Los altos cargos le tributaron una gran ovación. 
 Laína dirigió con pulso firme la Comisión de Gobierno     
 
 ABC.    25/02/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los altos cargos le tributaron una gran ovación

Laina dirigió con pulso firme la Comisión de Gobierno

MADRID. Francisco Laina, director general de la Seguridad del Estado, actuó

durante la larga noche de la ocupación del Congreso de los Diputados como un

auténtico ¡efe de Gobierno.

Mientras los parlamentarios y miembros del Ejecutivo en funciones soportaban la

tensión y´el cerco de, silencio establecido por los golpistas, Francisco Laina

coordinó, con entereza y serenidad sin fisuras, la labor de la Comisión

Permanente de secretarios de Estado-y subsecretarios, que se había constituido

en el Ministerio del Interior por orden directa de Su Majestad el Rey.

Todos los observadores políticos coinciden en elogiar la extraordinaria

actuación de francisco Laina en unos momentos en que lo más fácil era peder los

nervios. Tanto la labor del director general de la Seguridad del Estado como la

del resto de los altos cargos de la nación ha contribuido poderosamente a que la

situación en todo el territorio nacional fuera de absoluta calma, y el dramático

asedio de los golpistas terminara resolviéndose satisfactoriamente.

La afortunada labor de la Comisión Permanente de Gobierno, dirigida por

Francisco Laina, hizo

posible que en ningún momento se produjera el más mínimo vacío de Poder

ejecutivo. Los secretarios de Estado y subsecretarios tributaron una cerrada

ovación al señor Laina, nada

más conocerse la liberación del Congreso. Un reconocimiento, un aplauso, sin

duda merecidos.

El GENERAL ARAMBURU: «SON GUARDIAS Y LO SIENTO MUCHO».

El general Aramburu Topete, director general de la Guardia Civil, ha declarado:

«Me siento muy contento de cómo ha terminado todo esto, pero como director de la

Guardia Civil no me puedo sentir satisfecho del comportamiento de estos hombres.

Son guardias, y por eso lo siento mucho.»

Preguntado si había hablado con el teniente coronel Tejero en el momento de la

rendición, el señor Aramburu respondió negativamente.

MIÉRCOLES 252-81

 

< Volver