La sesión de investidura. 
 Antes de suspenderse el pleno habían votado 75 diputados     
 
 Ya.    24/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 24. 

Antes de suspenderse el pleno habían votado 75 diputados

Antes de que se produjese el violento incidente que interrumpió la votación de

investidura del candidato a la presidencia, Leopoldo Calvo-Sotelo, habían votado

un total de 75 diputados. De ellos, 44 se habían pronunciado por el «sí»,

mientras que 31 señorías se inclinaban por el «no». El desarrollo de la sesión

hasta aquel momento fue el siguiente:

Poco antes de las cinco de la tarde el señor Calvo-Sotelo tomó la palabra

brevemente para agradecer a todos los grupos parlamentarios sus intervenciones

«y para pedir de nuevo a la Cámara el voto de confianza en los términos que

marca el artículo-99 de la Constitución». Se reafirmó en su programa.

Arredonda: «Aumentarán las diferencias»

Por el grupo parlamentario andalucista intervino seguidamente Miguel Ángel

Arredonda, quien comenzó diciendo que el señor Calvo-Sotelo, al reafirmarse en

su programa de Gobierno, estaba pretendiendo aplicar las cargas de la crisis

sobre una parte de la sociedad y no sobre la totalidad, como sería lo justo.

«Tenemos dudas —señaló a continuación— de que vaya a apoyarle la gran clase

empresarial de las zonas subdesarrolladas porque es evidente que su programa va

a aplicarse sobre las zonas más desarrolladas.»

Más adelante afirmó que si el Estado no interviene se va a producir una

competencia ilícita . en esas zonas menos desarrolladas entre empresas públicas

y privadas.

Refiriéndose al tema autonómico, el señor Arredonda manifestó que el candidato

habló muy poco.de las autonomías y que no sólo eran necesarios textos legales,

«porque en las zonas subdesarrolladas un texto legal por sí sólo sirve para muy

poco», y afirmó que si la situación de España sigue empeorando, uno de los

pueblos que más lo van a pagar es el andaluz.

Tras afirmar que las soluciones que propone el señor Calvo-Sotelo van a seguir

aumentando las diferencias, concluyó reafirmándose en su voto negativo.

Solchaga: «Hay demasiadas lagunas»

«Desde un punto de vista del grupo parlamentario de la oposición, nuestro voto

estaba de antemano en contra, y hay motivos en el discurso del señor Calvo-

Sotelo para reafirmarnos en la oposición», dijo Carlos Solchaga, socialista

vasco, en su intervención.

Explicó que en el programa del candidato había demasiadas lagunas, sobre todo en

lo referente a la política autonómica. «Ha dicho cuatro cosas generales, pero no

se ha atrevido a tomar compromisos.

Tampoco ha respondido a las pre. guntas que se le han hecho y simplemente ha

levantad o unos banderines de enganche.»

Tampoco les convenció la política económica propiciada por el señor Calvo-

Setelo, «ya que no tiene compromisos serios para salir de la crisis que estamos

viviendo, y no hemos oído decir que vaya a tener influencia para combatir el

paro, la inflación... Todo el programa económico está basado en un doble

supuesto, que es el de reducir los costes del factor trabajo, y a partir de ahí

pensar que la iniciativa privada sea capaz de reactivar la economía. Sin

embargo, hay que tener fe de carbonero en la empresa privada, sobre todo en

.estos tiempos, para pensar que va a re lanzar la economía». Recalcó que era,

pues, una política económica basada en un esquema poco realista, y que no se

proponía gestionar los problemas serios del país. «Quizá forme Gobierno —terminó

diciendo—, pero le ruego que a la crisis actual no añada el insulto de una

política reaccionaria.».

Marcos Vizcaya: «No ha existido mercado de voto»

«En algunos medios de comunicación se han vertido infamias sobre las

conversaciones mantenidas entre el señor Calvo-Sotelo y nuestro partido, aunque

tengo que aclarar que en ellas no ha habido chalaneo ni mercado», explicó el

peneuvista Marcos Vizcaya.

Dejó bien claro que el Pnv no había llamado a ninguna puerta y que había sido

invitado a participar en un debate serio. «No ha sido la oferta y la demanda lo

que ha separado al Pnv y a Ucd, sino que nuestros modelos son diferentes, y eso

es lo que constituye las causas del voto.»

Señaló que se habían quedado sin respuestas en muchos casos y que en otros éstas

habían sido poco precisas. «Hay un tema clave que es el de cómo afrontar el

problema de las autonomías. Vi en las palabras del candidato excesivos temores y

cautelas y nos separa la concepción de los mismos. El señor Calvo-Sotelo

construye un estado de autonomías sobre la base de un Estado fuerte que agrupe

autonomías fuertes, mientras que nuestra postura es la contraria y solo

partiendo de las autonomías se puede lograr un Estado fuerte. Por eso, como

nuestros proyectos no coincidían, no coincidió nuestro voto.» Sin embargo, pese

a ratificar su . voto negativo, reiteró su colaboración con el nuevo Gobierno.

Roca Junyent: «Colaboraremos con el nueyo Gobierno»

Roca Junyent (Minoría Catalana) dijo en su intervención que todo lo que se

añadiera no haría sino retrasar la tan deseada y necesaria formación del nuevo

Gobierno. Le advirtió a. Calvo-Sotelo que no hiciera caso de quienes aconsejan

sobre la actuación de otros grupos. «Intermediarios, abstenerse», añadió.

Reiteró la voluntad de Minoría Catalana de colaborar con Calvo-Sotelo en todo lo

que sea necesario para afrontar con éxito los grandes problemas del país y en

todo lo que contribuya a la estabilidad del Gobierno.

«Ni usted ni nosotros —manifestó— hemos querido dar una imagen de investidura

negociada.» El diputado catalán terminó su intervención dando la enhorabuena al

«presidente» y deseándole suerte en su gestión.

Fraga: «Cd, satisfecha con parte del programa»

Manuel Fraga dijo que la postura mayoritaria de Coalición Democrática era la

abstención. Añadió que sus razones y preguntas, modestas como eran, no fueron

respondidas y que, por tanto, no se ha producido ningún cambio que justifique un

voto distinto.

Repitió Fraga la conclusión de su anterior intervención, diciendo que le era

imposible dar confianza plena a un Gobierno que no se ha pronunciado sobre temas

tan importantes como la política familiar, el divorcio y la autonomía

universitaria y cuyos componentes no conoce.

Su postura se diferencia del no, manifestó Fraga, porque Cd se muestra

satisfecha con algunas cosas del programa del candidato. «Para la gobemabilidad

de España —añadió— daremos nuestro apoyo en todo lo que sea compatible con

nuestro compromiso con el electorado. Esperamos que los casos de colaboración

sean la regla, y las discrepancias la excepción.» Terminó deseándole éxito en su

difícil gestión a Calvo-Sotelo.

Osorio: «Estoy convencido de las cualidades políticas de Calvo-Sotelo»

Alfonso Osorio habló por los tres diputados de Cd que votaron sí a la

investidura. Dijo que Cd es una coalición y además democrática, y que en ésta

existen unos criterios mayoritarios que expuso Fraga, y otros minoritarios.

Añadió que el apoyo parlamentario se daba por convicciones o por

contraprestaciones y, en la mayoría de los casos, por ambos. «Nosotros votamos

sí por convicción, que es lo. auténtico», manifestó.

Torres Salvador: declaración de .intenciones, no de hechos

«Parece como si a cierta clase política sólo le interesara la alta política, los

grandes discursos, y esto está dando lugar a que, cada día más, se cree un

desencanto político en la sociedad que no beneficia a la democracia», señaló

Antonio Torres Salvador, diputado del grupo mixto desde que se separó del Psoe.

El señor Torres Salvador mostró a continuación sus dudas sobré la posibilidad de

crear una política contra el paro, ya que no se ha sabido hacer una política de

paro, y mencionó distintas irregularidades y deficiencias que concurren hoy día

en muchos trabajadores sin empleo.

También disidente del grupo socialista e integrado ahora en el grupo mixto,

Andrés Fernández Fernández hizo seguidamente uso de la palabra, volviendo sobre

los mismos puntos tocados por el señor Torres en su intervención.

Lluch «Calvo-Sotelo no se parece a Reagan»

El socialista catalán Ernesto Lluch empezó diciendo que Calvo-Sotelo había

tenido un buen aliado en Suárez, que no respondió, a nada mientras fue

presidente de Gobierno. «El candidato a la presidencia tampoco ha dado

contestaciones concretas en algunos temas, pero cuando la imagen de Suárez se

vaya desdibujando, Calvo-Sotelo contestará mas.concretamente.»

Carrillo: «Es el Gobierno de la gran derecha»

«Empezamos a comprender el significado de esa nueva etapa que Calvo-Sotelo

anunciaba. Es el Gobierno de la gran derecha. Está intentando poner en pie al

Gobierno de la gran derecha y si el candidato ha sido tan despectivo con algunos

grupos es porque piensa que eso le va a dar algunos votos y va a ser un sostén

de apoyo de algunas instituciones, manifestó el comunista Santiago Carrillo en

su intervención.

Explicó pormenorizadamente su negativa a la petición de investidura. «Decimos

no porque Calvo-Sotelo no ha presentado ningún programa que nos autorice a

pensar que el paro va a ser abordado o semiabordado y porque la política

económica y social está al servicio de sectores más poderosos, de las

oligarquías de ´este país y se opone a los intereses de los trabajadores y capas

más modestas.»

Felipe González: programa conservador e insuficiente

El líder socialista, Felipe González, volvió a reafirmarse en las líneas ya

precisadas en su anterior intervención, tratando de clarificar el actual estado

de cosas.

Comenzó señalando que no está suficientemente claro para la sociedad el

significado de esta segunda vuelta,-que no es otra cosa que se va a formar un

Gobierno minoritario. «Es. la primera vez —dijo— que vamos a tener un Gobierno

que no gozará del apoyo de la Cámara ya de salida, y eso es preocupante».

El señor González continuó manifestando que el Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo

era una continuación de lo anterior, con algunas clarificaciones; pero en el

fondo, lo que supondría es un cambio de estilo mas que de contenido, mientras

que lo que la sociedad está necesitando es un cambio de orientación desde el

punto de vista programático.

«El programa es en síntesis —continuó— fuertemente conservador en política

económica y en algunos puntos de política internacional, e insuficiente en su

contenido autonómico.»

Asimismo, el señor González señaló que el programa estaba carente de importantes

contenidos como política social, reforma administrativa, etc.

«El Gobierno del señor Calvo-Sotelo —añadió después— va a representar los

intereses de los que piensan que se ha ido demasiado lejos en los logros

conseguidos en este país. Nosotros, sin embargó,

Rodríguez Sahagún: «El paro no se resolverá sin la inversión privada»

Rodríguez Sahagún dijo que no tendría sentido reabrir un debate, ya que se.

habían confirmado las posiciones de todos los grupos. Observó que era posible

que no seresolviera el paro con la inversión privada, pero que sin ella

ciertamente no se resolvería, ya que el 90 por 100 de los puestos "actuales

pertenecen a la inversión privada.

Se refirió a la dinámica del cambio, en la que todos estaban de acuerdo, y dijo

que la crisis no había existido dentro de la tenemos el deber moral de

representar a los que piensan que se ha hecho muy. poco, que son mayoría.»

El señor González finalizó diciendo que el candidato, a pesar de que se había

levantado muchas veces a responder a las interpelaciones que le fueron hechas,

ha expresado siempre unos conceptos vacíos de todo contenido.

Al terminar su intervención el señor González fue ovacionado por los

parlamentarios de la izquierda.

Cámara, ya que Ucd había ganado prácticamente todas las votaciones, y que en la

tan cacareada crisis había un. componente psicológico que afectaba la capacidad

de reacción de la sociedad.

Añadió que el vencimiento de esta letra no es a treinta o noventa días, sino a

1983, y que Ucd apoya la investidura de Calvo-Sotelo porque el grupo piensa que

es la persona y el programa adecuados para

afrontar los problemas de España.

 

< Volver