Continuos contactos telefónicos con Tejero     
 
 Ya.    24/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Continuos contactos telefónicos con Tejero

El gobernador civil de Madrid, don Mariano Nicolás, ha abandonado durante unos

minutos la reunión mantenida con el general Sáenz de Santamaría y Aramburu

Topete para declarar a los periodistas que en todo el país la situación es de

absoluta normalidad y que el único problema está dentro el Congreso.

En este sentido manifestó que se . mantienen conexiones telefónicas constantes

con el teniente coronel Tejero y el centenar largo de guardias civiles que lo

acompañan, para —dijo Mariano Nicolás— hacerles ver que se encuentran solos y

que tienen que reflexionar.

Según indicó el gobernador civil de Madrid, no ha habido ningún herido, salvo

una persona que se cortó un poco con un vidrio y un ligero rasguño que se

produjo otra persona por el rebote de una bala.

Mariano Nicolás indicó que no se sabe si el teniente coronel Tejero está

dispuesto, por el momento, a deponer las armas, pero insistió en que se

mantienen en constantes conversaciones para indicarle que se encuentra solo y

que es conveniente en estos momentos que reflexione.

La situación de tos dirigentes políticos

Fuentes próximas a los servicios de Seguridad del Palacio del Congreso de los

Diputados han manifestado a las cuatro y veinte de la madrugada a Europa Press

la localización de los salones donde, a inedia noche, se encontraban los

dirigentes políticos que fueron sacados por la Guardia Civil del hemiciclo poco

después de consumarse el asalto del palacio legislativo.

La citada fuente ha indicado que el presidente en funciones Adolfo Suárez estaba

en la sala de ujieres, justamente contigua al hemiciclo de la Cámara.

Por lo que respecta al teniente general Gutiérrez Mellado, Alfonso Guerra,

Felipe González,,Santiago Canillo y Agustín Rodríguez Sahagún, se encontraban en

el escritorio más próximo a los despachos de la presidencia del Congreso y más

concretamente en el salón donde está colocado un reloj que marca las distintas

horas del mundo y que se conoce como «El Planetario».

Ambas dependencias, tanto en la que estaba el presidente Suárez como en la que

se encontraban las restantes personalidades, están en la planta baja del

edificio del Congreso, la misma en la que se encuentran los restantes miembros

del Gobierno y diputados parlamentarios.

Un miembro del Cuerpo Superior de Policía, que es escolta habitual de una alta

personalidad, ha comentado que «al principio pensé que se trataba de miembros de

un comando Eta, que habían entrado disfrazados de guardias civiles».

La misma fuente ha informado que los guardias civiles asaltantes le ordenaron

que se tirase al suelo y qué lo desarmaron. «Cuando pensé que se trataba de un

comando de Eta —ha concluido— creí firmemente que todo había acabado.»

Manifestaciones del ayudante de Suárez: «Todo va muy bien, tranquilidad,

tranquilidad».— Fernando López de Castro, comandante ayudante del presidente

Adolfo Suárez, ha manifestado a Europa Press, cuando abandonaba el palacio del

Congreso que «Todo va muy bien.

Tranquilidad, tranquilidad».

Además de las fuerzas de seguridad que ocupan posiciones de vigilancia en los

alrededores del palacio del Congreso, grupos de personas civiles siguen desde

cercanías el desarrollo de los acontecimientos.

Entre los que esperan figura la esposa de Santiago Carrillo, Carmen Menéndez,

visiblemente afectada.

La mujer del secretario general del Pce. ha dicho a Europa Press que se enteró

de la noticia a las seis y veinte de la tarde. En cuanto a si tenía alguna

noticia sobre, la situación en el interior. Carmen Menéndez ha respondido que no

y que seguía la marcha del suceso por los periodistas.

 

< Volver