

bien, «muy consciente de la situación, con una actitud muy responsable, dentro siempre de su convicción

de reivindical las libertades autonómicas para Cataluña».

«Creo -manifestó el señor Carrillo—

VIDA POLÍTICA

que el presidente Tarradellas y el presidente Suárez han iniciado un buen camino y que éste culminará,

muy bien por la VÍA de la negociación. Yo le he asegurado el apoyo del P. C. E. al restablecimiento de

las Instituciones autonómicas de Cataluña.* Finalmente, preguntado sobre si de su conversación con don

Josep Tarradellas se deducía de alguna manera que el Gobierno haya solicitado la dimisión del señor

Tarradellas como presidente de la Generalitat antes del restablecimiento de la miaña, el señor Carrillo

declaró que «no creo que se pueda decir nada de eso».

fia otro mompAto, el secretario general del Partido Socialista Unificado de Cataluña, señor López

Raimundo, respondió, a la pregunta de un periodista sobre si los miembros de ente partido son antes

comunistas o catalanes, qué «son comunistas y catalanes, por este orden»

CA SI UNA HORA CON FRAGA.—Cincuenta y cinco minutos duró la entrevista celebrada entre Josep

Tarradellas y Manuel Fraga Iribarne, celebrada en el despachó dé este ultimo, en la sede de Alianza

Popular.

Alrededor de tos seis menos cinco de la tarde, tu señor Tarradellas. acompañado del señor Rahola, bajó

sonriente die la sede de Alianza Popular y únicamente manifestó * tos periodistas que todo «habia ido

bien". según informa Europa Press.

A eontóiMíaclón, Josep Tarradellas se trasladé c la: sede del Partido Socialista Popular, donde poco

después se reunió con don Enricue Tierno Galván, presiden-te del P. S. P.

Esta tfflltlma entrevista se prolongó por espacio dte una media hora. Al finalizar, fuentes dei Partido

Socialista Popular manifestaron a Cifra, aoie el presidente de la Generalitat en ed exfflo se limitó a

informar al señor Tierno de las negociaciones upe maiütsen* con ios políticos y el Gobierno. La

ínitpiíesión del señor Tarradellás. según las mismas fuentes, es optimista y oaüificó die positiva la actitud

del Gobierrno.

Por ea parte, el señor Tierno Galván ctobunro una Impresión muy favorable del politico catalan y señaIó

que era muy inteligente y lucido.

Con esbas entrevistas, el señor Tarrádellas ha deseado Informar a los partidos «oh representación en el

Parlamento sobre m postea en relación con la Generalitat y sobre SUB eiicaientros con el Rey t ei

presidente del Gobierno.

 

< Volver