Según el general Salas Larrazábal. 
 Todos los implicados deben ser separados del Ejército     
 
 Diario 16.    13/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Según el general Salas Larrazábal

Todos los implicados deben ser separados del Ejército

Madrid — «Creemos que ni uno solo de los participantes en el golpe del 23 de

febrero debe permanecer en las filas militares, cualquiera que sea el grado de

su responsabilidad personal», escribía ayer en el diario «Ya» el historiador y

general del Ejército del Aire Ramón Salas Larrazábal.

La experiencia demuestra, razona Salas, que, cuando regresaron al Ejército,

todos los protagonistas de anteriores rebeliones, sediciones o conjuras,

«llevaban consigo, aunque no lo quisieran, el morbo de la insubordinación, la

indisciplina y la desunión».

«Los ejemplos —añade— podrían prodigarse, pero creo que no es necesario. Baste

con el del teniente coronel´Tejero.»

Medida tan grave como es la separación del servir ció, concluye el general Salas

Larrazábal, no puede imponerse más qué con-«un reglamento eficaz de disciplina y

con una firme voluntad de defensa de aplicarlo».

Templa gaitas

Ramón Salas Larrazábal, hermano del teniente general y militar él mismo en la

reserva, que tuvo mando de tropa y desempeñó cargos de confianza en el Ejército

del Aire, dedica en su artículo claros reproches al absentismo del Gobierno en

el estamento militar.

Las Fuerzas Armadas, razona, necesita recibir órdenes y cumplirlas.´ Quien,

tiene que ordenar. es, el Gobierno, y, en su nombre, el ministro de Defensa..

«El titular de ese puesto -prosigue—, en mi opinión, se ha limitado a templar

gaitas, a contemporizar con los altos mandos de las distintas ramas del

servicio, dejándoles un protagonismo que le correspondía.»

«Se ha creado un vacío de mando —dice más adelante—, que ha permitido el que

otro u otros lo ocupen, o traten de hacerlo, y no sólo en la esfera militar,

pues esta sensación de desgobierno, de ausencia de gobierno ha sido,

desgraciadamente, general:»

 

< Volver