Autor: Contreras, Lorenzo. 
 El President de la Generalitat sale hoy hacia París. 
 Especulaciones después de las entrevistas Suárez - Tarradellas     
 
 El Correo Catalán.    02/07/1977.  Página: 3, 30. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

Especulaciones después de las entrevistas Suárez-Tarradellas

MADRID

L.CONTRERAS

Es probable que esta tarde, en casa de Manuel Ortínez, el honorable Tarradellas convoque a la prensa para

hacer un balance informativo de sus contactos madrileños. La intensidad y frecuencia de las entrevistas

sostenidas ofrecería, lógicamente, material abundante para un relato enjundioso. Sin embargo, es de

suponer que el presidente de la Generalitat en el exilio se reservará una importante cantidad de

novedades. La noticia de que Suárez habría pedido a Tarradéllas su dimisión para facilitar el renacer de la

Generalitat equivale a una cortina de humo. Dos diarios, «El País» y «Diario-16», lanzaron ayer esa

posibilidad. Como pieza curiosa de lo que en Madrid se ha dicho, valga la transcripción de este párrafo

don-, de el segundo de los rotativos citados aborda el posible contenido del segundo encuentro entre el

presidente de la Generalitat y el presidente del Gobierno: «Los observadores políticos interpretan esta

segunda entrevista en el palacio de La Moncloa como un intento por parte de Suárez de convencer a

Tarradéllas de que dimita, en el entendido de que ello facilitaría el renacimiento de la Generalitat. No

obstante, el dirigente catalán se ha mostrado repetidamente contrario a esta idea, no así a traspasar

provisionalmente la presidencia de la Generalitat al dirigente socialista Joan Reventos, gran vencedor en

las elecciones».

En otros círculos, se comenta que Suárez habría sugerido al honorable Tarradéllas la formación de un

partido político, idea que tai vez —se añade— no fuese bien recibida por los socialistas catalanes.

Desde el punto de vista catalán, ofrecía ayer interés en Madrid el intercambio de impresiones que con la

prensa mantuvo Josep Maria Riera, diputado del PSUC que, con sus 25 años de edad, es el diputado más

joven del Congreso. Riera expuso conocidas reivindicaciones de los comunistas catalanes, entre ellas el

reconocimiento del voto a partir de los dieciocho años de edad. Acompañaba a Riera la también diputado

comunista por Alicante, y miembro del comité ejecutivo del PCE, Pilar Brabo, quien declaró: «Los

parlamentarios comunistas estamos en contra de que los diputados y senadores tengamos que establecer

un compromiso, sea juramento o promesa, en las .Cortes, ya Especulaciones tras la entrevista Suárez-

Tarradellas que consideramos el hecho de haber sido elegidos como suficiente... No hay motivo para

expresar, en cualquier fórmula que se arbitre, ningún tipo de lealtad especial».

Pilar Brabo expuso luego la necesidad de que sean convocadas elecciones una vez elaborada la Constitu-

ción.

Estas declaraciones de la dirigente comunista representan una cierta quiebra de la tradicional moderación

de lenguaje usada hasta el momento por los responsables del PCE. Se ha rozado, después de muchos

meses de discreción, el candente asunto de la lealtad a una determinada forma de Estado y, de otra parte,

.el PCE, a través de Pilar Brabo, ha coincidido con el PSOE respecto a la celebración de una nueva

confrontación electoral cuando el proceso constituyente haya terminado.

Desde el punto de vista de los problemas internacionales de España cabe destacar el .editorial que

ayer dedicó «El País» a la injerencia de la OUA en el tema de Canarias. El diario madrileño pide un

estatuto dé autonomía para el archipélago, sospecha paralelismo entre este incidente y la «estrategia de

tensión» creada por el Gobierno norteamericano en torno a las Azores, y termina culpando a Argelia de

inspirar lo iniciativo de la OUA, con el fin de «presionar a España para que adopte una política pro

argelina en el asunto del Sahara.» El diario madrileño entiende que la posición española debe ser

simplemente pro saharaui, es decir, favorable a la autodeterminación de la población de la ex colonia

española. Además se muestra escéptico respecto a la postura norteamericana, pues «I Departamento de

Estado «está interesado en el tema de las Canarias», y sugiere que este factor se tenga en cuenta a la hora

de la renegociación del tratado hispanonorteamaricano.

 

< Volver