Almuerzo en el Club Siglo XXI. 
 Señor Areilza: Yo iría con Fraga a todas partes     
 
 Informaciones.    24/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ALMUERZO EN EL CLUB SIGLO XXI

Señor Areilza: «Yo iría con Fraga a todas partes»

MADRID, 24. (INFORMACIONES.)—«Yo iría con Fraga a todas partes, por no decir a cualquier sitio»,

manifestó ayer don José María de Areilza durante el almuerzo ofrecido por el Club Siglo XXI a don

Manuel Fraga Iribarne. embajador de España en Londres.

Con estas palabras, escuchadas atentamente por unos 250 comensales, el señor Areilza ha despejado una

de las incógnitas que existían en torno a la posibilidad de organizar, con vistas a las asociaciones

políticas, una coalición de tres significadas personalidades del Régimen. El nombre que completa la

relación es el de don Federico Silva Muñoz, ex ministro de Obras Públicas y actualmente presidente de

Campsa.

Durante su breve discurso en el Club Siglo XXI, el señor Areilza, que fue largamente aplaudido, recalcó

su actitud de entendimiento con el señor Fraga, de quien dijo que admira «el talante y el talento».

El señor Silva no se hallaba presente, pero sí uno de sus más directos colaboradores, don Alfonso Osorio,

quien subrayó la necesidad de aunar esfuerzos, aunque sin liderazgos previos.

Otra adhesión potencial que se perfilaría sería la expresada por don Salvador Serrats, vicepresidente de

A.N.E.P.A., quien expresó la necesidad de que el señor Fraga se encuentre en España para afrontar la

actual coyuntura histórica. Recordó que el ex ministro es miembro de la asociación antes citada, la cual,

como es sabido, prepara su transformación en asociación política.

El acto de ayer fue más concurrido de lo que se presumía, pues a última hora fue preciso habilitar mesas

para cien invitados más En la mesa presidencial, el señor Fraga estaba rodeado por los ministros de

Educación e Información y Turismo, señores Martínez Esteruelas y Herrera, respectivamente. Frente al

homenajeado tomaban asiento los titulares de Obras Públicas y Vivienda, señores Valdés y Rodríguez de

Miguel, respectivamente. Se encontraban también el vicesecretario del Movimiento, señor García

Rodríguez-Acosta, antiguo colaborador suyo; el presidente del Instituto de Estudios Políticos, don Jesús

Fueyo; los ex ministros señores Cabanillas, Garicano, Nieto Antúnez, solís y Fontana. Asimismo se

advertía la presencia del teniente general Cabanillas Prósper.

El homenaje fue ofrecido por don Gonzalo Lacalle Ledoup. Inmediatamente se iniciaron los discursos. El

señor Fraga Iribarne se confesó contento de sus contactos, a los que calificó de bastante satisfactorios.

Señaló el ex ministro la inevitabilidad de la evolución del Régimen y el compromiso personal que él

admite en el sentido de presentar su, candidatura al servicio del Estado. No aclaró él asunto de su

cualición política con los señores Areilza y Silva, de cara al juego asociativo, por entender que merece un

respeto las personas implicadas en tan delicada operación.

MAÑANA, REUNIÓN TRIPARTITA

En relación con este tema se sabe que para mañana está prevista, la reunión conjunta Fraga-Silva-Areilza.

Durante su intervención oratoria el embajador de España en Londres, a .parte de señalar la estrechez del

cauce asociativo recientemente aprobado, manifestó que no tomará ninguna decisión formal hasta la

segunda quincena de febrero.

Además de los señores Fraga-Areilza, Osorio y Serrata, hicieron uso de la palabra, entre otros, los señores

Solís («el marco asociativo es estrecho pero también lo fue fe ley sindical de los años 40 y se supo sacar

partido de ella»), Garicano («aunque es preciso dar peso a la juventud, harían bien en jugar dentro del

actual marco asociativo los hombres que deben hacerlo»), Ballallin, Velo Antelo (quien se autopresentó

como «Ramón Bonifaz», firma seudónima de Nuevo Diario») y Duran Sacristán.

El señor Fraga prosiguió ayer su programa de contactos. En su lista han figurado los señores Sánchez

Terán, Ortí Bordas y Ruiz-Giménez. Hoy estaban previstas entrevistas con los «tácitos» y los «anepas».

 

< Volver