Histerismo en las calles     
 
 Ya.    24/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Histerismo en las calles

En Valencia se produjo un colapso de tráfico poco después de las hueve de la

noche, hora fijada para el «toque de queda según la orden dictada por el capitán

general Miláns del Bosch.

Poco antes de esa hora fueron interrumpidas las proyecciones de cine, así como

una actuación de coros alemanes en el teatro Principal. El deseo de los

transeúntes por llegar a sus casas originó un atasco de tranco que provocó

algunas escenas de histerismo. Concretamente, una mujer subida sobre su coche

pedía a gritos que le dejasen llegar a casa.

Por su parte, las compañías aéreas decidieron cancelar sus vuelos, y el

aeropuerto de Valencia quedó cerrado a la espera de cómo se desarrollaban los

acontecimientos.

A la una de la madrugada se registraba en la ciudad un movimiento de carros de

combate, aunque sin dirección definida. A esa hora el alcalde y el presidente de

la Diputación, ambos socialistas, se encontraban en sus respectivos despachos.

 

< Volver