Por decisión del Consejo de Ministros. 
 Milans del Bosch, arrestado     
 
 ABC.    25/02/1981.  Página: 1,6. Páginas: 2. Párrafos: 34. 

Miláns del Bosch, arrestado

El Consejo de Ministros, reunido ayer en el Palacio de

la Moncloa, bajo la presidencia de Adolfo Suárez, dispuso

el cese del capitán general de la III Región Militar,

don Jaime Miláns del Bosch, que se encuentra

arrestado por su participación en los hechos de los

pasados días 23 y 24 y su reiterada desobediencia

a las órdenes recibidas. Asimismo, el Consejo

de Ministros ha nombrado para desempeñar dicha Capitanía General al teniente

general don Antonio Pascual Calmes, titular hasta ahora de la Capitanía General

de la IV Región, y para ésta al teniente general don Ricardo Arozarena Girón,

director del Ceseden. Asimismo, se reunió ayer por la tarde la Junta de Defensa

Nacional, bajo la presidencia de Su Majestad el Rey.

EN BUSCA DE COMPLICIDADES

La Secretaría de Estado para la Información facilitó la siguiente nota:

«Finalizado esta mañana´ el secuestro de los diputados y miembros del Gobierno

en funciones, se celebró una reunión del Consejo de Ministros bajo la

presidencia de don Adolfo Suárez González.

Previamente, el presidente en funciones fue recibido en audiencia por Su

Majestad el Rey en su residencia del Palacio de la Zarzuela.

La reunióa extraordinaria del Consejo de Ministros se inició con un informe del

presidente del Gobierno, en el que puso de relieve la serenidad y firmeza de Su

Majestad el Rey con ocasión de los recientes acontecimientos, haciendo constar

la gratitud de todos hacia su persona. Por otra parte, el presidente del

Gobierno informó sobre las reacciones registradas en otros sectores.

Seguidamente, el director de la Seguridad del Estado, don Francisco Laína, hizo

una exposición detallada de los acontecimientos registrados con ocasión del

asalto al Palacio del Congreso de los Diputados, teniendo en cuenta el obligado

aislamiento a que fueron sometidos los miembros de la Cámara y del Gobierno.

El Consejo de Ministros adoptó las siguientes decisiones:

1. A popuesta del mando militar, cesar al capitán general de la III Región

Militar, teniente general don Jaime Miláns del Bosch y Usía —que se encuentra

arrestado—, por desobediencia reiterada a las órdenes recibidas

y por su actuación en relación con los hechos registrados los días 23 y 24 del

mes en curso.

2. Nombrar capitán general de la III Región Militar al hasta ahora titular de

la IV Región Militar, teniente general don Antonio Pascual Calmes.

3. Nombrar capitán general de la IV Región Militar al teniente general don

Ricardo Arozarena Girón, hasta ahora director del Centro Superior de Estudios de

la Defensa Nacional.

Independientemente de la celebración del Consejo de Ministros, se ha conocido

que los jefes, oficiales, suboficiales y clases de tropa implicados en el asalto

al Congreso de los Diputados han pasado a disposición de la autoridad judicial

de la I Región Militar, habiéndose nombrado el juez correspondiente.

Al mismo tiempo se ha abierto la oportuna investigación con objeto de aclarar

las responsabilidades en que se hubiese incurrido por acción u omisión en

relación con los referidos hechos.»

LA JUNTA DE DEFENSA NACIONAL, REUNIDA CON EL REY

La Secretaría de Estado para la Información ha hecho pública anoche la siguiente

nota:

«Bajo la presidencia de Su Majestad el Rey, la Junta de Defensa Nacional ha

celebrado reunión esta tarde en el Palacio de la Zarzuela. Estuvieron presentes

el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez; el vicepresidente primero para

Asuntos de la Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado; los ministros de

Defensa e Interior, señores Rodríguez Sahagún y Rosón Pérez; el presidente de la

Junta de Jefes de Estado Mayor, teniente general Ignacio Alfaro Arregui; jefes

de Estado Mayor de los Ejércitos de Tierra, Aire y de la Armada, tenientes

generales José Gabeiras, Emiliano Alfaro Arregui y almirante Luis Arévalo

Pelluz; el director de la Seguridad del Estado, Francisco Laína, y los capitanes

generales de la I Región Militar de los tres Ejércitos, tenientes generales

Quintana y López Sáez y almirante Rey-Díaz.

Al comienzo de la reunión, el presidente del Gobierno en funciones destacó la

labor constante de Su Majestad el Rey al frente de la Jefatura del Estado,

poniendo especial énfasis en el agradecimiento de todos por su actuación en

relación con los acontecimientos registrados los días 23 y 24 del mes en curso.

Posteriormente se analizaron los acontecimientos derivados del asalto al

Congreso >le los Diputados, así como las reacciones registradas «en la III

Región Militar y en otros medios, haciéndose una valoración detenida de la

situación y de las medidas a aplicar.

Los asistentes pusieron de relieve la ejemplar reacción de los mandos militares,

su lealtad al Rey y la eficaz cooperación registrada entre la Junta de Jefes de

Estado Mayor, la Dirección de la Seguridad del Estado y de otros organismos de

la Administración.»

PREOCUPAN LAS POSIBLES COMPLICIDADES

MADRID. La liberación y la rendición negociada del teniente coronel Antonio

Tejero supusieron ayer un gran alivio a la tensión a la que estuvo sometido el

país durante casi dieciocho horas. Una vez resuelto de forma satisfactoria el

que se ha denominado «incidente del Congreso», y normalizada la situación

política y de los secuestrados —Gobierno en funciones y Pleno del Congreso de

los Diputados—, empiezan a ocupar un primer lugar en las preocupaciones de las

autoridades nacionales las posibles implicaciones y complicidades, por acción u

omisión, en el intento de golpe de Estado. En la tarde de ayer, un portavoz

autorizado de la Capitanía General de la III Región Militar afirmó «que el

capitán general Jaime Miláns del Bosch no tiene nada que ver con lo que ha hecho

el teniente coronel Tejero en el Congreso de los Diputados. El teniente general

—se añade—

Ha sido detenido un comandante del Ejército

Se especula con posibles complicidades

(Viene de la página 1)

ha actuado conforme a su conciencia y el bien de los pueblos de su jurisdicción,

tal como explicó en los comunicados oficiales y según ha dado cuenta a sus

superiores. Todas, las involucraciones que se le quieren hacer en relación con

lo de Madrid son falsas»

«Puedo asegurar —afirma finalmente— que no es cierto que Tejero entrase a la

fuerza en el Congreso de los Diputados por orden del capitán general de la

Tercera Región Militar.»

GRABADAS LAS CONVERSACIONES TELEFÓNICAS.—La impresión generalizada de que el

teniente coronel Tejero trataba de ganar tiempo y esperaba «algo» mientras

mantenía ocupado el Palacio de las Cortes, guardando como rehenes al Gobierno y

a los diputados, parece tener su confirmación en las grabaciones de las

conversaciones telefónicas que mantuvo con diversas personas, entre otras,

miembros de su familia. De esas conversaciones, grabadas gracias a la decisión

de la Permanente de Secretarios de intervenir todos los teléfonos, parece

desprenderse que existían complicaciones y que se esperaba una intervención

exterior que consolidara el golpe de mano dado por el teniente coronel Tejero.

El dirigente de los sublevados del Congreso habló telefónicamente con un general

de Valencia y con su hija, quien le rogó que abandonase y volviese a casa,

porque «papá, te han dejado solo; incluso tus dos amigos te han abandonado».

La tarde de ayer tuvo un marcado signo militar, coincidiendo o paralelamente a

la reunión del Consejo de Ministros o a la «cumbre» política en el Palacio de la

Zarzuela. Inmediatamente después de la liberación de los diputados y del

Gobierno —a la una de la tarde—, el subsecretario del Ministerio de Defensa,

vicealmirante Ángel Liberal, llegaba a la sede del cuartel general de la Junta

de Estado Mayor, donde se reunió durante algunos minutos con los jefes de Estado

Mayor. Momentos después, el presidente de la Junta, José Alfaro Arregui,

abandonaba la sede, mientras que el vicealmirante Ángel Liberal se trasladaba a

otra dependencia. Este, a preguntas de Europa Press, señaló que no tenía nada

que declarar y que en ese momento vestía de paisano.

Poco después abandonaba la Junta el almirante Arévalo Pelluz, jefe del Estado

Mayor de la Armada. La Junta de Jefes de Estado Mayor había permanecido reunida

desde las nueve y media de la mañana.

Por otro lado, y en contraste con la gran reserva mantenida el lunes, ayer se

hicieron públicas las manifestaciones de altos mandos militares indicativas de

su lealtad al Rey y a la Constitución. En ese sentido, se manifestó el capitán

general de la IV Región Militar, teniente general Antonio Pascual Calmes, quien

afirmó que, a raíz de los sucesos iniciados en Madrid, «quiero manifestar que,

desde el primer momento, esta Capitanía General se atuvo al leal cumplimiento de

su deber de acuerdo con los principios de la Constitución».

Se señala a continuación que se mantuvo contacto directo con la actuación del

general jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor por mediación del general Jefe

de Estado Mayor y de Su Majestad el Rey, y que se adoptaron las medidas de

seguridad previstas en estos casos que ordenó la cadena de mando militar, sin

que hubiera dudas acerca de la conducta a seguir, asegurando en todo momento la

misión del Ejército en tiempos de paz.

También, según informan fuentes solventes, el capitán general de la I Región

Militar, teniente general Quintana Lacacci, permaneció durante toda la tarde del

lunes en su despacho de Madrid, informado de los acontecimientos que se

producían en el Congreso de los Diputados.

Las mismas fuentes recuerdan la intervención del capitán general en el proceso

de la «Operación Galaxia», y su disentimiento de la sentencia del Consejo de

Guerra seguido contra el teniente coronel Tejero, en el sentido de agravar la

pena que les fue impuesta a los implicados.

TEMAS DE CARÁCTER RESERVADO.—Precisamente ayer el teniente general Quintana

Lacacci estuvo presente en la reunión de la Junta de Defensa, junto al capitán

general de la I Región Aérea, el almirante de la Jurisdicción Central de la

Armada y el director de Seguridad del Estado, a pesar de que ninguno de ellos

forman parte de la Junta. Al término de la reunión, el ministro del Interior en

funciones manifestó que no va a haber información alguna sobre lo tratado, ya

que todos los temas tienen carácter reservado.

Finalmente, y dentro de la intensa actividad desarrollada ayer por los mandos

militares, cabe reseñar que el comandante de Infantería Ricardo Pardo Zancada,

que penetró en el Congreso de los Diputados al frente de efectivos de la Policía

Militar y que, después de conversar con Tejedor, decidió permanecer dentro del

edificio, mientras que las fuerzas quedaban prácticamente sin mando. El

comandante Pardo Zancada tiene cuarenta y seis años; está casado, con nueve

hijos; es diplomado de Estado Mayor, periodista y especialista en cifra y carros

de combate.

Por su parte, la agencia France Press anunciaba anoche la posibilidad de que las

detenciones alcanzan a una quincena de oficiales y suboficiales de la Guardia

Civil, además del comandante del Ejército ya citado.

ENTREVISTA MILANS DEL BOSCH-GABEIRAS

El teniente general Miláns del Bosch se ha reunido con el jefe del Estado Mayor

del Ejército de Tierra, teniente general Gabeiras Montero, según informa Efe.

La reunión se celebró en el Cuartel General del Ejército, Palacio de Buenavista.

El presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUNJEM), teniente general

Alfaro Arregui, quien en primer lugar conversó con Miláns del Bosch, abandonó el

Palacio de Buenavista para regresar a la sede de la JUNJEM, en la calle

Vitrubio.

Por otra parte, según informaciones de la agencia Efe, han sido arrestados en

las últimas horas diversos oficiales de la División Acorazada Brúñete, entre

ellos el comandante y el capitán que mandaban las fuerzas de la Policía Militar

que penetraron en el edificio del Congreso y que, después de conversar con

Tejero, decidieron permanecer dentro del edificio, mientras que las fuerzas

quedaban prácticamente sin mando. Se trata del comandante Ricardo Pardo Zancada,

de cuarenta y seis años, casado, y padre de nueve hijos, diplomado de Estado

Mayor, periodista y especialista en cifra y carros de combate. El capitán es

José Alvarez Arenas Pardiñas, que mandaba la compañía de Policía Militar. Tiene

veintiocho años y acaba de ser ascendido a capitán.

ABC pudo saber ayer que el lunes 23, a las cinco de la tarde, hora y media antes

de la acción del teniente coronel Tejero, fueron acuarteladas las fuerzas del

Regimiento de Infantería Saboya, con base en Leganés, perteneciente a la

División Acorazada Brúñete. Después del toque del general se suspendieron los

pases de la tropa, quedando ésta acuartelada hasta las siete de la tarde de ayer

martes.

 

< Volver