Casi dieciocho horas de angustia. 
 Cronología del asalto al Congreso     
 
 ABC.    25/02/1981.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Casi dieciocho horas de angustia

Cronología del asalto al Congreso

Con el único propósito de dejar testimonio del orden, más o menos riguroso, en

que se desarrollaron los acontecimientos de la larga noche que amenazó a la

democracia, recogemos aquf una enumeración cronológica de los hechos más

relevantes registrados, dentro y fuera del Congreso, desde que fue tomado por

los guardias civiles hasta que se produjo la liberación de los diputados.

Día 23

• 18,20 HORAS: INVASIÓN DEL HEMICICLO

Corno ya contábamos en nuestro número de ayer, los hechos ya históricos que han

constituido una sacudida traumática para la naciente democracia española se

iniciaron a las seis y veinticinco de la tarde del lunes día 23. En ese momento,

entre doscientos y trescientos guardias civiles, mandados por el teniente

coronel Tejero, ocuparon rápidamente todas las dependencias del Congreso ´de los

Diputados en sus dos edificios.

• 18,48: GUTIÉRREZ MELLADO Y SUAREZ SE REBELAN

Tras los primeros momentos de estupor, el teniente general Gutiérrez Mellado,

vicepresidente del Gobierno en funciones, se puso en pie y expresó su protesta y

su proposito de salir. Fue violentamente retenido por varios guardias.

Ef presidente Suárez salió en su defensa y le rogó que regresara al escaño del

banco azul, a su lado.

Momentos después fue e! propio presidente Suárez quien se puso en píe y

manifestó que tenía necesidad de salir para cumplir con sus deberes.

Se lo impidieron con voces terminantes, incluso con algunos tacos contundentes.

.

El presidente Suárez fue conducido por dos guardias fuera del

hemiciclo.

• 19,15: LOS PERIODISTAS, AUTORIZADOS A SALIR

Alrededor de las siete y cuarto el público invitado que ocupaba las tribunas fue

invitado a abandonan el hemiciclo, mostrando su invitación y documento de

identidad.

Algunos minutos después también los periodistas y los funcionarios recibieron la

notificación de que si querían podían abandonar el edificio.

• 19,50: LÍDERES AISLADOS

El teniente general Gutiérrez Mellado es invitado a salir del hemiciclo. Unos

momentos después, parejas de guardias se llevan a los líderes de UCD, señor

Rodríguez Sahagún; del PSOE, don Felipe González, don Alfonso Guerra, y del PCE,

señor Carrillo.

A la salida de los periodistas a) exterior del edificio son despojados de las

carteras y blocs de notas, así como magnetofones y cámaras fotográficas.

DÍA 24

• CERO HORAS

En la medianoche del lunes al martes consiguió salir del hemiciclo el jefe de

las Juventudes de UCD de Andalucía, don Manuel Rosado, último civil que abandonó

el Congreso de los Diputados.

El teniente coronel Tejero —manifestó— ha hecho creer a sus hombres que se

habían sumado al golpe la II y la III Regiones Militares, habiendo proclamado

presidente al teniente general Miláns del Bosch, hechos totalmente falsos.

• 2,43 (MADRUGADA): REUNIÓN DE MANDOS EN EL PALACE

Unos veinte mandos de las Fuerzas de Seguridad del Estado se encontraban a esta

hora concentrados en una dependencia del hotel Palace, asistiendo a una reunión

presidida por los generales Aramburu Topete, director general de la Guardia

Civil, y Sáenz de Santamaría.

• 2,25 (MADRUGADA): CONTACTOS CON TEJERO

El gobernador civil de Madrid, don Mariano Nicolás, que.había llegado al Palace

Hotel, fue preguntado por un corresponsal de la ABC norteamericana sobre si, en

su opinión, las negociaciones con los ocupantes del Congreso no estaban

resultando imprecisas e inconexas.

El gobernador respondió:

Sólo hay un canal de contacto con los ocupantes, y éste ha de ser a través del

teniente coronel Tejero.

• 2,50 (MADRUGADA): LLEGA UNA COMPAÑÍA DE LA POLICÍA

Alrededor de las tres menos diez de la madrugada se reforzaban las medidas

policiales, en las inmediaciones del Palacio del Congreso. Una compañía de la

reserva de la Policía Nacional llegó a la plaza de Neptuno.

• 4,00 (MADRUGADA): TERMINA LA REUNIÓN DE MANDOS

Alrededor de las cuatro de la madrugada finalizó la reunión que, ert uno de los

salones del hotel Palace, estaban celebrando los mandos de las Fuerzas de

Seguridad de! Estado, bajo la presidencia de tos generales Aramburu Topete y

Sáenz de Santamaría.

El primero de éstos, a las cuatro y ocho minutos, se dirigió al edificio. del

Congreso, acompañado por el general^ Prieto, antiguo mando de la Guardia Civil,

que también permaneció toda la madrugada en el Palace. Pocos minutos más tarde,

el general Aramburu regresó al hotel, lo que rizo suponer que el general Prieto

había penetrado" en el edificio del Congreso, posiblemente para negociar con el

teniente coronel Tejero.

• 4,30 (MADRUGADA): SE PENSÓ EN UNA ACTUACIÓN MILITAR

Parece indudable que se había planeado la posibilidad de una intervención

militar en el Congreso para poner fin al cerco.

A las cuatro treinta de la madrugada, e! jefe del Estado Mayor de la Policía

Nacional afirmó que no se podía precisar una hora determinada para una acción de

este tipo.

Negó que la Policía Nacional hubiera colaborado con la Guardia Civil.

• 4,15: TEJERO QUERÍA DISOLVER EL PARLAMENTO

A esta hora, el antiguo director de «El Imparcial», el periodista Josep Pía,

amigo personal del teniente coronel Tejero, comunicó, en una entrevista radiada

por la SER, que había hablado por teléfono con el teniente coronel de la Guardia

Civil quien, entre otras cosas, le había dicho:

He hablado durante hora y medía con e general Armada para explicarle b que

quiero disolución inmediata del Parlamento y formación de una Junta militar de

Gobierno que mande el país y que acabe con el terrorismo.

• 6,35 (MADRUGADA): «SERENIDAD Y CANSANCIO» DENTRO

Un miembro de la Cruz Roja Española que en virtud de su función humanitaria pudo

penetrar varias veces en el edificio del Congreso de los Diputados, manifestó a

esta hora de la madrugada:

—En el interior del hemiciclo el ambiente es de serenidad, pero se nota que

todos los diputados están cansados.

• 7,50: TEJERO LLAMA AL GENERAL ARMADA

El general Prieto manifestó poco antes de las ocho de la mañana:

—En mi última entrada en el Congreso logré hablar con Tejero. Me pidió que

llamase al general Armada, porque estaba dispuesto a negociar.

Pero en ese momento recibió un télex, al parecer del teniente general Miláns del

Bosch, y desistió de su propósito.

• 9,30: FRAGA SE ENFRENTO CON LOS SECUESTRADORES

Poco después de las nueve y media, el diputado de Alianza Popular don Manuel

Fraga Iribarne, se -levantó de su escaño.y manifestó en voz alta:

—Quiero salir de aquí, porque esto es un atentado conlra la democracia.

Estas palabras fueron acogidas por los diputados con gritos de «¡Viva España! y

¡Viva la democracia!»

El teniente coronel Tejero, al enterarse, entró en el hemiciclo y ordenó a Fraga

que se sentara en su escaño. Como el líder de AP, se negara, fue sacado

violentamente del hemiciclo.

• 9,50: SE ENTREGAN GUARDIAS CIVILES

Poco antes de las diez de la mañana, y tras la llegada a la zona del Congreso de

fuerzas de la Policía Nacional a caballo, once números de la Guardia Civil que

habían participado en la toma del Parlamento decidieron entregarse.

• 10,00: SALEN LAS PRIMERAS DIPUTADAS

Tras la rendición y entrega de los primeros guardias´ civiles, la situación

cambió bruscamente y los acontecimientos se precipitaron: alrededor de las diez

salieron a la calle ocho diputadas.

• 10,15: SE ENTREGAN OTROS VEINTE GUARDIAS

A las diez y cuarto, aproximadamente, otros veinte guardias civiles abandonaron

el Congreso por una de las ventanas de la sala de Prensa, que se encuentra

situada en la planta baja del nuevo edificio del Congreso.

• 12,05: SE PRODUCE LA LIBERACIÓN

A partir de esta hora, en orden y sin prisas, ya que el presidente, don

Landelino Lavilla, dispuso que el desalojo de hemiciclo se realizara por filas,

comenzaron a salir a la calle los diputados.

Algunos diputados manifestaron que al salir se habían cruzado con el teniente

coronel Tejero, que les había dicho:

—Ustedes, tranquilos. Ya pueden marcharse. Yo ahora tendré que apechugar con

treinta o cuarenta años de cárcel...

A las dos de la tarde, la normalidad era total en las inmediaciones del Congreso

de los Diputados.

 

< Volver