Autor: Siquera, Antonio. 
 Intentó asaltar el Gobierno Militar de Madrid el 23-F. 
 La autoridad judicial investiga al coronel Ricardo Garchitorena     
 
 Diario 16.    13/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Intentó asaltar el Gobierno Militar de Madrid el 23-F

La autoridad judicial investiga al coronel Ricardo Garchitorena

La autoridad judicial abrió diligencias previas a los pocos días del fallido

golpe del 23 de febrero sobre la actuacion del coronel Ricardo Garchitorena, que

según publicó DIARIO 16 intentó asaltar el Gobierno Militar de Madrid,

acompañado de dos paisanos.

Antonio SIQUERA

Madrid — El coronel de Infantería, Ricardo Garchitorena Zálba, esté siendo

objeto de investigación judicial tras su actuación el lunes 23 de febrero en el

! Gobierno Militar de Madrid.

Según adelantó en excluIsiva DIARIO 16, al dia siguiente del golpe militar, el

coronel Garchitorena intentó controlar el Gobierno Militar de Madrid, junto con

dos paisanos. La firme actitud del entonces gobernador militar, general de

división Rafael Allende Salazar evitó que la acción del coronel se viese

coronada por el éxito.

El general Allende Salazar redujo, pistola en mano, al coronel y sus

acompañantes y avisó a la Policía Militar. Los dos paisanos se negaron a ser

encarcelados y a declarar sin la presencia de abogados, extremo que garantiza la

Constitución. Al parecer, les fue tomada nota del Documento Nacional de

Identidad.

Posteriormente, el general Allende Salazar fue destinado a Lérida, al frente de

la División Urgel número 4, y como gobernador militar de la plaza, cargo que

hasta hace unas semanas ocupó el general Armada.

La noticia adelantada por DIARIO 16 fue desmentida días más tarde por un corto

despacho de la agencia Efe.

En medios políticos existe cierta perplejidad ante el hecho de que desde que fue

nombrado el nuevo Gobierno no se ha procedido a la detención de nadie más.

Fuentes consultadas por este periódico señalaron que se puede asistir a una

especie de «Operación Fuenteovejuna», es decir, a desencadenar una serie de

adhesiones entre elementos reaccionarios de «todos somos culpables» que, además

de no corresponderse con la realidad, suponga la difuminación de los implicados

más directamente.

Rumores

Otro aspecto inquietante de los últimos acontecimientos es la propagación de

rumores en la que coinciden grupos de extrema derecha y extrema izquierda sobre

un posible y próximo golpe militar. Así se volvió a hablar de golpe el último

fin de semana y se rumorea que en las fechas posteriores al 19 de marzo,

festividad de San José, pueda «ocurrir algo».

En este sentido, DIARIO 16 pudo saber que esas fechas son las previstas para el

regreso de algunas unidades de guarnición en Madrid y otras provincias qué

actualmente realizan maniobras en Chinchilla, por los que los profesionales del

rumor, «que ahora actúan con tanto interés» —dijeron las fuentes consultadas por

DIARIO 16-, pueden aprovechar esa circunstancia.

Los días pasados y las investigaciones llevadas a cabo van arrojando alguna luz

sobre ciertos oscuros

REAL DECRETO 3/1979, de 4 de enero, por el que se nombra subinspector de Tropas

y Servicios de la I Región Militar y gobernador militar de la plaza y provincia

de Madrid al general de División del Ejército, grupo «Mando de Armas», don

Rafael Allendesalazar Urbina.

Vengo en nombrar subinspector de Tropas y Servicios de la I Región Militar y

gobernador militar de la plaza y provincia de Madrid al general de División de!

Ejército grupo «Mando de Armas» don Rafael Allendesalazar Urbina, cesando en la

situación de disponible.

Dado en La Baqueira a cuatro de enero de mil novecientos setenta y nueve.

JUAN CARLOS.

MANUEL GUTIÉRREZ MELLADO.

El ministro de Defensa, acontecimientos, como el posible papel que haya podido

jugar el último piso de una entidad bancaria de Madrid, con sede en la Gran Vía.

A ese último piso no pueden acceder los empleados y desde él se podía haber

dirigido importantes acciones previas al golpe. Allí, según las fuentes

consultadas por este periódico, algún área concreta de servicios de información

podría tener instalado un importante centro de operaciones.

Torrejón

Pero los interrogantes no paran ahí. Las investigaciones llevadas a cabo

tropiezan con muchos, como, por ejemplo, la casualidad de que los aviadores

americanos de la base de Torrejón estuvieran en una especie de alerta el fin de

semana anterior al golpe, o bien, la tardanza en responder por parte del

Departamento de Estado americano ante la conflictiva situación de España en

aquellas fechas.

La disculpa de la diferencia de horario no conveuce a nadie, entre otras cosas

porque cuando en Madrid eran las diez de la noche del lunes 23 de febrero, en

Washington eran las cuatro de la tarde.

Por otra parte, la lectura del informe del general Gabeiras en las unidades

explicando, a través de una nota confidencial, sobre los acontecimientos del 23

y 24 de febrero, ha provocado algunos incidentes.

Armada

La nota informativa es absolutamente aséptica, y sin ningún tipo de valoración,

pero los comentarios de algunos jefes tras su lectura provocaron ´que oficiales

constitucionalistas manifestaran su desacuerdo.

Por otra parte y respecto al procesamiento del general Armada, el defensor de

alguno de los procesados comentó, en conversación privada,, que ese hecho les

beneficia, porque el general, si lo cuenta todo, podría desestabilizar y no es

pensable en estos momentos que el poder asuma lo que puede significar un enfren.

tamiento con las Fuerzas Armadas.

En todo caso las investigaciones del juez especial nombrado para todo el

territorio nacional, José María García Escudero, siguen adelante y se esperan

para dentro de poco tiempo sus conclusiones respecto a los generales de división

Luis Torres Rojas y León Pizarra, quienes continúan arrestados pero contra los

que, todavía, no se ha dictado auto de procesamiento.

 

< Volver