Autor: Barra, Alfonso. 
   Carta de Fraga Iribarne al Times  :   
 Nuestro embajador en Londres se queja de una política europeísta de aislamiento. 
 ABC.    08/06/1975.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CARTA DE FRAGA IRIBARNE AL «TIMES»

Nuestro embajador en Londres se queja de una política europeísta de aislamiento

LONDRES, 7. (De nuestro corresponsal.) El embajador Fraga Iribarne ha enviado a «The

Times» una carta que el diario publica hoy. Alude al editorial del 29 do mayo sobre los

problemas de la defensa de Europa occidental, en cuanto se ven afectados por la situación en

la Península Ibérica.

Dice el señor Fraga Iribarne: «Sinceramente debo discrepar de su planteamiento dogmático y

de sus conclusiones. Es indudable que la Península Ibérica es clave para la defensa de Europa

y del Atlántico norte y sur. Si toda ella pasara a apoyar al bloque oriental, no sólo quedaría

cerrado el Mediterráneo. Se vería gravemente comprometido todo el dispositivo defensivo de la

Europa central.»

Considera el embalador que la Península Ibérica aporta el apoyo logístico y la profundidad

Imprescindibles para el buen funcionamiento del orden defensivo europeo.

Añade: «En lugar de buscar una solución a estos problemas y de favorecer una evolución

normal en España, en armonía con los restantes países de Europa occidental, se la quiere

aislar aplicando un código de rígida pureza institucional que no se ha aplicado por la Alianza

Atlántica en otros países del llamado flanco sur.»

Termina el embajador advirtiendo que con esa actitud de incomprensión sólo pueden resultar

favorecidos los extremistas de derechas o izquierdas, y no la solución orientada hacia el centro

moderado.

«Deseo firmemente establecer —agrega el señor Fraga Iribarne— que es totalmente falsa la

alternativa de Portugal o España Lo que ha dejado aclarado nuestro Gobierno es que España

está en la defensa del Oeste o no está. En ambos casos, con todas las consecuencias y con el

pleno respaldo de la opinión.»

Esta posición no excluye los Acuerdos bilaterales que puedan ser considerados convenientes.

España desea que Portugal esté también, en ese sistema defensivo, y que estemos todos. Si

España no encuentra apoyo siempre, espera, al menos, comprensión para sus problemas.

Concluye con esta pregunta: «¿Quién no los tiene y quién puede tirar farisaicamente la primera

piedra?»—Alfonso BARRA.

 

< Volver